Francisco López Barrrios presenta en el Centro Artístico ‘Yo soy todos los besos que nunca pude darte’

«En Granada siempre he tenido suerte con estas cosas. Mi última intervención pública fue en un homenaje organizado a mi tía Purita Barrios, actriz de teatro, en la que se llenó el Centro Artístico y hubo que poner sillas. Espero que se repita otra vez, si no es por mí, al menos porque viene Antonio Hernández, gran poeta andaluz de nuestros días que tiene el Premio Nacional de la Crítica y el de Literatura», comenta al tiempo que añade que también actuará el dúo musical que lleva el nombre de su ilustre antepasado, primo hermano de su abuelo, el compositor y guitarrista, Ángel Barrios, quien además fue uno de los fundadores del Centro Artístico por lo que considera que este espacio es el idóneo para la presentación de su libro «por razones personales, familiares y emocionales».

francisco-lopez-barrios-2Tierra granadina que se nota añora, pues desde unos cuatro años reside permanentemente en Mojácar (Almería), después de muchos en Madrid, algunos en Granada, durante la década de los 80, cuando puso en marcha el primer suplemento cultural de la historia del periodismo andaluz, concretamente ‘Cuadernos del Mediodía, del ‘Diario de Granada’, lo que le permitió estar en la vanguardia de la cultura granadina y codearse con autores como Caballero Bonald, Grosso, Muñoz Molina,… Cuando le consultamos acerca de las cosas de las que se siente más orgulloso responde sin titubear que «de haber participado en las organizaciones que buscaban la democracia para este país. También, estoy muy satisfecho con el libro ‘Mágica ceremonia’, publicado hace dos años en Huerga y Fierro, que es «una defensa cerrada de la cultura grecolatina, mediterránea, frente a la cultura anglosajona, utilizando las corridas de toros como algo simbólico», que le ha costado insultos y gritos en las presentaciones y hasta persecuciones por parte de los animalistas.

Respecto a la inspiración señala que todos los grandes a los que ha tratado tenían una disciplina estricta pues «escribir exige una soledad y disciplina tremenda, por eso las cosas hay que planteárselas previamente y en estos dos textos hay una aproximación a la narrativa pura y una mezcla de esta y teatro». En cuanto a los contenidos también aclara que habrá gente a la que le resulte chocante e incluso que no le gustará pues hay un torero asesino y un tipo que comete incesto, pues entiende que «las emociones conducen normalmente al disparate. Aunque no lo parece este libro es una crítica a ciertas posturas ultra liberales que se ven y se viven y que llevan a la destrucción de sus protagonistas». Así, el primer relato, ‘Cubanito’ se inicia en La Habana y termina en nuestra tierra andaluza, concretamente en Málaga, y tiene un pequeño engarce con el segundo cuento en el que los protagonistas que son granadinos y viven en Granada son un policía y un psiquiatra que probablemente incluya en algún otro relato de los que está escribiendo actualmente.

francisco-lopez-barrios-3Prosa brillante

Málaga y Granada han tenido un gran protagonismo en su vida, especialmente la plaza Bibrambla, el Albaicín y las playas del Palo, por eso forman parte de estas historias, la primera de ella protagonizada por un torero que por la edad no puede enamorar a las jovencitas como él quisiera. «He vivido el mundo del toreo por dentro y he viajado con toreros, de alguna manera he seguido la tradición familiar pues mi abuelo Emilio Barrios Talavera fue crítico taurino y Ángel Barrios puso música a un corto titulado ‘Tauromaquia’». A ello se añade haber dedicado cerca de 300 páginas al mundo de los toros lo que sin lugar a dudas le ha servido para la composición de este relato. Respecto al segundo que da título al libro explica que es posible que tenga algo del Interlocutor, uno de los protagonistas, pero también de su oponente, uno policía y otro psiquiatra, pues «los dos son dos caras de la psique del autor. Lo importante de este relato es una frase que piensa el protagonista, un chico joven despistado, que no acaba de encontrar su sitio, que tiene una relación incestuosa con la madre que le ha quedado en el subconsciente, lo que le irá modificando la vida y produciendo una serie de problemas y que hace que lo que él cree un ejercicio de libertad por los tabúes y códigos morales le irá descubriendo que está equivocado lo que hará que esa libertad disparatada le conduzca a la soledad y a la muerte».

Trama más enrevesada que la del primer relato en el que mezcla varios asuntos pues al central que se inicia en los años 50 en Marruecos, se van añadiendo otras vivencias en Madrid para recalar en Málaga donde se encuentra con su hija y finalmente en el Albaicín granadino, lugar donde encontrará «una cierta tranquilidad porque en esa peripecia humana se produce el descubrimiento final de los errores. En el Albaicín se cierra la historia de este chico que ha ido dado tumbos». A estos dos relatos se añade un doble apéndice con un fragmento de la vida del protagonista en el que se resumen las tesis de los dos cuentos. Todo ello en una prosa que Caballero Bonald, ha calificado de «eficiente, brillante y hermosa» lo que agradece al tiempo que se manifiesta ser «un escritor marginal que se mueve fuera del mundo literario».

Título:Yo soy todos los besos que nunca pude darte
Autor: Francisco López Barrios
Editorial: Dauro
Precio: 15 euros
Páginas: 170 
Presentación: Viernes, 20 de noviembre, en el Centro Artístico donde le acompañará el Premio Nacional de Literatura, Antonio Hernández (20 h).

OIR AUDIO DE LA ENTREVISTA:

fracncisco-lopez-barrios-3

 

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *