Los orientadores granadinos celebraron su XII Convivencia Anual en Huéscar

 

El sábado 9 de junio de 2018, la Asociación de Orientadores de Granada, con representación en Jaén y Almería, celebró su XII Convivencia Anual. Remedios Durán Benítez, orientadora del EOE de Iznalloz colaboró en la organización de la visita a la población del altiplano granadino.

Tras un buen desayuno en una de las plazas del pueblo comenzamos la visita guiada por la localidad de Huéscar que se encuentra ubica a orillas del río Barbatas y al amparo de la sierra de la Encantada. Urbanísticamente destacan sus casas señoriales, que aún conservan los blasones con los escudos nobiliarios en sus fachadas. Otros lugares de interés son la sierra de La Sagra, el parque Rodríguez Penalva —uno de los más grandes en extensión de toda Granada.

Pudimos visitar el Ayuntamiento de la localidad del que se tiene conocimiento del mismo desde el siglo XVI, en el que fuimos recibidos por la concejala de Cultura del mismo.
El Ayuntamiento sigue conservando sus artesonados originales, tanto en la entrada como en el salón de plenos. En dicho salón, en unas vitrinas se encuentran las mazas de plata del año 1640 y las vestiduras de los maceros que las portaban.

A la salida del Ayuntamiento nos dirigimos hacia la Colegiata de Santa María construida en el siglo XVI y en el que se pueden apreciar estilos gótico, renacentista y plateresco. Destaca en su interior las grandes columnas corintias casi catedralicias y un coro que guarda semejanzas con el de la catedral de Toledo.

Seguimos el paseo por la plaza Mayor donde se encuentra el kiosco de música del año 1932 hacia la calle donde se encuentra la casa de los Penalva. Es un valioso exponente del modernismo andaluz con gran influencia de Gaudí por una primorosa decoración vegetal realizada en 1925 y en cuyo interior se aúnan distintos estilos decorativos: árabe, rococó y modernista.

Callejeando por la localidad llegamos al Paseo de Santo Cristo, punto emblemático de la ciudad y entrada al barrio morisco por el Arco de Santo Cristo o Puerta del Sol antiguo recinto amurallado de la Huéscar nazarí. La mayor parte de lo que queda de la Alcazaba de Huéscar se encuentra en algunas partes dispersas de sus murallas y la reconstruida Torre del Homenaje de época árabe en cuya sillería se usaron lápidas mortuorias de antiguas necrópolis romanas. La Torre fue restaura por el arquitecto Antonio Jiménez de Torrecillas permitiendo subida y bajada por unas pasarelas de madera que permiten ver desde la parte elevada el barrio de las cuevas, las montañas más lejanas y los tejados e iglesias de la localidad.

Muy cerca de la Torre del Homenaje se encuentra el Pósito, posee dos pisos con accesos independientes, en la parte de abajo se encuentra la oficina de turismo de la localidad. En una de sus dependencias se encuentra el Museo José de Huéscar inaugurada el 30 de mayo de 2013. El legado del famoso dibujante se ha convertido en un reclamo cultural, ahí se expone gran parte de la obra del dibujante de “Rintintín”, “Hazañas bélicas”, “Alicia” o “Brigada secreta”. Completa la exposición algunos cuadros del “Far West” y algunos utensilios y mobiliario del dibujante.  Por último, visitamos el Museo de Interpretación del cordero segureño situado en el antiguo convento de los franciscanos construido en 1602 y rehabilitado por la escuela taller de la localidad.

Después del paseo por la localidad oscense pudimos disfrutar de un almuerzo en un restaurante de la localidad y tras este, por segundo año consecutivo, el Grupo de Teatro de ASOSGRA amenizó la sobremesa con una pequeña obra de teatro escrita y dirigida por María José Álvarez Guardia, orientadora del IES Jiménez de Quesada y vicepresidenta de Asosgra. “Cosiendo la vela” (Aquí podéis leerla) está basada en el cuadro de Sorolla con el mismo nombre y en cuya estampa costumbrista en un patio luminoso van apareciendo distintos personajes a los dan vida varios compañeros orientadores.

Tras la obra de teatro realizamos un merecido homenaje a algunos de los compañeros y compañeras de la asociación que este año se jubilan:
ROSA JULIÁN ROMERO (Orientadora del IES Severo Ochoa de Granada).
JOSÉ LUIS AUGUSTÍN MORALES (Orientador del IES Miguel De Cervantes de Granada).
ISALINA LÓPEZ VALLECILOS (Orientadora del IES Cartuja de Granada).

Se les hizo un merecido reconocimiento a su trayectoria personal y profesional. Varios compañeros y compañeras realizaron sendos discursos con palabras de agradecimiento y cariño hacia los que este año se jubilan por el trabajo realizado a lo largo de su vida como orientadores educativos. En uno de los discursos apareció el poema de José Saramago sobre la vejez, una lección de ilusión:

¿Qué cuántos años tengo? -¡Qué importa eso!
¡Tengo la edad que quiero y siento!
La edad en que puedo gritar sin miedo lo que pienso.
Hacer lo que deseo, sin miedo al fracaso o lo desconocido…
Pues tengo la experiencia de los años vividos
y la fuerza de la convicción de mis deseos.
¡Qué importa cuántos años tengo!
¡No quiero pensar en ello!
Pues unos dicen que ya soy viejo,
y otros “que estoy en el apogeo”.
Pero no es la edad que tengo, ni lo que la gente dice,
sino lo que mi corazón siente y mi cerebro dicte.
Tengo los años necesarios para gritar lo que pienso,
para hacer lo que quiero, para reconocer yerros viejos,
rectificar caminos y atesorar éxitos.
Ahora no tienen por qué decir: ¡Estás muy joven, no lo lograrás!…
¡Estás muy viejo, ya no podrás!…
Tengo la edad en que las cosas se miran con más calma,
pero con el interés de seguir creciendo.
Tengo los años en que los sueños,
se empiezan a acariciar con los dedos,
las ilusiones se convierten en esperanza.
Tengo los años en que el amor,
a veces es una loca llamarada,
ansiosa de consumirse en el fuego de una pasión deseada.
y otras… es un remanso de paz, como el atardecer en la playa…
¿Qué cuántos años tengo?
No necesito marcarlos con un número,
pues mis anhelos alcanzados,
mis triunfos obtenidos,
las lágrimas que por el camino derramé al ver mis ilusiones truncadas…
¡Valen mucho más que eso!
¡Qué importa si cumplo cincuenta, sesenta o más!
Pues lo que importa: ¡es la edad que siento!
Tengo los años que necesito para vivir libre y sin miedos.
Para seguir sin temor por el sendero,
pues llevo conmigo la experiencia adquirida
y la fuerza de mis anhelos
¿Qué cuántos años tengo?
¡Eso!… ¿A quién le importa?
Tengo los años necesarios para perder ya el miedo
y hacer lo que quiero y siento!!.
Qué importa cuántos años tengo.
o cuántos espero, si con los años que tengo,
¡Aprendí a querer lo necesario y a tomar, sólo lo bueno!
Cierro como siempre,… “y a seguir pataleando…, porque no hay de otra!

Como presidenta de la asociación de orientadores, pronuncié unas palabras de agradecimiento por su dedicación a lo largo de los años como orientadores e impuso a cada uno de ellos el pin de plata de la Asociación.

Un año más, un día magnifico para el reencuentro de compañeros en un ambiente relajado lleno de cultura y, este año, en una localidad llena de contrastes en plena naturaleza desértica muy cerca de importantes yacimiento arqueológicos .Carmen Patricia Díaz Pérez, Orientadora del IES “La Paz” y desde el 21 de noviembre, nueva presidenta de ASOSGRA

C. Patricia Díaz Pérez
Presidenta de Asosgra

 

 

VER VÍDEO CON IMÁGENES DE LA JORNADA:

 

Ver ANTERIORES JORNADAS DE CONVIVENCIA DE ASOSGRA

 

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *