Una veintena de jóvenes en riesgo de abandono escolar obtienen el título de Secundaria gracias a los programas ‘Atréve-T’ y ‘Atrevi2’

 

Una veintena alumnas y alumnos han conseguido el título de Graduado en Educación Secundaria gracias a los proyectos ‘Atréve-T’ y ‘Atrevi2’, que forman parte de una iniciativa innovadora del área de compensación educativa de la Delegación de Educación en Granada cuyo objetivo principal es la promoción y titulación del alumnado en riesgo de abandono escolar.

El primero de los programas está orientado específicamente a las chicas, sobre todo de etnia gitana, que se han quedado embarazadas o tienen circunstancias familiares y sociales muy complejas que les impiden la asistencia regular al centro educativo, mientras que ‘Atrevi2’ está destinado a los varones, en muchos casos parejas de las mujeres participantes, que abandonaron sus estudios y, gracias a este programa, se reintegran en el sistema educativo compaginando su vida familiar y laboral con la consecución del graduado en Educación Secundaria.

“Las segundas y terceras oportunidades para el alumnado que se reincorpora al sistema educativo son la muestra más evidente del papel de la educación como garantía de equidad, de convivencia pacífica e inclusión social”, ha explicado el delegado territorial de Educación, Germán González, que presidió el acto de entrega de diplomas a 15 alumnas y 5 alumnos procedentes en su mayoría de centros educativos de Granada, Santa Fe y Moraleda de Zafayona.

Cada uno de los jóvenes pertenecientes al programa cuenta con un Proyecto Educativo Individualizado que permite compatibilizar horarios laborales y familiares con el estudio, gracias a la intervención de un tutor de referencia, que controla la asistencia a clase y realiza un seguimiento curricular, coordinando todas las acciones educativas en las que intervienen docentes de distintos centros educativos así como profesionales del Equipo de Orientación Educativa y del Área de Compensación de Desigualdades en Educación.

Menos absentismo

Tras el acto de reconocimiento a los jóvenes de los programas Atréve-T y Atrevi2, el delegado territorial participó en la ultima reunión de este curso de la Comisión Provincial de Absentismo, de la que forman parte además la fiscal de Menores, María Rosa Guerrero, así como representantes de la Diputación, la Policía Autonómica, las asociaciones sin ánimo de lucro, asociaciones de madres y padres, y de la dirección de los centros educativos.

La comisión realizó un balance positivo del curso escolar, en el que un año más se vuelve a reducir la tasa de absentismo, que alcanza su nivel más bajo en la provincia de Granada, llegando al 0,12%.

“La cifra supone un nuevo mínimo histórico que da cuenta del excelente trabajo realizado en colegios e institutos de la provincia y de la colaboración de familias, instituciones y ONGs que trabajan con el objetivo común de erradicar el absentismo y mejorar los rendimientos académicos del alumnado”, ha explicado González, que detalló algunas de las medidas puestas para “anclar al alumnado a las aulas”, como el Plan Chipé Calí, que interviene con alumnado de etnia gitana, el proyecto Compens-Arte, que utiliza el teatro, el arte, el circo y la dinámica grupal como herramientas esenciales para la mejora de la convivencia, o el programa ‘Progresa’, desarrollado en colaboración con el área de Inclusión Social de la Diputación Provincial.

Asimismo, según ha detallado el delegado territorial, la Junta mantiene subvenciones a ONGs y Entidades Locales en materia de absentismo, así como los recursos materiales y personales en materia de Compensación Educativa, que se han incrementado este curso con cuatro nuevos centros educativos que se suman a una lista que ya alcanza 80 colegios e institutos de la provincia. Los nuevos centros beneficiarios de estos planes de compensatoria son el CEIP Reyes Católicos en el barrio del Zaidín de la capital granadina, el Centro Público Rural ‘El Alféizar’, en la Alpujarra, el CEIP ‘Manuel Cañadas’ de Moraleda de Zafayona y el CEIP ‘Fernando de los Ríos’ de Atarfe.

Entre las novedades de este año en el ámbito de la educación compensatoria, se encuentra también la participación de profesorado de Aulas Temporales de Atención Lingüística (ATAL) en centros de acogida inmediata de menores migrantes no acompañados, así como la revitalización de la Mesa por la Educación en la Zona Norte de la capital granadina, un proyecto de intervención zonal en Huétor Tájar o la consolidación del Centro Juvenil del CEIP Sánchez Velayos, donde un centenar de jóvenes de Ugíjar se ha movilizado en proyectos de intervención comunitaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *