Elena Laura ofrece ’20 platos de amor y 1 ración desesperada’ a los visitantes de la Biblioteca de Andalucía

No es la primera vez que la pintora y grabadora Elena Laura (Granada, 1955) reúne sus dos grandes pasiones: pintura y poesía. Con anterioridad lo hizo en la serie ‘VerVERSOS’, en la que pone imagen a composiciones poéticas que en estos días se pueden contemplar en la Iglesia de San Lorenzo en Úbeda (Jaén). Amante de los retos e investigadora ha querido trasladar esta idea a la cerámica.

El resultado son 35 piezas reunidas bajo el curioso y nerudiano título de ’20 platos de amor y 1 ración desesperada’ que hasta el 31 de mayo se exponen en la Biblioteca de Andalucía. Exposición fruto de su curiosidad y de su pasión por la poesía que reconoce se ha quedado corta pues «no están contemplados todos los poetas de Granada. Hay más poetas y muy buenos». Fue su deseo de probar otro medio para crear lo que le llevó a experimentar con el horno a sabiendas de que «tú pintas en el barro como si pintaras un cuadro, con sus matices, sus armonías… y luego, el horno hace lo que le da la gana».

Cuenta que todo comenzó cuando se le ocurrió el título de la serie con ese divertido guiño al poeta Pablo Neruda. A continuación vendría la relectura de sus libros favoritos de poetas granadinos, «seleccionando, sintiendo», tras lo que se pondría manos a la obra. Tras meses de trabajo, se dio cuenta de que, además, podría crear otro tipo de piezas, y entonces nació la coletilla del título: las orzas elementales de las que le ha dado tiempo hacer solamente quince. «Hay que tener en cuenta que he tenido que repetir algunos platos, pasar otros varias veces por el horno -como ha sido el caso de la jarra que acompaña al poema de Jesús Montiel- por diferentes arreglos, resolver problemas con las “orzas”, etc». Reconoce que lo ha pasado «muy bien y muy mal, como siempre que te entregas en cuerpo y alma a una experiencia».

Dado el lugar donde se muestra ha querido darle un carácter muy didáctico, para lo que la exposición se completa con un breve recorrido por el proceso que se muestra en los expositores donde se pueden contemplar papeles de dibujo, acetatos, troqueles, etc. También algunas fotos, libros… «Sobre todo tenía claro que la experiencia debía ser pictórico-poética: para mí el colocar los poemas al lado de los platos y piezas ha sido esencial en el proyecto, así lo concebí desde el principio. No solo he tenido la fortuna de contar con el permiso de los poetas para inspirarme en sus poemas, sino que además el día de la inauguración tuvieron la bondad de leerlo para los asistentes, y resultó muy emotivo».

Se puede visitar hasta el 31 de mayo. Elena Laura residente actualmente en Belicena (Vegas del Genil) cuenta en su curriculum con 38 exposiciones individuales en ciudades como Madrid, Barcelona, Mallorca, Cádiz, Granada, además de otras muchas colectivas. Asimismo ha participado en ferias fuera de España en distintos países como Alemania o Japón. Paralelamente ha desarrollado otros proyectos como ‘Poesía en el jardín’ que se ha prolongado durante cuatro años y más recientmente otro consistente en dedicar un libro a un poeta cada año siendo ‘Jaime Gil de Biedma. 17 poemas’, el primero.

VER VÍDEO:

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *