Federico Velázquez de Castro: «Ante el Día Mundial del Medio Ambiente ¿Cuál es la mejor estrategia?»

Aunque el medio ambiente figura ya en todas las agendas, aun no se considera seriamente su desafío y urgencia. Las 415 partes por millón de dióxido de carbono medidas recientemente (algo completamente inédito en la historia humana) o el riesgo de desaparición de un millón de especies dado a conocer a principios del mes de mayo por la Plataforma Intergubernamental sobre la Biodiversidad, nos apremian a actuar con decisión, pero ¿en qué sentido hacerlo?

 

Se han dado cuatro estrategias complementarias. La primera, la más espectacular y mediática, la acción directa noviolenta que abre los ojos de la población a los impactos ambientales: comenzó para oponerse al vertido de residuos nucleares al mar y a la caza de ballenas, y hoy continúa frente al cambio climático. La segunda, expresa la voz de la sociedad civil organizada, tomando las calles como altavoz de mensajes que invitar a ciudadanos e instituciones a actuar. Otra tercera se encuentra en el ámbito político a través de regulaciones y acuerdos que deben vincular a los Estados y Administraciones (Convenios y Protocolos), y sobre cuyo cumplimiento los ciudadanos deben permanecer vigilantes.

La última estrategia, pero no menor, es la educación ambiental. La inmediatez de algunos impactos no debe postergarla, pues sin ella no se conseguiría una ciudadanía consciente, que cambie sus estilos de vida y que sea capaz de implicarse con madurez y coherencia en las propuestas anteriores. No debe olvidarse el planteamiento integral de la educación que uniendo el conocimiento, sentimiento y práctica será una creadora de cultura ambiental, alcanzando a todas las edades y sectores. La educación es el camino más lento, afirmaba Giner de los Ríos, preguntándose, a su vez, si existía otro más rápido. En esta tarea callada, aunque de sorprendente alcance, las organizaciones de educación ambiental y, en particular, los profesionales implicados están trabajando, sabiendo que no nos queda mucho tiempo y que todos los caminos son necesarios.

Dr. Federico Velázquez de Castro
Asociación Española de Educación Ambiental

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *