Escolares de Vegas del Genil recaudan dinero para construir un molino de grano en Togo

 

La comunidad educativa del CEIP Nuestra Señora de los Remedios de Ambroz se vuelca con un proyecto solidario junto a la ONG Fundación Takeli.

Los niños y niñas del colegio Nuestra Señora de los Remedios de Ambroz, en Vegas del Genil, están a punto de conseguir que otros niños que viven a miles de kilómetros de ellos, los alumnos del Colegio ‘El Olivo’ de Bodjondé (Togo), mejoren su alimentación gracias a un molino donde moler el grano.

Este colegio granadino colabora desde 2018 con la ONG Fundación Takeli, con el objetivo de mejorar las condiciones de vida de los escolares africanos y que, al mismo tiempo, los escolares vegueños aprendan a valorar lo que tienen y a ser solidarios con otros niños que no tienen tanta suerte como ellos.

Así, en 2018 realizaron una campaña de recogida de material escolar, que el fundador de la ONG, Ramón Takeli, llevó al colegio de Togo en el verano de 2019 para entregárselo junto a una carta en que los niños de Vegas escribieron a sus homólogos africanos con la ayuda de su seño de francés, Paqui.

Recogida de ropa

Durante el actual curso escolar, el colegio de Ambroz ha llevado a cabo una campaña de recogida de ropa de verano, y la pasada Navidad los niños vegueños mandaron a los africanos unos calendarios de Adviento de chocolate.

Ahora, durante este mes de enero, los escolares han puesto todo su esfuerzo para construir un molino de grano que llevará el nombre de su colegio hasta Bodjondé. “Queríamos hacer un proyecto a medio plazo, algo que mejorara sus vidas para siempre y desde la fundación nos propusieron este reto”, explica el director del colegio Nuestra Señora de los Remedios, Pablo Arenas Galindo.

El coste total de la obra y de la maquinaria es de unos 5000 euros, y para recaudarlos el colegio ha organizado esta semana una carrera solidaria, con motivo del Día de la Paz, cuya recaudación íntegra servirá para llevar a cabo la primera fase del proyecto: hacer la construcción del molino. La segunda fase será conseguir el dinero para que se compre la maquinaria.

La jefa de estudios del colegio, Bernardi Galindo, destaca que “cada vez que mandamos material, ropa u otras cosas que necesiten, desde la fundación nos mandan fotos para que podamos disfrutar de las caras de emoción de los niños togoleses. Todas estas imágenes las compartimos con la comunidad educativa, lo que hace que sea para nosotros un proyecto muy cercano”.

La concejala de educación del ayuntamiento de Vegas del Genil, Elena Mamely, reseña “la enorme implicación de toda la comunidad educativa del colegio de Ambroz, con un proyecto precioso que está contribuyendo a mejorar la vida de estos niños africanos y al mismo tiempo, nos ayuda a inculcar valores a nuestros niños”.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *