Todos a una en el CPR El Temple

Docentes, familias y ayuntamientos se coordinan «para que los alumnos no pierdan el hilo»


El CPR El Temple es una agrupación rural que atiende al alumnado de las localidades de Ventas de Huelma y Agrón. En concreto, la primera cuenta con 28 alumnos repartidos en tres unidades (Infantil de 3, 4 y 5 años, 1º y 2º de primaria y de 3º a 6º de primaria (que se desdoblada a nivel interno en dos unidades, una de 3º y 4º y otra de 5º y 6º). En la localidad de Agrón cuentan con 20 escolares, repartidos igualmente en tres unidades. Alumnado que está atendido por un claustro muy dinámico como se puede ver en sus redes sociales desde los primeros días de curso. También, muy vinculado a las familias que siempre se muestran dispuestas a colaborar en las actividades escolares y extraescolares. Esa buena armonía se ha puesto de manifiesto en estos días de confinamiento, en los que los ayuntamientos, con sus alcaldes a la cabeza, han demostrado su alta disponibilidad.

El alcalde de Ventas prepara las carpetas para su reparto a las familias

El alcalde de Ventas, Luis Miguel Ortíz lleva dos legislaturas, una completa y lo que va de la presente, habiendo sido con anterioridad concejal, con Fernando Machado. Es padre de dos niñas, de 8 y 1 año.

Nos contaba que la idea de recibir las fichas de los maestros, imprimirlas y repartirlas para que los alumnos «no pierdan el hilo» la vió en las redes sociales y le pareció una idea muy interesante, además de factible en su municipio, al contar el colegio con pocos alumnos. Quizás por ello no se han centrado exclusivamente en los escolares sino que también lo han abierto a otros estudiantes de niveles superiores, universitarios, e incluso opositores, «pues todos están confinados y no todo el mundo tiene una impresora en su casa. Nosotros estamos haciendo el reparto a todos, no solo a los niños del cole».

Así mismo, explica que el procedimiento es muy sencillo: «yo recibo el correo, me voy al ayuntamiento, imprimo todo, organizo por carpetas y, luego hago el reparto casa por casa. Ayer (por el miércoles) fue día de reparto y me pegué un tute bueno llegando a almorzar sobre las 16 horas», comenta antes de añadir que de otros niveles habrá una veintena, «aunque no todos nos piden colaboración y si lo hacen es algo más esporádico. Lo del cole como lo está coordinando el AMPA que funciona muy bien y se coordinan con el subgrupo de padres y madres delegados que a su vez están coordinados con los maestros y maestras». Así llevan desde el pasado lunes, 23 de marzo, al ser conscientes de que el estado de alarma se iba a prolongar más tiempo de lo previsto inicialmente. Lógicamente, las familias ven este servicio con muy buenos ojos.

Pilar López, alcaldesa de Agrón

Por su parte, la alcaldesa de Agrón, Pilar López, maestra de profesión, cuenta que la madre delegada del grupo de alumnos de su pueblo se acerca al Ayuntamiento para que se le impriman las tareas. «Da la casualidad de que una madre delegada trabaja unas horas en el ayuntamiento y como estamos haciendo servicios mínimos, ella va unas horas los miércoles y hace las fotocopias y las reparte. La maestra de Infantil y primer Ciclo también les mandó tarea de los libros a los alumnos. La tutora de los demás ciclos mandan tareas de los libros: actividades (que luego los padres le mandan la foto a la tutora una vez terminadas de las hojas del cuaderno), lecturas, ejercicio físico, exposiciones orales sobre distintos temas que graban los padres y se le envía a la tutora…».

Al igual que en Ventas de Huelma también atienden a los estudiantes del instituto. En este caso, ellos envían por correo electrónico al ayuntamiento lo que necesitan que se les imprima y quién esté ese día trabajando en la secretaria a puerta cerrada, se lo imprime y lo ellos lo recogen por la ventana. Con esta idea de facilitar a sus vecinos el confinamiento nos cuenta Pilar que su teniente de alcalde recoge las notas de compra de personas mayores que no tienen a nadie, les hace la compra y se la lleva a casa.

Escolares de Agrón trabajano en su casa

Hemos pedido al director del CPR El Temple, Gabriel Morente, nos cuente cómo sobrellevan esta situación. Además de explicar ha solicitado a tutores y especialistas que compartan cómo están trabajando en casa. He aquí las respuestas:

«Un día cualquiera, cuando menos lo esperábamos, se cerraron las puertas del cole, como se cierra el telón después de una obra, pero sin los aplausos correspondientes. Era 13 de marzo y volvíamos a casa con un sabor agridulce, de esos que por más que tragas, no desaparece. ¡Cuántas preguntas se agolpaban en nuestra cabeza! pero, sobretodo, cuanto miedo.

En un fin de semana, que pasó por nosotros como un ratito largo, tuvimos que reconstruirnos y aprender a mirar desde los ojos asustados de nuestros niños, esos mismos en los que antes se amontonaba la alegría, la ilusión y las ganas. Y justo por eso, entendimos sin rodeos que teníamos que estar ahí, apretando sus manos desde nuestras casas, para transmitirles seguridad y hacerles notar su valentía y resiliencia.

El director del CPR El Temple y profesor de EF, Gabriel Morente 

Tenemos claro que la seña de identidad de nuestro pequeño gran cole se construye gracias a los esfuerzos de nuestras familias, alumnado, entidades locales y cualquiera que pasa por allí, pues lo agarramos con fuerza para que nos impregne de experiencias gratificantes, que nos enriquezcan. Y así, sin recelo tenía que seguir siendo, porque no entendemos el cole de otra manera.

Tenemos el placer de trabajar en un pequeño colegio rural que agrupa las localidades de Ventas de Huelma y Agrón, contamos con la ventaja de tener pocos/as alumnos/as por unidad y tener una relación estrecha tanto con las familias como con las instituciones. Pero no todo son brotes verdes, el nivel cultural y socio-económico es medio-bajo, no todo nuestro alumnado dispone en casa de los medios tecnológicos necesarios, cada unidad agrupa alumnado de diferentes cursos, lo que obliga a cada docente a preparar tareas para varios cursos, tenemos alumnado repartido en dos pueblos… dificultades que no hacen más que enriquecer el proceso de enseñanza-aprendizaje.

La situación ha llegado sin previo aviso, ¿quién se iba a imaginar esto?. Pues, una vez más  el colectivo de la educación en general, y el profesorado del CPR El Temple en particular, nos ponemos manos a la obra para solucionar el problema. Nos hemos reorganizado para que niños y niñas sigan aprendiendo, reciban la atención de sus maestros/as y podamos solventar sus necesidades educativas en mitad de esta crisis mundial.

Para esta labor, contamos con la inestimable ayuda de los Ayuntamientos de los pueblos que agrupa el colegio rural. Nos intercambiamos correos electrónicos y el personal de ayuntamiento se encarga de imprimir y llevar la tarea a cada domicilio».

Amelia Pino (maestra Educación Infantil)

Soy maestra de Educación Infantil en el CPR El Temple en la localidad de Agrón. El trabajo desde casa con mi alumnado al principio ha sido complicado, pero poco a poco he ido mejorando. Fue todo tan precipitado y tan rápido que el material de trabajo explicativo y el del alumnado se quedó en el aula y a esto añadimos que algunas familias de mis alumnos no tienen ordenador en casa.

Aprovechando que en nuestro centro educativo, tenemos creados grupos de Whatshapp con las familias y hay una madre delegada con la que nos comunicamos, he decido trabajar con el móvil a través de este grupos.

Planifico el trabajo de la semana, lo organizo en tres carpetas diferentes puesto que tengo tres niveles educativos, (tres, cuatro y cinco años) y lo mando por correo a una de las madres del grupo que trabaja en el ayuntamiento e imprime las tareas del alumnado. Cada mañana mando un audio explicativo de la tarea que se va a realizar con el alumnado, dando pautas orientativas, de cómo tienen que hacer el trabajo.

Como todo es mejorable, las familias me han sugerido la posibilidad de hacer tres grupos de Whatshapp diferentes, uno para cada edad, así la comunicación será mas efectiva y podremos comentar las dificultades encontradas. Los compañeros que intervienen en el aula también mandan tareas: cortos de poesías, cuentos de igualdad, de emociones… que se comparten con las familias. Desde aquí agradezco al ayuntamiento de Agrón, su colaboración.

Paqui Castillo (secretaria y especialista de Inglés)

Paqui Castillo prepara el material en su domicilio

Soy Paqui Castillo, la “teacher” del cole. En estos días tan difíciles para todos, he intentado proponerles tareas asequibles, que puedan hacer de forma autónoma, pues todas las familias no tienen por qué saber inglés. Les acerco enlaces de canciones y cuentos de los temas tratados previamente en clase, así cómo juegos de páginas web para repasar lo aprendido.

Intento estar presente todos los días, corregirles a través de las madres delegadas (que están haciendo una gran labor) y, sobre todo, darles mucho ánimo: “Good job, wonderful o perfect”, son mis palabras más utilizadas.

Trabajo realizados por sus alumnos en su casa

Para conectarles con la realidad que debería estar a su alcance, les acerco a las rutinas temporales que corresponden. Así por ejemplo, estamos viviendo la fiesta inglesa de la Pascua “Easter”. ¡Me han mandado hasta sus huevos decorados!
Son fantásticos y sus familias más.

Gabriel Morente (Director y maestro de EF)

Como profesor de Educación Física tenía la necesidad de mandar tarea al alumnado para que ocupen su tiempo libre realizando actividad física en casa, dar alternativas a las familias y evitar que niños y niñas sean presos de las nuevas tecnologías y el aburrimiento. Les he recomendado enlaces de diferentes juegos y tareas para que puedan gastar esa energía con la que se levantan, que van desde actividades de relajación hasta bailes y/o juegos de mesa adaptados en los que hay que realizar diferentes ejercicios físicos en cada movimiento.

Ademas, para ayudar a las familias a organizar las tareas y el horario de cada día, les he pasado unas tablas que tienen que ir completando para hacerlos conscientes de su comportamiento y de sus hábitos relacionados con la salud.

Liliana Segura (Tutora de Educación Infantil)

Soy maestra de Educación Infantil y tengo algo muy claro, adoro mi trabajo a la par que quiero y respeto a mis niños y niñas. Si echamos la mirada hacia atrás, no creeríamos lo que estamos viviendo ahora, pero pienso que lo importante es poner la mirada larga y prepararnos para lo que vendrá después. Nuestros niños y niñas están viviendo una situación para la que nadie estaba preparado. Las conversaciones en casa pueden ser tensas por el desconocimiento, el miedo, la enfermedad de alguien cercano, la pérdida del trabajo de mamá o papá, etc. Como profesional de educación tengo claro que ahora mi principal cometido es hacer de nexo entre la situación anterior y la actual, intentando mitigar cualquier secuela que pueda provocarles el confinamiento. Es decir, hay que cuidar las emociones de nuestro alumnado como el bien más preciado que ahora tenemos.

Liliana Segura, maestra de Infantil

Para facilitar lo anteriormente descrito, me comunico con las familias y alumnado a diario, a través de audios y vídeos de wathsapp que yo misma preparo con mucho mimo. Dicha comunicación está abierta en ambos sentidos, pues las familias son mis pies y mis manos y necesito saber de su impresión con cierta celeridad. A través de ellos, doy instrucciones metodológicas, a la par que aliento en forma de cariño y cercanía, intentando proporcionarles actividades de movimiento como sesiones de baile y yoga, actividades que requieren concentración como lectura de cuentos, manualidades o experimentos, y actividades un pelín más académicas, con las que las familias se sientan cómodas.

Alumnos de Liliana, trabajando en casa

Por otra parte, hemos creado un pequeño proyecto de cocina, para los lunes, miércoles y viernes, de forma que cada niño, en su fecha elegida, comparte con nosotros su receta de cocina favorita. Verlos preparar sus ingredientes y utensilios, y expresarse a la vez que maniobran en los fogones, siempre bajo la supervisión de un adulto, ha sido otra forma de sentirnos más cerca dentro de esta distancia impuesta.

Finalmente, una vez por semana concertamos cita para una vídeo-conferencia. Entonces nuestras emociones se entrelazan como lo hacen las manos al abrazarse. ¡Sus caras y el brillo de sus ojos, hablan por sí solos! Es un momento de éxtasis para todos, incluso para mí.

Trabajos realizados por alumnado de Liliana

Y, como siempre, todo esto es posible gracias a la buena disposición de mis familias, de la madre delegada, que juega un papel primordial, y del ayuntamiento que facilita siempre cualquier iniciativa por parte del cole. Como maestra es un lujo contar con todo este equipo y si algo tengo claro es que estamos dando una clase magistral de trabajo en equipo. ¡Ánimo a todo el mundo!

José Manuel Muñoz (Tutor de 3º ciclo y maestro de Música)

El domingo antes de empezar la semana, suelo mandar la temporalización de toda la semana a través de archivos adjuntos .

En ellos, se marca por días el trabajo y, abro a cada familia, la flexibilidad del mismo, por lo que ellos van realizando el trabajo diario, eso si, siempre se corrigen las actividades y se resuelven las dudas según la temporalización marcada por mí. En esta temporalización van diferentes enlaces donde explican algunos contenidos que trabajamos en esta semana, además de esquemas o imágenes.

José Manuel Muñoz

Todas las tardes, mando las soluciones a la madre delegada para que los alumnos corrijan las actividades marcadas en ese día y se resuelven las dudas que , tanto a nivel grupal, como a nivel individual. al ser poco alumnado, la vía do comunicación es a través de whatssap. El contacto con la madre delegada, es diario, y TODOS los días pregunto, si hay dudas… Los trabajo mandados por los alumnos a mi correo, son comentado y corregidos, siempre de forma constructiva y aportando ideas de los mismos. La comunicación con mi alumnado ha sido a través de correo electrónico, donde me han ido presentando algunos trabajos.

María Ruiz (Tutora de 2º Ciclo)

En la semana previa a instaurar el estado de alarma, viví distintas situaciones personales y profesionales un tanto convulsas. Por una parte esa semana tenía a mi madre hospitalizada, con lo que tuve que combinar hospital con la vida profesional-laboral. El miércoles falté para cuidar a mi familiar hospitalizado. El jueves tuvimos una convivencia de nuestro colegio en la localidad de Agrón para celebrar el 8 de marzo. El viernes fue el día del caos y alarma global.

Ese día trabajamos en vistas a mandar tareas para casa (do días) y explicarles, cómo debían buscar información en el libro, para poder seguir avanzando temario y cómo corregirlo ellos solos desde casa, preparamos el material para los 15 días previstos…..

Así quedé con mis alumnos y tal cual lo hicimos, el lunes y martes tenían tarea explicada y el martes por la noche les envié las soluciones y faena para miércoles y jueves. El jueves mande soluciones y tarea para el viernes y actividades de juego y ocio para el fin de semana para que corrigiesen. Les dije que cualquier duda o problema me llamasen o escribiesen por whatsapp.

Esa semana que además también la pasé en el PTS, no hubo ningún problema, nadie me llamó. Así estuvimos hasta el martes 24, pues al mandarme un correo mi director, en el que se aconsejaba repasar y no avanzar, me hizo hablar con todos mis padres y pedirles opinión.

María Ruiz trabajando en casa con sus propios recursos

Todos decidieron que era mejor repasar y no avanzar; desde ese día estoy creando fichas con actividades de repaso para hacer en la libreta , ellos me mandan fotos del cuaderno y yo les corrijo los fallos-errores y se los describo en un folio para que se los corrijan. Pero desde ese día me invade una gran preocupación por cómo solucionar este problema y poder avanzar en la programación y objetivos.

Ayer me puse en contacto con la dinamizadora de Guadalinfo de mi pueblo y tengo cita el viernes a las 09:30 para ver todas las posibilidades. Mi sueño es lograr poderme conectar con ellos y poder explicar la teoría, aclararles las dudas y así avanzar en la programación de este curso y seguir con las fotos de Whatsapp para corregir.

Trabajo enviado por un alumno para su corrección

Hasta aquí el breve resumen de mi diario de coronavirus. Aunque creo que los héroes de este estado son los sanitarios, limpiadoras, fuerzas del estado, transportistas……..y nosotros no nos debemos quejar, pero si me gustaría decir que a l@s maestr@s nunca nos dotan de medios para trabajar, que tenemos que poner nuestros móviles, tablet, ordenadores a servicio de nuestro trabajo, al igual que otros muchos medios más.

 

Marisol Carmona (Tutora de 3º, 4º, 5º y 6º de Agrón)

Tenemos la gran suerte de, al ser poquito alumnado, ser como una pequeña gran familia. La gran dificultad reside en los numerosos niveles a los que nos enfrentamos. Durante estos días hemos mantenido el contacto a través de las nuevas tecnologías. Mandando algo de tarea cada y corrigiendo de forma personalizada.

Marisol Carmona

Las familias están muy implicadas en la realización de dichas tareas. Además de tareas individuales les mando tareas para realizar en familia, exposiciones, grabación de vídeos, explicaciones con vídeos… para que la situación sea más llevadera. Tanto alumnado como familia están respondiendo de forma muy satisfactoria. Aquí mando algunas fotos de las plantas que han realizado mis alumnos/as con material reciclado.

Carmen Bueno y Mª Angustias (Tutoras de 1º Ciclo)

Los alumnos/as de primero y segundo de primaria están trabajando desde casa a través del sistema de fichas de repaso.

Hemos establecido un horario semanal para organizar el trabajo. Las materias que se imparten son: Lengua, Matemáticas, Naturales, Sociales y Plástica. Los alumnos/as, conforme van realizando el trabajo nos lo envían al móvil a través del whatssapp, y nosotras nos encargamos de corregirlo y de explicarle las dudas. Asi queda constancia de que el trabajo está bien hecho.

Es una manera novedosa de trabajar. Sin embargo, la experiencia está siendo positiva, tanto para las familias como para los alumnos/as.

Joaquin Gómez (Maestro de Religión)

Durante estos días a través de los tutores, en la asignatura de Religión y según su nivel, les he mandado enlaces y fichas para reforzar su aprendizaje.

Joaquín Gómez

A modo de ejemplo:
1º y 2º primaria:

– Ver vídeo.
– Actividades: imprimir la ficha, completar la sopa de letras y colorear.


Virginia Mª Olmedo (Audición y Lenguaje)

Virgina Mª Olmedo

Mi propuesta, como docente especialista en Audición y Lenguaje, ante la actual situación de estado de alarma por Covid-19, está basada ante todo en la estimulación de los aspectos lingüísticos y comunicativos a través de juegos en familia (Quién es quién, Doble, Adivina qué animal tengo en mi cabeza, veo-veo, deletrear palabras, etc), lectura y reflexión de cuentos así como una batería de enlaces a diferentes blogs educativos que trabajan conciencia fonológica, silábica (aspectos fonéticos y fonológicos del lenguaje), atención, memoria, percepción auditiva y visual, aspectos morfosintácticos, semánticos, pragmáticos trabajando a su vez ambas vertientes del lenguaje (expresiva y comprensiva).

Mi principal objetivo es que el alumno/a trabaje de manera lúdica y pueda compartir el aprendizaje con su familia en estos días de cuarentena considerando mi área una forma de dinamizar el día a día en casa.

Nieves López (Pedagogía Terapéutica)

Nieves López, trabajando en casa con sus hijos

Mi labor estos días consiste en enviar documentos con enlaces concretos para trabajar los objetivos específicos de los programas de cada alumno/a. El contacto con las familias lo mantengo a través de los tutores de cada grupo.

Además, sigo elaborando Programas unificados de los alumnos de necesidades educativas, es un documento que elaboramos a nivel interno en el que unificamos y coordinamos la  actuación de todos los docentes que interactúan con este tipo de alumnado.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *