El alcalde de Huétor Tájar advierte del peligro que corren las escuelas infantiles por los recortes de la Junta en plena crisis del coronavirus

La Consejería de Educación ha dejado de abonar el 36 por ciento del dinero que debía aportar a los centros colaboradores, pero el Ayuntamiento sigue pagando la nómina de las trabajadoras de la escuela infantil municipal

“Es intolerable que la Junta no tenga dinero para pagar las escuelas infantiles, pero se gaste 8 millones de euros en pagar a determinados medios de comunicación para que elogien su cuestionable gestión frente al coronavirus”

El alcalde de Huétor Tájar, Fernando Delgado, ha advertido de que la escuela infantil municipal, que da trabajo a quince trabajadoras y atiende a más de 125 niños y niñas de 0 a 3 años, corre riesgo de desaparecer por la nefasta gestión de la Junta de Andalucía frente a la crisis del coronavirus.

El regidor señala que la Consejería de Educación “ha dejado de abonar a las escuelas infantiles con las que tiene concierto (tanto las públicas como las privadas) la aportación que le corresponde mientras permanezcan cerradas, trasladando el problema a los Ayuntamientos, que sí pagamos la nómina de las trabajadoras de las escuelas infantiles municipales”.

Así, si habitualmente la Junta de Andalucía abona a las escuelas infantiles 278 euros mensuales por niño (210 si no hay servicio de comedor, como ocurre ahora), desde que se declaró el estado de alarma ha pagado 180 euros por niño, lo que supone un 36 por ciento menos del total que deberían pagar.

“Este mismo problema se está dando en las miles de escuelas infantiles que existen en Andalucía y reciben aportación de la Junta de Andalucía”, recuerda Fernando Delgado, quien señala que “es intolerable que la Junta no tenga dinero para pagar las escuelas infantiles de los andaluces, pero se gaste 8 millones de euros en pagar a determinados medios de comunicación para que elogien su cuestionable gestión frente al coronavirus, una nueva muestra del enorme cinismo de sus dirigentes”.

El alcalde de Huétor Tájar señala que el Ayuntamiento “seguirá pagando a las trabajadoras de la guardería municipal, con quienes compartimos su absoluta indignación por este nuevo recorte social de la Junta de Andalucía que aboca a nuestras escuelas infantiles al cierre, si no le ponen solución de inmediato”.

Delgado exige a la Junta “que abone el pago pendiente a la escuela infantil municipal, y también a la privada que existe en Huétor y está sufriendo el mismo problema, porque si ya estaban en una situación precaria antes de la crisis del coronavirus ahora la situación es absolutamente insostenible para su supervivencia”.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *