Virtudes Montoro: «Rupturas y confinamiento: tiempos difíciles para el amor»

 

Una gran parte de las parejas tras el confinamiento romperán y no solo porque pasen más tiempo juntas, en esta situación tan extraordinaria como la que estamos viviendo, más bien se trata de que puedes descubrir en la otra persona cosas, que aunque habías intuido, ahora las ves con claridad.

Te has dado cuenta, simplemente, de que la persona que tienes a tu lado no es la que creías, que esa parte que disculpabas de él o de ella, ahora no se puede camuflar.

En estos momentos de incertidumbre si la persona que tienes a tu lado no te ofrece lo que necesitas, si descubres que le mueve el egoísmo, si en vez de cuidarte, te deja de lado, te ignora. Si ahora, cuando debería preguntarte cómo te sientes, te hace sentir invisible, si descubres que no puedes seguir amando a una persona que no se lo merece; ¡Estás de enhorabuena, sí, créeme. Te has dado cuenta de algo de vital importancia, de algo que va a salvarte!

Aprovecha este tiempo de confinamiento para despedirte con amor de esa persona, dale lo mejor de ti para que después no haya odio, para que ni siquiera sea necesario el perdón. Hasta que llegue ese momento, es hora de ocuparte de ti: conócete, cuídate, protégete, toma la determinación con sabiduría y actúa con compasión y con amor.

¿Sabes? Nos dejamos llevar por el odio, el ojo por ojo, nos elevamos en enojos, en venganzas contra nuestras parejas, estirazamos la cuerda hasta que ésta se rompe. Nos tratamos mal y tratamos mal a la persona que se supone deberíamos amar. Deja la rabia, empieza a amarte, aprovecha este regalo, este tiempo que la vida nos concede, para reflexionar sobre qué quieres en realidad.

El amor debe ser una protección segura, debe mostrarse fuerte cuando las cosas van mal, debe asegurarte que está ahí, contigo, que lo sientes. En vez de eso, solemos utilizar a las personas según nos conviene, no llegamos a valorar ni conocer al otro, damos por hecho que están ahí y que tienen que hacerlo todo por nosotros. Así nos va, personas que no se sienten queridas, soledades aniquiladoras, desprecios, humillaciones y todo porque no sabemos decirnos adiós.

Soltar de eso se trata, soltar lo que no nos conviene, dejarlo con amor, con agradecimiento. Darnos cuenta que somos muy valiosos y que nos deben amar como merecemos.

Decir adiós, liberar, liberarnos.

Ver más artículos de

Virtudes Montoro López

Psicóloga especializada en Mindfulness y
Terapia de Aceptación y Compromiso

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *