Ramón Burgos: «Alegorías»

Patrimonio Nacional ha desarrollado una iniciativa más –de las muchas que, en el ámbito de la “cultura del acompañamiento virtual y la sed de conocimientos”, nos están ayudando a seguir adelante en estos días de confinamiento–: ha subido el contenido de las audioguías del Palacio Real de Madrid a la página web para que podamos realizar una visita virtual.

 

Seguramente podréis decir que este advenimiento no es el más importante de los que nos asisten actualmente, pero a mí me ha hecho reflexionar; sobre todo un fragmento de la descripción del Salón del Trono: “Todo aquí es una alegoría. Por ejemplo, flanqueando el trono, se yerguen las cuatro virtudes cardinales que todo gobernante debe poseer: Justicia, Prudencia, Fortaleza y Templanza”. Las cuatro “capacidades morales”–ya enunciadas por Platón en su tratado sobre “La república”–, entendidas como principios de los que se derivan muchas otras idoneidades, y que han tenido especial influencia en diversas religiones, entre ellas la católica.

Dicho esto, os pido que no os extrañaréis si me atrevo a recordar a todos y cada uno de nuestros gobernantes –políticos, sociales, religiosos, etc.– una necesidad perentoria que se está anidando en el corazón de algunos de nosotros: la anteposición de la honradez y la verdad –ahora, principalmente, y por siempre–, pues son otras dos “virtudes” que, incardinadas en las principales antedichas, son génesis de convivencia cierta y de confianza tangible.

Y por ello –teniendo presente el valor más que demostrado por varios colectivos profesionales, y su honestidad, rectitud, decencia y lealtad, en una entrega sin límites, luchando contra la pandemia del coronavirus–, me permito hacer mía y plantearos una de las frases del último mensaje de la CECS a los comunicadores (del que me gustaría “ocuparme” lo más pronto posible): “Cuando mueren las esperanzas de los pueblos, desaparecen las culturas”. ¿Es decir, la civilización?

Leer más artículos

de

Ramón Burgos
Periodista

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *