Rafael Reche: «Estallido de alegría en las Aulas de Mayores de Andalucía»

 Una proposición no de ley, presentada por María José Sánchez Rubio, consigue el apoyo de todas las corrientes políticas del parlamento andaluz, para la financiación de las Aula Universitaria de Mayores por la Junta de Andalucía
Un salto de alegría al unísono y un aplauso sonoro, como se produjo en la sala del control de la NASA al pisar el primer hombre la Luna, se ha vivido el día 26 de octubre con la aprobación de la financiación de las Aulas Universitarias de Andalucía por unanimidad de todos los partidos políticos en el Parlamento de Andalucía, que aseguran su supervivencia para el futuro.

La Asociación de alumnos mayores del AULA impulsó el movimiento de reclamaciones, su presidente, José Rodríguez Sánchez y secretario, Rafael Reche Silva

Un triunfo de todos, sobre todo de la sensatez. La creación de la primera Aula Universitaria de Mayores en España en la Universidad de Granada (UGR), hace 27 años, fue un paso inmenso. Los mayores de 50 años consiguieron caminar por las Facultades, explorar el universo del conocimiento en un programa universitario rico y variado de asignaturas y talleres.

¿Qué ocurrió? En pleno estío, en una ligera tregua de la epidemia, hizo erupción de forma sorpresiva la supresión del aporte económico a las Aulas Universitarias de Mayores por parte de la Junta de Andalucía (20.000 euros, cantidad insignificante para su presupuesto), lo que suponía una auténtica catástrofe y la condena al cierre de las mismas. La voz de alarma saltó como un resorte, “Houston tenemos un problema” frase pronunciada por el astronauta durante el accidentado viaje del Apolo XIII. Los estudiantes mayores, ajenos a lo sucedido, con los ojos vendados, la mascarilla puesta, dispersos por la geografía en el anómalo verano que el virus nos dejó.

Noticias en la Prensa Local

Era preciso abandonar la pasividad inmediatamente y la asociación de alumnos mayores del Aula Permanente ALUMA de la UGR, a través de las nuevas tecnologías (Emails, Facebook, Whatsapps, Pág. Web…) moviliza a sus asociados y alumnos del Aula APFA, a la Federación Andaluza FADAUM, Confederación Nacional de asociaciones CAUMAS y asociaciones de estudiantes mayores de otras ciudades de España. Según transcurren los días, la ola es titánica de solidaridad y apoyo, se pasa a la acción directa, en una marea creciente de: escritos, cartas, artículos en prensa (Ideal, Granada hoy…), programas de radio, reuniones con políticos locales y autonómicos… Los estudiantes universitarios mayores del APFA consciente del golpe mortal que suponía para las Universidades públicas andaluzas la medida adoptada por la Junta, manifestaron sus temores, tristeza y apelaron a una rectificación. La Rectora de la UGR Pilar Aranda, alzó su voz viva en la TV y en la prensa, en defensa de sus estudiantes universitarios mayores y en la continuidad del Aula (APFA), igualmente la Directora del APFA, Mª Del Carmen García Garnica.

Diputada Mª José Sánchez Rubio defendiendo la Propuesta No de Ley en el Parlamento de Andalucía

El clamor habla en voz baja, trotaba de un lado para otro y resultaba necesario darle la vuelta, entonces apareció el hada madrina en el momento preciso, encarnada en la parlamentaria y diputada del partido socialista por Granada en el Parlamento de Andalucía, María José Sánchez Rubio. Recogió el testigo de la Universidad, asociaciones y alumnado, planteó una inteligente proposición no de ley ante el Parlamento de Andalucía, con la idea fuerza de impulsar y mantener las Aulas universitarias de mayores en Andalucía. La hábil exposición de motivos, acentuaba su mensaje en la labor que desarrollan las Aulas Universitarias como un espacio de formación, participación, encuentro y convivencia, con un lenguaje claro dibujó los benéficos que aportaba los programas universitarios al colectivo de personas mayores en el fomento de la calidad de vida para conseguir un envejecimiento activo, reafirmó en varios puntos bien definidos al Consejo de la Junta de Andalucía que garantizaran una línea de financiación permanente para el futuro y solventara la del presente curso 2020/2021 suprimida. María José Sánchez desde el primer minuto logró realmente una comunicación abierta, declinando el lenguaje bronco de confrontación política y estableció una corriente de colaboración, lo importante no era buscar culpables sino soluciones que le dieran el sostén económico necesario a las Aulas universitarias de mayores de Andalucía dependientes de las Universidades Públicas y calmar el desasosiego de más de 10 mil estudiantes mayores andaluces que asisten de forma presencial o en línea a las clases .

Cayeron los muros y todas las corrientes políticas del parlamento andaluz, de la izquierda a la derecha (PSOE, PP, Ciudadanos, Adelante Andalucía y Vox) unieron en un mismo abrazo su voto por unanimidad y aprobaron la Proposición No de Ley presentada. La cual pasará al Gobierno de Junta de Andalucía para su ejecución.

El éxito es de todos, sobre todo de aquellos que apostaron y apostamos por las Aulas Universitarias de Mayores.

Estudiantes mayores del Aula de la UGR en clase on-line

 

 

Leer más artículos de
Rafael Reche Silva, alumno del APFA
y miembro de la JD de la Asociación
de estudiantes mayores, ALUMA.
Premiado en Relatos Cortos en los concursos
de asociaciones de mayores de las Universidades
de Granada, Alcalá de Henares, Asturias y  Melilla.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.