FAMPA Alhambra mantiene las protestas y exige un modelo que deje de gestionar como negocio los comedores escolares

La Federación granadina de Asociaciones de Madres y Padres del Alumnado, FAMPA Alhambra, convoca para hoy jueves, a las 12.00 horas, una protesta, respetando todas las medidas sanitarias, que partirá  del CEIP Victoria Eugenia, uno de los centros afectados. El Colegio está situado en Caleta, en Granada capital, y la marcha terminará en la Delegación de Educación, ubicada en Gran Vía, con el lema “Mi comida no es tu negocio”, #COMEDORYA


FAMPA Alhambra, que representa a más de 300 AMPA en toda la provincia de Granada, vuelve este jueves 7 de enero a reclamar una solución para los comedores escolares afectados por un modelo de gestión caduco que genera inseguridad y que, en esta ocasión, ha provocado que una decena de centros granadinos y más de 160 en Andalucía tengan que iniciar el segundo trimestre del curso sin este servicio. “Un jueves más salimos a la calle para exigir que se solucione de manera urgente la falta de comedores escolares, un servicio público y esencial”, ha explicado la presidenta de Fampa Alhambra, Rosa Funes.

La presidente de FAMPA Alhambra ha insistido en que hasta que no se modifique el actual modelo de gestión de los comedores escolares, la actual situación puede repetirse porque la Junta está salvando con “parches” un problema que se repite de manera cíclica. La actual problemática responde a unos pliegos de condiciones en la adjudicación del servicio no se adecuan a la realidad educativa. Desde Fampa Alhambra han exigido un cambio en el modelo de gestión que lo convierta en sostenible, que garantice la conciliación en la Escuela Pública y que, al mismo tiempo, favorezca el desarrollo local.

El movimiento asociativo de madres y padres ha recordado que el curso comenzó el pasado septiembre con 17 centros de la provincia sin servicio de comedor debido a la renuncia al contrato de las empresas Col-servicol y Perea Rojas. Esta situación ha afectado a 126 colegios andaluces y ha ocasionado un perjuicio contestado desde las AMPA y desde Fampa Alhambra en las calles, en redes sociales y con una intensa campaña en medios. Estas cifras demuestran la inestabilidad de un servicio que sigue en manos de los intereses empresariales y que se gestiona obviando que la alimentación es vital para el desarrollo de los menores.

La Federación ha contactado con la Consejería de Educación, con la Agencia Pública Andaluza de Educación (APAE) y con el Defensor del Pueblo a nivel estatal y andaluz. Aunque el pasado 3 de noviembre se recuperó el servicio de comedor en 8 de los 17 centros granadinos afectados, los nueve restantes empezarán las clases sin un servicio fundamental. Estas cifras, que cambian de una semana a otra, demuestran que las soluciones que ha activado hasta el momento la Junta no son suficientes ni perduran en el tiempo.

Rosa Funes López, presidenta de FAMPA Alhambra

“Por si este panorama no fuera ya preocupante, la empresa IRCO SL que gestionaba en 2019 el 70 % de los comedores de la provincia anunció que dejaba el servicio en diciembre, cuando acababa su contrato”, ha añadido Funes. La decisión de esta empresa afecta a 45 centros educativos granadinos que se han incluido en una nueva licitación de la Junta para adjudicar el servicio de 147 comedores en un lote único.

El modelo de gestión previsto por la Junta, que no se adapta a las necesidades actuales, quedó desierto y forzó una segunda licitación pendiente de resolver y que provoca, una vez más, que los centros afectados arranquen el nuevo trimestre sin un servicio esencial para la conciliación de las familias y, especialmente, para el alumnado acogido al Plan SYGA.

Fampa Alhambra ha recordado que lleva años reclamando cambios en un modelo de gestión que deja el servicio de comedores escolares a merced de intereses empresariales ajenos a la calidad. “Los comedores son esenciales para la conciliación y por eso es fundamental que la escuela pública ofrezca ese servicio”, ha añadido la presidenta del movimiento asociativo, que ha pedido medidas para recuperar formas de gestión “más sostenibles y viables”.

Entre las propuestas de Fampa Alhambra está una gestión de los comedores con convenios con ayuntamientos y entidades sin ánimo de lucro, que se facilite el acceso de las PYME a los concursos, lo que además favorece el desarrollo local, y un cambio en los pliegos de los concursos para que las adjudicaciones no se hagan en base a la oferta económica más baja.

Por este motivo, Fampa Alhambra ha pedido a quienes defienden lo público y un modelo de comedor sostenible como complementario esencial para las familias de la Escuela Pública que participen y difundan la convocatoria de manifestación en Granada.

Con todas las medidas de seguridad que la situación exige, la protesta partirá hoy jueves, a las 12.00 horas, del CEIP Victoria Eugenia, uno de los centros afectados. El Colegio está situado en Caleta, en Granada capital, y la marcha terminará en la Delegación de Educación, ubicada en Gran Vía, con el lema “Mi comida no es tu negocio”, #COMEDORYA

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.