Antonio Luis Gallardo Medina: «Quiero un pueblo próspero y trabajador»

Lo prometo, sé que es difícil conseguirlo, pero si de algo puedo estar seguro es de mi fuerza de voluntad. Tengo muchos defectos, demasiados diría yo, pero algo que he conseguido con los años es el espíritu de saber decir no, hasta aquí he llegado.
El tabaco era algo que me gustaba con locura, desde niño siempre quise ser fumador, las películas en blanco y negro de Humphrey Bogart y sobre todo el ejemplo de los mayores me hicieron desear el tabaco; siempre decía que a mí me encantaba fumar, que por nada del mundo dejaría ese placer, no ese vicio. Hasta que al final tuve que dejarlo, pero de forma radical y no pasó nada, ni siquiera tuvieron que ingresarme en Clínica de desintoxicación.

Decía al principio que prometo y sigo diciendo lo mismo, prometo que este año acaba de comenzar, sea un poquito mejor que el anterior, ya apenas me acuerdo de lo qué pasó. Cuando se pasa largo y tendido de los sesenta, cuando se han visto de cerca los temerosos ojos largos de la muerte, se dicen las verdades más ruidosas y por qué no más temidas.

Un año empieza y con él todo un período que pueda parecer lejano, pero que a la vuelta de la esquina siempre está ahí para bien o para mal, pero inexorable. Siempre acechando como presa fácil y engañosa.

Prometo ser mejor, si ser mejor se puede entender por comprender a los que me rodean, sin necesidad de convertirlos, si no respetando todas y cada una de sus ideas. No me dejaré llevar por políticos, futboleros y gente de mal vivir.

Intentaré comprender el motivo de teniendo un Pueblo tan bello y maravilloso como es Salobreña, cómo podemos seguir siendo una población que vive del subsidio. Cerraron las Fábricas, acabaron con la vega, pero no vino el turismo prometido.

Los políticos se enzarzaron en disputas pueriles que no conducen a nada y que han llevado a la ruina las arcas municipales. La suciedad y el abandono sí que se ven.

Pero he prometido al principio y quiero seguir cumpliendo con mi palabra. Vamos a ver si este nuevo año que está a punto de comenzar nos trae aparte de salud, que es lo realmente importante, gente comprometida con sus ideas y valores, gente con ganas de hacer algo por Salobreña, pero algo que perdure, que se vea y quede para los restos.

Yo quiero un Pueblo próspero, trabajador, limpio, con ganas de hacer cosas, quiero cultura, mucha cultura, algo que nos lleve de una vez por todas a las puertas de la modernidad, pero de esa modernidad bien entendida y no arrasando todo lo que se pone por medio.

Prometo y quiero cumplir mi promesa, trabajar codo con codo con toda aquellas Personas que soliciten mi ayuda para ese proyecto ambicioso sí pero ilusionante. Vamos pues.

 

Ver artículos anteriores de

ANTONIO LUIS GALLARDO MEDINA

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.