Juan Franco Crespo: «Cincuentenario de la convención Ramsar sobre humedales»

Aunque parezca que fue ayer, el ecologismo y la preservación de la naturaleza vienen de lejos. En 2021 se cumple el medio siglo del acuerdo firmado en la ciudad costera iraní de Ramsar y de ahí que la convención para la preservación de estos hábitats haya conservado ese topónimo. El pacto se firmó el 2 de febrero de 1971, evidentemente, este histórico hecho se producía en un momento en que la comunidad internacional todavía no había estigmatizado a esta nación; aún no había llegado el régimen islámico radical.

Digamos que la firma de Ramsar fue uno de los acuerdos más importantes para preservar los humedales del planeta y con ello su biodiversidad –lo que no quiere decir que no se hayan seguido destruyendo estos especiales enclaves por una u otra causa- de cara a las futuras generaciones.

La población iraní se localiza en la zona del Mar Caspio, actualmente es uno de tantos conglomerados turísticos del país, aquí los célebres Montes Elburz se acercan al mar y desde donde se pueden realizar numerosas excursiones aprovechando los bosques que todavía llegan a sus orillas. Otra escapada interesante podría ser la de la pintoresca Sabaherde que se caracteriza por su vegetación, a pesar de la latitud, no dejará de sorprender al viajero por sus palmeras y especies más típicas de los trópicos, muy similar a la zona de Almuñécar-Salobreña; encontraremos bosques densos, cascadas, y si continuamos ascendiendo, prados que nos harán pensar en los Alpes.

La zona tiene bastante actividad termal que en algunos casos nos transportan a otras latitudes, otros mundos: no estaremos en Alhama, sino en Sabat Mahale o Behin Abad, puntos famosos por sus ricas aguas minerales, así que podemos adivinar por qué se fijaron en Ramsar hace medio siglo para hablar de preservación. Una naturaleza que invita a la reflexión es más receptiva que una árida meseta –algo frecuente en este país asiático-.

El motivo de hablar de esta región es la conmemoración que ha hecho el correo checo, el 19 de mayo de 2021 puso en circulación un efecto acifrado (Tarifa Z, 50 gramos a cualquier lugar del mundo, equivalente a 45 coronas al momento de ponerse a la venta) que muestra un típico paisaje húmedo en el que aparece la cigüeña negra en una composición invernal obra de Adam Kaspar, impresión digital offset, formato horizontal, pliegos de 50 efectos y tirada de 400.00 ejemplares.

La entonces Checoslovaquia accedió al tratado en 1990 [pero había entrado en vigor para los países firmantes en 1975]; en la actualidad 170 países han suscrito esa convención y han inscrito 2.396 humedales que equivalen a 253.928.799 hectáreas protegidas. Cada país es responsable de proponer espacios siguiendo criterios ecológicos, botánicos, zoológicos, hidrológicos, de limos o sedimentos. Cuando los propone se compromete también a su protección y a evitar que sean dañados. La actual República de Chequia tiene inscritos catorce sitios que totalizan 60.207 hectáreas bajo la supervisión directa de su Ministerio de Medio Ambiente.

En el caso de España tenemos casi un centenar de zonas de esta categoría y sobresalen, por su importancia, los del Coto de Doñana, Albufera de Valencia o Lagunas de Ruidera. Cuando todavía usábamos la peseta nuestro correo también le dedicó algún sello, e incluso con posterioridad aparecieron otros efectos. Digamos que el tema, centrado sólo en Ramsar, puede dar para formar una bonita colección basada única y exclusivamente de estos lugares, sólo es cuestión de irse a la página oficial y a partir de ahí ir tirando del hilo a ver qué estampillas podemos incorporar a esta temática que hoy podríamos catalogar de moda por la facilidad con la que en todo el mundo se habla del clima.

(Nota: nuestro agradecimiento al correo checo por la ayuda para documentar este artículo).

 

Ver más artículos de

Juan Franco Crespo

Maestro de Primaria, licenciado en Geografía

y estudios de doctorado en Historia de América.

Colaborador regular, desde los años 70, con publicaciones especializadas

del mundo de las comunicaciones y diferentes emisoras de radio internacionales.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.