Fundación Caja Rural Granada reparte más de 13.000 € en premios en el  XIII certamen de pintura rápida 

El próximo domingo, 19 de septiembre, Fundación Caja Rural Granada celebra la décimo tercera edición de su popular certamen de pintura rápida. Tras el paréntesis del 2020, provocado por la pandemia, la entidad ha vuelto a programar el concurso que este año aumenta el número de galardones y también la cuantía de sus primeros premios. En total serán 13, en la modalidad de adultos, y 3 en la infantil.

Fundación Caja Rural Granada continúa apostando por la categoría Urban Sketchers, un movimiento de dibujo urbano surgido en 2007 que cuenta con miles de adeptos en todo el mundo, y por el fomento de las artes plásticas y la actividad al aire libre, también, entre los menores.

Desde sus inicios, el certamen se ha convertido en un foco de atracción para pintores llegados de toda España y, en buena parte, de Granada. Por eso, la entidad ha querido reconocer en los últimos años la fidelidad y el respaldo de los artistas granadinos, añadiendo una distinción local al listado de galardones.

El concurso contempla premios en metálico para la modalidad de adultos que van desde los 2.800 € hasta los 450 €, además de un único premio de 300 €, para la categoría Urban Sketchers. El ganador también tendrá la opción de exponer, individualmente, en la Sala de Exposiciones de Servicios Centrales de Caja Rural durante 2022. Los tres mejores trabajos de los participantes más pequeños serán recompensados con un diploma y material de pintura y dibujo.

Los interesados pueden realizar la inscripción, cumplimentando el formulario incluido en las bases que encontrarán en www.fundacioncrg.com y enviándolo por correo electrónico a fundacion.crg@cajarural.com. También pueden rellenar los datos el mismo día del certamen, entre las 8,30 y las 10,30 h de la mañana, en la Sala Zaida de Fundación Caja Rural, situada en Acera del Darro 1, junto a la Fuente de las Batallas.

El concurso tendrá su base de operaciones en  la Sala Zaida, donde se realizará la recepción de participantes.

Los pintores deben ir provistos del material que necesiten para desarrollar su trabajo, incluyendo el caballete en el que lo expondrán por la tarde. En la modalidad de adultos, el soporte ha de ser rígido, monocolor y de unas dimensiones no inferiores a 50 cm ni superiores a 120 cm.

El soporte de la infantil será, igualmente, rígido, de formato libre, y el de la Urban Sketchers, también de estilo libre, aunque su tamaño no podrá ser superior a 30 cm, en cualquiera de sus lados

En ambos casos, solo se admitirá una obra por participante, que debe realizar durante la jornada.

Jornada maratoniana

Los pintores se enfrentan en directo a todos los estímulos de una ciudad viva: sonidos, viento, el bullicio de las calles, la iluminación del sol… que inspiran y enriquecen el proceso creativo.

Además de desarrollar su trabajo fuera del estudio, los participantes han de terminar la obra en pocas horas. La tensión del concurso pone a prueba la imaginación y el control técnico de los artistas, capaces de resolver el trabajo en una jornada maratoniana.

Muchos ciudadanos siguen durante toda la jornada la actividad de los concursantes, desde los primeros trazos de la obra hasta su exposición al público, a partir de las 17 horas en la Fuente de las Batallas. Tras la evaluación del jurado, compuesto por expertos y personas relacionadas con el mundo de las Bellas Artes, se procederá a la entrega de premios, alrededor de las 20 horas en este mismo lugar.

La convocatoria es, además, un reclamo para los compradores de arte, ya que una vez hecho público el fallo, los no galardonados ponen a la venta sus obras a unos precios muy asequibles.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.