Antonio Luis Gallardo Medina: «Los viejos a veces chochean»

Cualquiera que me lea o me oiga puede pensar que este viejo jubilado se ha vuelto majareta o tal vez chochea, pues de un tiempo a esta parte escribe y dice cosas que no van con su habitual esquema de pensamiento y actuación.

Siento mucho tener que llevar la contraria a todos ellos que me etiquetan y piensan que he perdido la chola. Nunca, sí, nunca he votado al PP y si ahora me dicen que defiendo al partido perdedor y acusado de corrupción, he de decirles que siguen equivocados, pero creo es debido a su enorme sentido del partido y el pensamiento único.

A mis años, ya soy difícilmente manipulable por prensa, radio y televisión. Es escandaloso ver y oír que después de dos semanas sigan dale que te pego al PP. Los únicos problemas que tiene este país es el PP, no saben los periodistas, tertulianos y gente de partido que hay otros temas mucho más acuciantes que el PP, solo saben seguir con el cuento que llevaban.

Qué pasa con las pensiones, qué pasa con la reforma laboral, qué pasa con el copago farmacéutico aquí en Andalucía y la subasta de medicamentos, para cuándo la Alhambra y Sierra Nevada serán gestionadas directamente desde Granada.

Como verán no me he vuelto loco, ni estoy chocho; sigo con las mismas inquietudes de antes de la moción de censura, pero se ha incorporado otros problemas que me gustaría solucionar. Uno de ellos es saber el por qué se habla tanto de Casado y poco de las bandejas de lomo de siete filetes que vende Mercadona. No puedes hacer dos raciones de tres, ni tres raciones de dos, ni dos raciones de cuatro, ni cuatro raciones de dos… ¿Por qué, Mercadona? ¿Por qué tanto odio?

Todo lo demás que cuenta y escriben, de verdad es puro marketing del nuevo gobierno y yo, como viejo y jubilado no estoy dispuesto a dar más días de prueba al nuevo gobierno, pues cansado estoy de tanto político de medio pelo y mujeres que se gastan 500.000 euros en volver a decorar nuevamente La Moncloa, para cuatro días que van a estar viviendo.

Son tan torpes y leen tan poco que solo porque me ven hablar con Federico y contarle cosas que pasan aquí en su ciudad, piensan que los viejos chochean. ¡Qué ilusos!

 

Ver artículos anteriores de

ANTONIO LUIS GALLARDO MEDINA

 

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.