Leandro García Casanova: «El decir de mi gente: Dólar»

He disfrutado leyendo el libro El decir de mi gente: Dólar (2020), de José Enrique Aybar Haro, que ha ejercido el Magisterio en un colegio privado de Marbella hasta su jubilación.

En la Introducción, el autor aclara que empezó a crearlo como un juego de niños. Alrededor de una mesa camilla, familiares y amigos fuimos nombrando palabras y expresiones que se decían en Dólar y nos resultaban curiosas. El autor afirma que tanto le interesó el tema que pedí colaboración de otras personas. Y he aquí el resultado (…), me venían algunas personas con sus palabras, expresiones o refranes típicos del pueblo apuntados para que no se les olvidase. Otras, si me veían por la calle o en el bar, me preguntaban: ¿Tienes esta palabra? ¿Y este refrán? ¿Y aquel otro dicho?.… Confiesa que su misión consistía en escribirlas y luego cotejarlas en casa, y también recibía llamadas de familiares que le decían palabras nuevas. Está agradecido a un buen amigo que le fue enviando, por correo electrónico, vocabulario, expresiones, refranes, etc., desde la Biblioteca de Pinos, así como al responsable del Centro Guadalinfo de Dólar, porque le ha ayudado en la maquetación de la obra.

José Enrique Aybar

Conforme yo iba leyendo la obra de José Enrique Aybar, fui subrayando muchos términos y modismos que se han ido perdiendo, creo que debido a la emigración masiva del campo a la ciudad, que se produjo en los años sesenta, así como a la evolución del idioma, con la incorporación de nuevos términos. Copio algunos vocablos: culero, cucurumillo, chuchurrío, efarriarse, enritación, esaborío, escamondao, explotío, pirriaque (en Castilléjar se dice pitraque). Por un lado, estos modismos locales me han hecho reír, por otro, me traían recuerdos perdidos de mi infancia, de mis padres y de mi pueblo y, por último, me daba pena porque son términos que ya apenas se utilizan en la ciudad, mientras que se conservan en los pueblos de Andalucía. El lenguaje va evolucionando y nuestro tiempo ha pasado, ahora es el tiempo de los jóvenes, de los móviles, de la informática, de las redes, de los barbarismos (sobre todo, anglicismos), que tanto se utilizan en los periódicos, incluso en las televisiones, y que tanto destrozan nuestro idioma (cuando tenemos términos mejores), por no hablar del lenguaje inclusivo impuesto por los partidos de izquierdas, mientras que en Francia lo han rechazado, yo creo que por la estupidez de las repeticiones. Los políticos, muchos de ellos sin cultura, no deben de imponer las normas de la lengua española, ni están capacitados para ello, porque son competencia exclusiva de la Real Academia Española de la Lengua, que para eso está.

En los dichos populares le ayudó Francisco Pleguezuelos Fernández, copio algunos: alreor, arder como un ciquitraque, ¡anda ahí con él!, al estilo compladre, a to meter, arrastra panza, ¿dónde pollas va?, echar los quirios, darle al alpiste, echar la saura… Echar la follona es ir de copas con los amigos y sólo se dice en Dólar, según José Enrique Aybar. En Jérez del Marquesado, yo he oído algo parecido: Vamos a pegarnos un fogonazo.

Portada del libro ‘El decir mi gente: Dólar’

Mi misión, por tanto, ha sido recopilar, aportar mis propios datos, leer algunos libros relacionados con el tema y darle cuerpo y forma a todo ello, escribe en la Introducción, José Enrique Aybar. En definitiva, lo que pretendo con este manual de andar por casa es: defender nuestra forma de hablar, facilitar su difusión entre los más jóvenes y conservar nuestro patrimonio lingüístico. Para que no quedase como un diccionario más, he introducido una serie de fotografías de nuestro entorno, del modo de ser y vivir de nuestras fiestas. Al final, el autor hace esta precisión: En este libro he recopilado poesías y chascarrillos antiguos, letras de nuestro fandango, un auto sacramental (Coloquios) y los pastores (muy típicos de Dólar).

Hay que señalar que El decir de mi gente: Dólar es una obra colectiva del pueblo, dirigida por José Enrique Aybar (a mí me ha llamado la atención su sencillez y humildad), que ha ido recopilando y ordenando el vocabulario que hoy ya forma parte de la memoria, de la cultura y del patrimonio lingüístico de Dólar. La obra tiene más de un centenar de páginas, pero ha sido un trabajo bastante arduo y minucioso, porque se necesita la colaboración de muchas personas que te vayan proporcionando los modismos, los refranes, los dichos populares…, que después habrá que ir ordenando alfabéticamente. Por eso, el autor dedica el libro a todos los doloríos, que en mayor o menor medida, han puesto en mis manos sus conocimientos para contribuir a mantener vivo el patrimonio cultural y lingüístico de nuestro pueblo. José Enrique Aybar ha escrito también Dólar tras las huellas de su pasado y Villancicos de Dólar. Finalmente, confiesa: Ahora estoy trabajando en la biografía de una persona muy especial del pueblo, lo que da idea del cariño que tiene por su patria chica.

 

 

Leer otros artículos de

LEANDRO GARCÍA CASANOVA

 

 

Compartir:

2 comentarios en «Leandro García Casanova: «El decir de mi gente: Dólar»»

  • el 24 diciembre, 2021 a las 8:03 am
    Enlace permanente

    Remitido por Francisco Pleguezuelos Fernandez (@PacoTeoro) El decir de mi gente.
    Buenos días Don José: Qué maravillosa exposición de Don Leandro Garcia Casanova, copia de » El decir de mi gente » Dólar 2020, obra de tu personalidad e inteligencia Don José «Pepe Jabado».
    El relato del Sr. García es, fiel copia de tu excelentísimo trabajo, realizado con cariño a nuestro pueblo y sus habitantes.
    Gracias por aparecer Francisco Pleguezuelos Fernandez, qué soy yo, yo sólo hice una pequeña aportación, una frase muy cotidiana es; ¿aonde poyas vas?.
    Gracias Señores Don Leandro y Don José.
    Felices Navidades y próspero 2022.
    Francisco Pleguezuelos Fernandez
    @ Paco Teoro.

    Respuesta
  • el 24 diciembre, 2021 a las 5:14 pm
    Enlace permanente

    Francisco, gracias por tu comentario. José Enrique me ha dicho que está mañana ha hablado contigo, y yo he querido mencionarte en el artículo por tu aportación en los dichos populares. te deseo que pases una feliz Navidad

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.