Gregorio Martín García: «Paseando mi soledad»

El embrujo de la noche marinera preñada de paz y encanto, contrasta con el ronco ruido de olas, que en la arena rompen su espuma en llanto, de ver esa divina luna allá en lo alto.
Mediterránea, marinera. Granadina y salobreñera, en tierra de sal, caña y pesca. Solitario que paseas entre penumbras y sombra. Solitario que recuerdas todos tus pasados eventos así como tus esperados y deseados proyectos.

Piensa, añora y “vive” a la luz de esta luna tú nostálgico estado.
– ¿Compartido…? ¡Pero si solo tú saliste a este oscuro y mágico paseo!
– ¡Sí…! pero me acompaña quien quiero y anhelo.

Mi soledad disipar espero, con este mi garbeo. Con su brisa, con las olas de ese mar ahora fiero, y con la misteriosa luna allá en el cielo.

Salobreña desde el Peñón ::IDEAL

Con esa luna con aquel lucero. Que contemplan, como yo, la mar, que refleja el firmamento y la nocturna estampa de ese encaramado y marinero pueblo.

Solo se queda el paseo. Sendero fue de mis sentimientos. Solo sombras, solo yo, solo mágicos destellos y ruido de olas. Esparcidos al viento. son presentimiento de amargos momentos allí vividos, compensados fueron con los sueños. La “orfandad” de aquel momento en que misteriosa presencia estuvo conmigo cuando estaba…: “Paseando mi soledad”.

 

Ver más artículos de

Gregorio Martín  García

Autor del libro

‘El amanecer con humo’

Compartir:

16 comentarios en «Gregorio Martín García: «Paseando mi soledad»»

    • el 14 marzo, 2022 a las 10:49 am
      Enlace permanente

      Como tú

      Respuesta
  • el 14 marzo, 2022 a las 11:55 am
    Enlace permanente

    Estimado amigo Gregorio. Desde hace unos meses te estoy leyendo-con gran interés- todos los lunes en «Ideal en Clase». Me gusta mucho como de manera natural tu prosa fluye de tu pluma con gran facilidad hasta convertirse en algunos momentos casi en poesía. Me ha gustado especialmente el de Navidad y este último en Salobreña.
    Me resulta admirable la facilidad con la que eres capaz de poner negro sobre blanco, algo tan difícil de expresar como los SENTIMEINTOS. Y tú lo haces tan fácil que yo leyéndote siento en el pecho tu dolor tu soledad y tu nostalgia de personas amadas que ya no están entre nosotros. Se me acaba el espacio. Pero todavía lo tengo para mandarte un gran abrazo.

    Respuesta
  • el 14 marzo, 2022 a las 12:28 pm
    Enlace permanente

    Me ha sorprendido su escrito de hoy. Ha pasado de las descripciones y bien comentados relatos de hechos y recuerdos desde un punto de vista exterior como espectador de los mismos a esta breve e intismista reflexion sacando su » yo» interior , recordando vivencias y recuerdos poniendo a la luna como testigo.
    Le animo a que siga con estos escritos mas intimos , exponiendo mas su yo interior que seguro que nos tiene mucho que contar.
    Mis felicitaciones y mi agradable sorpresa de este escrito
    Un saludo

    Respuesta
    • el 14 marzo, 2022 a las 12:41 pm
      Enlace permanente

      Gracias, D. José B. Si mi escrito le ha gustado, el suyo a mí me ha encantado y servido para elevar moral y sacar a lo escrito el segunto placer del mismo. El primero fue al escribirlo, ¡Lo paso bien!. Pero el segundo, tambien es prometedor y valedor; si alguien como Vd, despues de leerlo envía y transmite un precioso parecer. Gracias.

      Respuesta
      • el 14 marzo, 2022 a las 6:39 pm
        Enlace permanente

        Escelente manera de expresar la Soledad, nostalgia debes tener de ese maravilloso pueblo de sus playas y sus románticos atardeceres y como dice Serrat en su canción naci en el Mediterráneo

        Respuesta
        • el 14 marzo, 2022 a las 8:16 pm
          Enlace permanente

          Francisco Ávila. Lleva toda la razón. En ese pueblo mediterraneo, «blanco andaluz» y «bello Granada» qué encaramado en aquel alto otero de águila rapaz. Es joya sin par, de belleza salina, de ambiente de mar, que con su atractivo de pueblo, sus gentes y rudos marineros de barcos pesqueros que zurcan la mar con sus proas al viento y cortando aguas del viejo Mediterrano se dirigen al banco con su popa añorando y despidiendo al esbelto castillo de Salobreña. Formando un conjunto de oleo y pincel, retrato de edén donde soñar y vivir, donde gozar y amar. Eso es Salobreña, Amigo lector.

          Respuesta
          • el 14 marzo, 2022 a las 8:26 pm
            Enlace permanente

            No me sorprende pero cada vez que utilizas papel y pluma es para seguir enaldeciendo todo lo qué te rodea y tanto quieres

  • el 14 marzo, 2022 a las 1:44 pm
    Enlace permanente

    Estimado amigo Gregorio. Desde hace unos meses te estoy leyendo-con gran interés- todos los lunes en “Ideal en Clase”. Me gusta mucho como de manera natural tu prosa fluye de tu pluma con gran facilidad hasta convertirse en algunos momentos casi en poesía. Me ha gustado especialmente el de Navidad y este último en Salobreña.
    Me resulta admirable la facilidad con la que eres capaz de poner negro sobre blanco, algo tan difícil de expresar como los SENTIMEINTOS. Y tú lo haces tan fácil que yo leyéndote siento en el pecho tu dolor tu soledad y tu nostalgia de personas amadas que ya no están entre nosotros. Se me acaba el espacio. Pero todavía lo tengo para mandarte un gran abrazo.

    Respuesta
    • el 14 marzo, 2022 a las 11:03 pm
      Enlace permanente

      Las palabras amables. siempre son agradables de oir, pero si son las de un buen amigo entonces el valor es exponecial, igual que siempre fue nuestra amistad. Alegria, diversión, confidencias y aventura. Eran nuestras consignas en juventud tan bien vivida, en juventud tan ordenada, respetable y sana que nos dimos. Mil cosas podriamos contar, mil cosas de las que vivimos y que ahora recordamos, no con morriña ni enfado por el edén juvenil ya pasado y alejado por los años. Sino qué, somos cocientes y conocedores de que así son «las cosas» y habemos de acomodarnos a lo que nos toca. Lo positivo y valioso será ahora para nosotros consigna al igual que aquella lo fue cuando jovenes fuimos. ¿Qué ahora somos viejos?… Bueno… ¿Y qué? Somos hombres hechos y derechos con muchos años gozados, con mas experiencia y sabiduría y eso lo da la vida bien vivida. Nacimos en pueblo. Nuestro caminar nos llevó a lograr metas con las que nos sentimos relizados… Y ¿Qué queremos más? yo solo una cosa. ¡VIVIR! Mi buen amigo Agustín, hagamoslo así. Un abrazo, hombre de altos vuelos. Y nunca mejor dicho Sr. Controlador. Tú Amigo Gregorio

      Respuesta
  • el 14 marzo, 2022 a las 9:00 pm
    Enlace permanente

    Precioso escrito Sr. Gregorio, me ha recordado al poeta y apreciado, Antonio Machado en sus paseos a orillas del Duero. Con sus poemas y anhelando sus tiempos pasados con su querida Leonor.

    Respuesta
    • el 14 marzo, 2022 a las 11:07 pm
      Enlace permanente

      Sr Ana, muchas gracias por sus agardables y amables palabras. Me alegra mucho le guste lo que tyo tan agusto escribo. Un afectuoso saludo

      Respuesta
  • el 14 marzo, 2022 a las 11:46 pm
    Enlace permanente

    Algo tendrán tus escritos cuando todo lo que reciben son elogios. Francisco Avila

    Respuesta
  • el 18 marzo, 2022 a las 8:19 am
    Enlace permanente

    Mis escritos, Francisco, tienen alma y corazón, qué es lo que les pongo cuando escribiendolos estoy. Recreándome en ello y pasando uno de los mejores momentos del día. Todo ello aumenta y se multiplica cuando veo que muchos amigos, muchos desconocidos y por ello no menos estimados, emplean su tiempo en leerlos.

    Respuesta
  • el 18 marzo, 2022 a las 3:24 pm
    Enlace permanente

    Hola, me a encantado tu articulo, es cierto que aveces nuestros paseos en solitario son los mejor acompañados,por esas personas que viven en nuestro corazon…Besos y por favor continua deleitandonos con estos articulos tan intensos

    Respuesta
    • el 20 marzo, 2022 a las 8:04 pm
      Enlace permanente

      Srª Encarni R.G.: Seguiré escribiendo mis articculos, porque a mí me gusta hacerlo y si además es deleite para alguien leerlos, entonces mi satisfación es completa al escrirbirlos. Porque rememorando y escribiendo se vive otras vez lo pasado y simpre es bueno para corregir y mejorarlo. Ocasión parecida se tiene al leerlo. Mi gratitud y un saludo.

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.