José Luis Abraham López: «Cuando nos devuelven la imagen de nuestros abuelos»

La agilidad en los diálogos, las escasas descripciones y un ritmo sintáctico que propicia seguir avanzando en la trama, junto a la desazón que despierta en el lector el querer descubrir definitivamente la historia personal del anciano, convierten a Los amigos, de Kazami Yumoto, en un estimulante ejercicio que nos abre los ojos a un tiempo –y sus figuras– que creemos irrecuperable.

Con poco más de treinta años, la escritora japonesa Kazumi Yumoto (Tokio, 1959) escribió su primera novela, Los amigos; título que la editorial Nocturna ediciones nos da la oportunidad de leer su quinta edición, con traducción de José Pazó Espinosa.

El fallecimiento de la abuela de Yamashita, hacen que tanto a él como a sus inseparables amigos Kiyama y Kawabe le despierten un inusitado interés por la muerte y divaguen sobre la misma, hasta el punto de espiar a un vecino anciano que dicen que se está muriendo. La principal obsesión de la pandilla es esperar el momento en el que este fenezca así que invierten todo el tiempo del que disponen en seguirle los pasos. Incluso ingenian planes malévolos como el de envenenarlo con el sashimi.

En cambio, el anciano no goza de tan mala salud. A pesar de vivir solo atiende diariamente los quehaceres de su casa y de su huerto. Paulatinamente, la relación de los chavales de doce años con el anciano se convierte en una convivencia diaria en que si aquellos le ayudan en mejorar su huerto y su casa, aquel hace lo propio con los exámenes de ingreso en secundaria.

Cubierta de Los amigos, en Nocturna ediciones

Los chicos van recibiendo lecciones del anciano ganándose así su confianza y su complicidad. Pero a lo mejor no son los unos espías, porque ¿quién vigila a quién?

Los escolares comparten sus frustraciones como le sucede a Kawabe, que no comprende la ausencia de la figura paterna en su casa.

En ciertos momentos, la historia principal narrada en primera persona por Kiyama cede paso a la historia personal que tiene al anciano sumido en un desconcertante mutismo: su participación en la guerra del Pacífico en el que se demuestra la lucha extrema del hombre por la supervivencia, y que le hizo abandonar hogar y esposa. Conocida esta experiencia de su nuevo amigo, la pandilla no está dispuesta a quedarse de brazos e indagan sobre la existencia de Yayoi Koko, esposa del anciano. Sus pesquisas y averiguaciones telefónicas les conducen a una residencia. ¿Será esta la auténtica compañera de vida del anciano del que –por cierto– nunca llega a decirse su nombre?

La decrepitud repentina de la casa del anciano, ya vacía, no son nada comparado con la lección de vida que su amigo les dio.

Desarrollada durante el verano y el otoño, Los amigos nos resulta una entrañable novela por la historia y por las ingeniosas reflexiones que sobre la vida y la muerte la autora Kazumi Yumoto pone en boca de los personajes y que hacen de su lectura una experiencia entretenida que no hay que perderse.

Como la propia autora reconoce en el epílogo, para el hilo fundamental de la historia se basó en el recuerdo de su abuelo y sí que ha conseguido revivirnos y removernos episodios vividos con los nuestros.

Más información:

https://www.nocturnaediciones.com/

Foto principal tomada de https://www.bruaa.pt/en/authors/

 

 

Ver anteriores artículos de

José Luis Abraham López

Profesor de Educación Secundaria y Bachillerato

 

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.