Mercedes Maroto, una entusiasta de la métrica clásica

Mercedes Maroto, jerezana de nacimiento y sevillana por residencia. Aunque su actividad profesional nada tiene que ver con la literatura afirma con rotundidad que se siente poeta. Califica su poesía de «intimista, sincera y muy machadiana». Entusiasta de la métrica clásica por encima de todo, lo que no quita que también se mueva en el verso libre. Su último poemario se titula ‘Versos de espuma’ está compuesto de romances, sonetos, liras y décimas que emplea con maestría para abordar temas relacionados con la infancia, la juventud, el paso del tiempo, la tristeza, la naturaleza, el amor, el odio y, sobre todo, el mar que está muy presente en toda su poesía.

Para demostrarlo lee el poema de este libro titulado ‘Aromas de mi infancia’ en el que rememora «los veranos infantiles /cuando el sol era dueño de la vida/ y el tiempo todavía no era huida /sino el tímido fluir de diez abriles,/ aquel mar modelaba los perfiles/ de unos niños de risa desmedida/ que alzaban en la arena humedecida /castillos pasajeros y sutiles,… ..»

Mercedes Maroto en el Parque de María Luisa (Sevilla)

Pese a su temprano interés por la expresión poética ha sido hace unos años cuando se dio a conocer como poeta, actividad conocida hasta entonces solo «por personas muy allegadas» y amigos que le animaron a publicar y participar en concursos literarios obteniendo algunos premios y menciones como el primer premio en el II Certamen de Sonetos ‘Luis de Góngora’ (2018) o el Primer Premio del Certamen Poesía de Santa Teresa de Jesús (2019). Actualmente modera el blog Liga de Blogs (https://poesiaartesana.foroactivo.com/), con presencia en Facebook y especializado en métrica clásica, «en el que se aprende y se comparte poesía con muchos poetas a nivel internacional lo que lo hace tremendamente enriquecedor».

Portada del poemario ‘Versos de espuma’

Al hablar de proyectos más inmediatos hace referencia a la próxima publicación de «un trabajo de madurez», un nuevo libro que titulará ‘Versos de arena’ «muy trabajado, muy cuidado, escrito también en métrica clásica». Para despedirnos lo hace con el recitado de un poema extraído de este libro, en concreto el  soneto de amor que empieza con ‘Te daría mi tiempo, mis alegrías,…’ y que pueden oír en sus labios en el vídeo:

Ver vídeo:

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.