Mayoría de mujeres en la FP Sanitaria, Servicios a la Comunidad y Educación Infantil, Primaria y Especial

La FP Sanitaria y de Servicios a la Comunidad cuenta con un 70% de alumnado femenino en tanto que Educación Infantil y Primaria y Educación Especial son las enseñanzas con un profesorado más feminizado con el 75% de mujeres en sus plantillas

El pleno del Consejo Escolar de Andalucía ha aprobado en este mes de marzo el Informe sobre la situación de la coeducación y la prevención de la violencia de género en los centros educativos de Andalucía curso 2020-2021, con datos sobre el curso escolar más afectado por la pandemia de Covid 19. El volumen recoge -a lo largo de 200 páginas- tablas y cifras significativas y entre ellas destaca que en el curso 2020/2021 el Sistema Educativo Andaluz sostenido con fondos públicos atendió a 1,7 millones de estudiantes desde los tres años hasta las escuelas de adultos. Este periodo académico, marcado por la Covid, contó con 49.619 estudiantes menos que el precedente, un descenso que se acusó especialmente en las etapas no obligatorias como Infantil y Educación Permanente de Personas Adultas. Sin embargo, hubo datos similares en cuanto a la distribución por sexos y alrededor del 50% del alumnado era femenino.

Sin embargo, aún hay estereotipos de género reflejados en los y las estudiantes a la hora de escoger su formación. Así, considerando el conjunto de las enseñanzas de Formación Profesional, las alumnas tienden a decantarse mayoritariamente por las siguientes familias profesionales: Sanidad, Administración y Gestión, y Servicios Socioculturales y a la Comunidad. En ellas se ubica casi el 70% del alumnado femenino.

Por el contrario, la presencia femenina sigue siendo minoritaria e incluso testimonial en especialidades consideradas tradicionalmente como masculinas: Agraria (21%), Instalación y Mantenimiento (5%), Madera, Mueble y Corcho (21%), Informática y Comunicaciones (11%), Fabricación Mecánica (7%), Electricidad y Electrónica (1%) o Transporte y Mantenimiento de Vehículos (4%), lo que pone de manifiesto la segregación por sexos existente en la opción formativa y confirma la perdurabilidad de valoraciones sociales ya obsoletas.

«Es fundamental la tutorización del profesorado para romper estos estereotipos y mostrale al alumnado la existencia de referentes de éxito masculinos y femeninos que hayan superado la barrera de los roles de género laborales, para así contribuir a que sus elecciones sean aún más plenas», explica el presidente del Consejo Escolar de Andalucía, Manuel Pérez García.

Las denominadas Enseñanzas de Régimen General -Infantil, Primaria, ESO, Bachillerato y FP- constituyen el tronco de nuestro sistema y tuvieron 1,5 millones de estudiantes en el curso 2020-2021, lo que supone el 85 % del total. En el Régimen General, el 48% del alumnado fue femenino. Sin embargo se observan algunas diferencias significativas por etapas, por ejemplo, en la FP Básica (destinada a alumnado en riesgo de no titular) sólo el 27,4% de los matriculados fueron mujeres, mientras su presencia subió al 54,9% en el Bachillerato.

La Educación Permanente de Personas Adultas -con 115.172 alumnos y alumnas en total- registró un 66,7% de estudiantes femeninas.

Durante el curso escolar 2020/2021, hicieron enseñanzas postobligatorias de Bachillerato 131.564 estudiantes, de los que 108.323 lo realizaron en el sistema público, en el sistema privado fueron 15.343 estudiantes y en el concertado, 7.898.

Por reparto de sexos, 61.415 fueron alumnos (47%), frente a 70.149 alumnas (53%). Según las distintas modalidades de Bachillerato tanto en la enseñanza pública como privada, se constata que el Bachillerato de Humanidades y Ciencias Sociales, con 71.238 estudiantes, es el más demandado (56% del total de la etapa). La modalidad menos concurrida sigue siendo el Bachillerato de Artes, con 5.965 matrículas (3% del alumnado total). Junto a ellos, en el Bachillerato de Ciencias se matricularon 54.311 estudiantes (41% del total).

El Bachillerato de Ciencias cuenta con una presencia algo mayor de alumnado masculino (53% de alumnos y 47% de alumnas) y, en sentido contrario, se observa el predominio femenino en el Bachillerato de Humanidades y Ciencias Sociales (56% de alumnas). Esta diferencia es aún mayor en el Bachillerato de Artes, donde el alumnado femenino supuso el 72% de la modalidad.

Las Enseñanzas de Régimen Especial tuvieron 92.177 matriculados, de los que el 61,3% fueron mujeres (56.523). Y dentro de ese conjunto que engloba las Artes Plásticas, la Música, la Danza, el Arte Dramático, los Idiomas y las Enseñanzas Deportivas se alteran notablemente las cuotas de presencia femenina, de tal modo que en Danza, por ejemplo, hallamos 3.976 matriculados, de los que el 93% son mujeres. Mientras, en Enseñanzas Deportivas sólo el 15% del alumnado es femenino, con 32 chicas frente a 178 hombres.

Personal docente

 

El personal docente que conforma la Inspección Educativa en enero de 2021 constituye el 0,2% de todo el sistema educativo. Se trata también del tipo de enseñanza más masculinizado, de las 286 personas que integran este colectivo, 200 son hombres (el 69,9%) y 86 mujeres (el 30,1%).

La presencia de mujeres y hombres en los equipos directivos en función del cargo ha sufrido también cambios si se analiza desde 2008 a 2020. Así por ejemplo, se aprecia una disminución de la presencia masculina en los puestos de Dirección y Vicedirección, alcanzando en 2020 valores de representación equilibrada. La incorporación de mujeres en los puestos de Jefatura de Estudios ha sido la más destacada, llegando incluso en 2020 a presentar una sobrerrepresentación femenina.

En enero de 2020, el personal docente del Sistema Educativo Público andaluz, lo conformaban un total de 122.067 personas, que incluye los centros públicos y los concertados, siendo un 0,5% más voluminoso que en 2019. Las mujeres (79.310) representan el 65% del personal docente, un 0,8% más que el año anterior, mientras que los hombres (42.757) conforman el 35% (reduciéndose su presencia en un 0,1% en relación con 2019). En 2020 se consolida, por tanto, la tendencia hacia una mayor feminización del profesorado, que se viene experimentado desde 2008.

La Educación Infantil y Primaria suele ser la más feminizada de todos los niveles y tipos de enseñanza, lo que también sucede en el Sistema Educativo Público andaluz, ya que las mujeres representan el 76,7% de este personal docente en 2020.

La Educación Especial presenta la plantilla con mayor presencia relativa de mujeres en 2020, las mujeres representan el 87,1% del personal docente en este tipo de enseñanza.

Manuel Pérez toma posesión como presidente del Consejo Escolar de Andalucía

El Consejo Escolar de Andalucía

En el Consejo Escolar de Andalucía están representados padres y madres, alumnado, profesorado, personal de administración y servicios y titulares de centros privados concertados con mayor representatividad. Igualmente, entre sus 73 consejeros se incorporan representantes de las organizaciones patronales y sindicales más importantes, de las Diputaciones provinciales, de las Universidades andaluzas, los directores y directoras de centros educativos, del Instituto Andaluz de la Mujer, del Consejo de la Juventud de Andalucía y personalidades de reconocido prestigio en la enseñanza. En él, han fortalecido su papel como órgano consultivo y de participación, donde todos los sectores representativos del mundo educativo han buscado, sin renunciar a sus propias convicciones, puntos de encuentro y de consenso.

Como institución de la Junta de Andalucía, depende orgánicamente de la Consejería de Desarrollo Educativo y Formación Profesional, si bien goza de total autonomía en todo lo referente a las deliberaciones dentro de sus Comisiones y Pleno y en las orientaciones, propuestas y sugerencias que emite a través de Dictámenes e Informes.

 

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.