Entrevistamos al poeta Juan Carlos Abril en su visita al IES Francisco Ayala

En los primeros minutos del Encuentro Literario, el poeta y crítico Juan Carlos Abril realizó algunas reflexiones sobre la importancia de leer, particularmente, en la juventud, ya que es el momento en el que se gesta la madurez personal y la capacidad de pensamiento crítico.

Para la lectura, el autor seleccionó tres poemas con una temática que nos pareció cercana: “Traición”, “Tiempo” y “Travesía y estanque”, de su libro Un intruso nos somete.

La mayor parte del tiempo Juan Carlos estuvo conversando con nosotros y contestando a nuestras preguntas.

– Rafael Gil: ¿Qué busca al escribir poesía? ¿Es una forma de desahogarse o compartir un sentimiento que puede proporcionar un saber a los demás?

– Juan Carlos Abril: Es una buena pregunta, Rafael. Hay muchas razones por las que se escribe. La razón fundamental es porque se necesita, se siente un impulso expresivo, se quiere decir algo de otra manera. El lenguaje cotidiano no nos permite expresarnos con total libertad. Además, el lenguaje poético crea belleza. Se comienza a escribir poesía por desahogo. Después, cuando se va aprendiendo a escribir mejor deja de ser un desahogo para convertirse en una actividad creativa que nos imponemos a nosotros mismos porque nos proporciona placer estético.

– Patricia Lupión: ¿Ha habido algún cambio en su estilo literario que le haya sorprendido a usted mismo?

– Juan Carlos Abril: La verdad es que he escrito más libros de crítica literaria que de poesía. Hasta el momento he publicado cuatro poemarios, cada uno muy distinto. Cuando creo que domino una forma expresiva me gusta explorar otra, innovar y aprender. Cada uno de mis libros es un reto para mí, una exigencia que responde a nuevas necesidades. Por eso me tomo bastante tiempo para realizarlos, porque tengo que indagar en lo que quiero escribir y en cómo hacerlo.

– José Luis Parrilla: ¿Cuándo escribe, lo hace de forma espontánea o se propone tratar determinados temas?

Juan Carlos Abril: Hay una parte controlable, el simple acto de decidir ponerse a escribir, pero hay otra parte que no está cerrada. No se sabe lo que vamos a encontrar. Se pueden apuntar las ideas que van surgiendo espontáneamente, pero en el momento en que se comienza a trabajar con esa amalgama de cosas y estímulos se suele descubrir algo imprevisto en el proceso de construir el poema. La creación requiere un plan de trabajo, pero siempre introduce lo inesperado. En eso consiste la creación literaria, en el hallazgo de lo desconocido. Si no es original, no vale la pena, aunque las herramientas o los temas utilizados, como el amor, la muerte, la amistad u otros temas clásicos sean los de siempre.

– Lucía Delgado: ¿Cree que sus poemas tienen una simbología característica?

– Juan Carlos Abril: Siempre me han interesado los símbolos. Les he dedicado atención y los he estudiado, en la medida en que me ha sido posible. Siempre me ha gustado trabajar más con las sugerencias que con el lenguaje directo. Creo que lo bonito de la poesía es que sugiere. La forma es indistinguible del contenido. Con la evocación se dice más; en esto radica la grandeza de la poesía.

– Daniel Ruiz: ¿Ha tenido alguna influencia decisiva o modelo literario? ¿Leía mucho a algún autor en particular?

– Gabriel Carrillo: ¿Alguien le incitó a comenzar a escribir poesía?

– Juan Carlos Abril: He tenido muchas influencias. Sin ir más lejos, mi madre escribe poesía. Hace coplillas populares. En mi infancia tomé contacto con la poesía en las celebraciones de mi pueblo. Desde niño fui un gran lector gracias al Bibliobús, cuando todavía no había Biblioteca. Leía tebeos, novelas gráficas y biografías. Al principio, más novela. Comencé a escribir poesía por influencia de cantautores como Serrat, Sabina y, especialmente, Paco Ibáñez, que cantaba poesía tradicional española. Desde la música de Paco Ibáñez acudí a los propios textos poéticos.

– Álvaro Ruiz: ¿Hubo alguna sensación que le impulsara a escribir su primer poema?

– Juan Carlos Abril: Sí, los comencé a escribir con 12 años y eran de tipo amoroso. Los inspiraban una chica que no supo de su existencia y que nunca llegó a interesarse por mí.

Álvaro Ruiz: Eso nos pasa a todos.

Nos pareció un encuentro muy interesante y ameno. Muchas gracias, Juan Carlos.

Lucía Delgado, Patricia Lupión, Gabriel Carrillo,

Rafael Gil, José Luis Parrilla, Álvaro Ruiz y Daniel Ruiz.

Alumnas y Alumnos de 2º de Bachillerato

del IES Francisco Ayala de Granada.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.