Rafael Reche: «Gratitud de los estudiantes mayores a la Rectora Pilar Aranda»

La vida se movería con lentitud, el mundo se estancaría en los siglos si no existieran los personajes que se adelantaran a su tiempo, disolvieran mitos y verdades inmutables, dentro de los pliegues de la incomprensión sin condiciones por una parte de la población. Abrieron las puertas de la universalidad ante el nuevo reto, la revolución de ideas o de las leyes científicas. No importa el siglo en que sucede se antepone con mayor o menor intensidad un rechazo a todo aquello que suponía una ruptura.

Hombres y mujeres que abrazaron un sueño para el tiempo que les tocó vivir, eran una voz extraña, unos náufragos atemporal, seguro que a nuestra memoria nos asaltan algunos ilustres nombres: Van Gogh un gran maestro de la pintura que fue reconocido después de su muerte, Charles Darwin con su teoría de la evolución mediante selección natural no se reconoció hasta 1930, no tuvo oportunidad en vida de está satisfacción, Galileo Galilei estuvo a punto ser condenado a muerte por su teoría que la tierra orbita sobre el sol, nuestro bioquímico Severo Ochoa y la bióloga Rosalind Yalow ganaron el Premio Nobel pero antes fueron rechazados por los editores de prestigiosas revistas científicas.

Vivimos escondidos en nuestra propia realidad y el peso de la realidad nos muestra la cara de la fugacidad de las cosas, al rápido olvido de las personas y de los hechos. Los mayores jubilados de este colectivo conocemos el choque brusco del paso de la vida laboral al del hogar, el sistema decidió que un día pasaras de actor activo con más de 40 años de servicio en lo público o en lo privado a pasar a actor anónimo y olvidado.

Como todo viaja hacia su difuminación y se pierde, lo escrito deja huella por lo menos en lo digital en formato de ceros y unos de los discos duros. En este artículo quiero poner mi acento, en una mujer digna de admiración con una significación especial para la Universidad de Mayores denominada Aula Permanente de Formación Abierta y la Asociación de alumnos ALUMA, ambas instituciones pertenecientes a la veterana Universidad de Granada (1531).

La Rectora Pilar Aranda preside el acto del XXV aniversario de la fundación del Aula (APFA) de la UGR en el 2021 la foto con mascarilla por la pandemia COVID

En los años 1970, la UNESCO, propuso el concepto de Aprendizaje a lo Largo de la Vida (ALV) como un nuevo paradigma y un principio organizador de los sistemas de educación y aprendizaje en el siglo XXI, de cara a la construcción de la “sociedad del conocimiento” y la “sociedad del aprendizaje”, en un contexto en el que la información y el conocimiento se expanden de manera acelerada, y en el que la vida y la expectativa de vida de la población se amplían en todo el mundo.

Pilar Aranda Ramírez no solamente es una de las figuras más destacada de la Universidad de Granada, sino que es una persona muy unida a la trayectoria de la formación universitaria de los mayores, como fundadora de la primera Aula universitaria en España en Granada en 1994 y su posterior proyección en el resto de España.

Ella, una joven Vicerrectora de Estudiantes de la UGR, con amplitud de miras y atraída por el novedoso proyecto expuesto en Bruselas y contó con un apasionado humanista el doctor Miguel Guirao Pérez a quien nombró primer director del Aula (APFA), ambos supieron no solamente modificar la sensibilidad de la época sino que hicieron darles vida a los años a los mayores atrayéndolos a la Universidad, juntos sembraron el embrión de la Universidad de Mayores en Granada. El Director Guirao se volcó en cuerpo y alma en la nueva idea, recibía a los tímidos primeros estudiantes universitarios mayores en la escalerilla del edificio V Centenario sede actual del Aula.

Pilar Aranda fue fundadora en Granada del Aula de Mayores, la primera de  España en 1994

Hoy día después de 29 años de rodaje es una realidad tangible con más de 1000 alumnos en sus 6 sedes (Granada, Baza, Motril, Melilla, Ceuta, Guadix), una conquista intelectual para los mayores y una mejora del envejecimiento activo.

Una mujer con vocación intelectual, su amor al saber se manifiesta es un rico historial en materias para quien la vida es un ejercicio de entendimiento, Catedrática de Fisiología, doctora en Farmacia, licenciada en Biología y un largo curriculum. El 16 mayo entrega el relevo del Rectorado de la Universidad de Granada que ha ejercido con eficacia durante 8 años.

Como adultos en la segunda etapa de la vida, nos sentimos afortunados y agradecidos de Pilar Aranda haya formado parte de los docentes en las clases de Dieta y Salud del programa universitario de mayores del Aula Permanente de Formación Abierta (APFA), también nos sentimos orgullos de su proyección academia, alcanzando como mujer la cima de responsabilidad logrando el Rectorado de la prestigiosa Universidad de Granada.

Me atrevo afirmar que la grandeza no solo le viene por su inteligencia sino por su forma de ser: natural, cercana y sencilla en su espíritu apasionado le lleva a la innovación y apostar por iniciativas como abrir la Universidad a los adultos mayores para aquellos que no tuvieron oportunidad en su juventud y para apostar por el aprendizaje a lo largo de la vida potenciando la salud y el envejecimiento activo.

Una mujer que conquista por su feminidad, amabilidad y cordial sonrisa, a parte de su calidad como docente, líder e incansable trabajadora.

Pilar con al Junta Directiva de ALUMA

Soy testigo de su dedicación y seguimiento del proyecto de Aula de mayores que trajo en su carpeta desde Europa para iniciar su andadura en Granada. Siempre acomodó su apretada agenda de compromisos académicos e institucionales para asistir a los actos de los universitarios mayores tanto del Aula (APFA) como de la asociación de alumnos ALUMA.

Día a día, se ha ganado el reconocimiento nuestro y el cariño de los estudiantes mayores. Ahora que deja su función de Rectora la asociación ALUMA la ha nombrado en Asamblea General por Unanimidad Socia de Honor.

Desde estas líneas le traslado la admiración de mis compañeros y esperamos seguir contando con su aporte como docente y persona, Gracias mil Pilar Aranda.

 

Leer más artículos de
Rafael Reche Silva, alumno del APFA
y miembro de la JD de la Asociación
de estudiantes mayores, ALUMA.
Premiado en Relatos Cortos en los concursos
de asociaciones de mayores de las Universidades
de Granada, Alcalá de Henares, Asturias y Melilla.

Compartir:

3 comentarios en «Rafael Reche: «Gratitud de los estudiantes mayores a la Rectora Pilar Aranda»»

  • el 20 abril, 2023 a las 12:44 pm
    Enlace permanente

    Nuestro amigo Rafael nos muestra hoy un agradecido homenaje a Pilar Aranda, pionera e impulsora de la asociación de alumnos ALUMA. Sus frutos pueden hoy verse y sobre todo sentirse en los conocimientos e ilusiones de los quizás miles de alumnos que han pasado por la asociación.
    Enhorabuena por el gesto y el reconocimiento a tan válida figura.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.