En la Escuela de Hostelería viven y sienten el patrimonio de una forma muy especial

Este curso el CPIFP Hurtado de Mendoza (Escuela de Hostelería y Turismo de Granada) ha dedicado dos jornadas al poeta, diplomático e historiador que da nombre al centro. Durante las mismas se ha realizado una ruta turística (La Alpujarra de Diego Hurtado de Mendoza’, analizado las condiciones laborales en el siglo XVI, realizado un recorrido gastronómico por los siglos XVI y XVII y un ágape de la cocina alpujarreña durante la guerra de Granda. También ha habido una visita guiada a la exposición fotográfica ‘Yo, Diego Hurtado de Mendoza y mi Granada’. En la segunda jornada, se pudieron ver una teatralización sobre la vida de Hurtado de Mendoza (que es lo que recoge este víde0, junto con opiniones de las coordinadoras y algunos de los participantes), una ponencia sobre el legado gastronómico del siglo de Oro y por fin otro ágape, homenaje del Rey al pueblo de Granada.

Introductoras de las distintas escenas ::A. ARENAS

 Beatriz Pérez Ruiz, profesora de Hostelería y Turismo P.E.S. y coordinadora del Programa ‘Vivir y Sentir el Patrimonio’ y su compañera Pilar Ortega, indicaban a IDEAL EN CLASE que con este proyecto lo que se ha pretendido es hacer un homenaje al ilustre personaje que da nombre a su centro para que el alumnado conozca por qué lleva su nombre y el contexto histórico en el que vivió, junto con otras actividades, como no podía ser de otra forma, con la cocina de su tiempo. En la web de la propia Escuela se precisa que «la primera escena transcurría en una hospedería montada por el Ciclo de Alojamientos y en ella un grupo de mujeres oían las noticias que traían los comuneros en el año 1521. La segunda escena tenía lugar en una casa toledana recreada por el Ciclo de Guía y en ella aparecía la figura de María de Pacheco rodeada de amigas contando su situación en el año 1522. En la tercera escena aparecía Diego Hurtado de Mendoza en Granada intentando calmar la situación y evitar la guerra de las Alpujarras. La cuarta escena transcurría en una taberna recreada por el Ciclo de Dirección de Servicios y allí tenía lugar una representación relacionada con el Lazarillo de Tormes. En la última el mismísimo Felipe II vino a visitarnos para agradecer que Diego Hurtado de Mendoza donase su biblioteca a la corona e invitó a todo el centro a disfrutar de un copioso y riquísimo almuerzo». Todos los textos fueron redactados por los alumnos de Guía y de Dirección de Servicios y trabajados en clase con sus profesoras, Beatriz Pérez y Pilar Ortega.

 

Los estudiantes se muestran satisfechos con la experiencia ::A.A.

En la teatralización las escenas simulaban distintos contextos como una casa toledana, una hospedería, en el exterior y en una taberna, siendo los propios alumnos los que han escrito los diálogos, elaboran los decorados y representan las escenas lo que supone «una experiencia muy buena para el alumnado». De hecho, uno de estos alumnos de 2º de Ciclo formativo bilingüe de grado superior de Guía, Información y Asistencias Turísticas es Jesús García quien además de representa al cardenal Pedro de Leza, ha sido el responsable del logotipo de las jornadas en el que se representa a Diego Hurtado de Mendoza en una corrala del siglo XVI mirando hacia la Alhambra.

Escena de la preparación de la huida de María Pacheco a Portugal ::A.A.

Jornadas que han requerido un gran esfuerzo pero que los participantes han tomado con mucha ilusión y en la que han participado alumnos de todas las edades como Teresa, compañera de Jesús que han representaba como una profesional a una cortesana portuguesa de María Pacheco a la que ayuda a huir a Portugal. Por su parte, Lucía, intérprete de María Pacheco calificaba de «satisfactoria e interesante», la experiencia pues ella nunca había teatralizado nada más allá de algunas obras del colegio por lo que todo el proceso de investigación y escritura de los guiones ha sido muy interesante pues le ha permitido conocer a esta granadina que fue una revolucionaria para su época.

Abel, el narrador de la escena de la taberna

También Adrián Álvarez, que representaba a Íñigo López de Mendoza consideraba una experiencia muy agradable y divertida, o Abel, el narrador en la escena de la taberna, reconocía que le había gustado «vivir el patrimonio de otra manera». Por último, Jesús Estévez, que interpretaba el papel del protagonista, entre otras cosas porque ya cuenta con 20 años de experiencia en teatralizaciones en el Castillo de Láchar.

El grupo de participantes en la teatralización (Para agrandar pulsar sobre la imagen) ::A.A.

 

Ver vídeo I (con la teatralización y opiniones de algunos de los participantes):

En este segundo vídeo se muestran otras actividades del Programa Vivir y Sentir el Patrimonio que coordina la profesora Beatriz Pérez con su compañera, Pilar Ortega , incluidas en la celebración de las Jornadas ‘Yo, Diego Hurtado de Mendoza’: Patricia y Sara nos mostrarán nos mostrarán un poquito de su visita guiada a la exposición por la vida de personaje histórico que da nombre al centro; el profesor de cocina, Juan Martínez Lao, nos mostrará los trinchados y le veremos en la conferencia que impartió sobre la gastronomía del siglo XVI y XVII, asistiremos a la última escena de la teatralización realizada a partir de sus propios textos por los grupos de 2° de Guía, Información y Asistencias Turísticas A y B y el grupo de 2° de Dirección de Servicios de Restauración (las escenas anteriores están en el primer vídeo) y por la celebración final con invitación a paella, refrescos y postres en el patio. Nuestra más sincera enhorabuena a todos los que han hecho posible esta actividad, muy especialmente a las coordinadoras.

Ver vídeo II (con visita guiada a la exposición y actividades relacionadas con la gastronomía):

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.