Gregorio Martín García: «La de altas rocas y esbelto castillo»

A Salobreña

Señor turista, señor viajero, que a Salobreña llegáis ilusionados. Esperando de ella todo lo que buscáis que, aquí daréis por hallado. En ese pueblo mediterráneo, blanco andaluz y “bello Granada”, encaramado en aquel alto otero de ave rapaz.

Es joya sin par, de belleza salina, de ambiente de mar, que, con su atractivo de pueblo, sus gentes y rudos marineros de barcos pesqueros que surcan la mar. Con sus proas al viento cortando las aguas del viejo Mediterráneo.

Se dirigen al banco con prisa, con su mástil van partiendo el horizonte y, su popa añorando y despidiendo el esbelto castillo, de la Salobreña.

Formando un conjunto de óleo y pincel, retrato de edén, donde soñar y vivir, donde gozar y amar, hasta el morir.

Eso es Salobreña, señor visitante. La del Peñón en la mar, la de largas playas y cañaveral. Y su vega plantada de exóticos frutos cuáles ricos manjares… ¡Amigo lector!

Ver más artículos de

Gregorio Martín  García

Inspector jubilado de la Policía Local de Granada y

Autor del libro ‘El amanecer con humo’

 

Compartir:

2 comentarios en «Gregorio Martín García: «La de altas rocas y esbelto castillo»»

  • el 19 junio, 2023 a las 11:17 am
    Enlace permanente

    Lugar de ensueño para perderse por entorno y sus maravillosas playas.

    Respuesta
  • el 20 junio, 2023 a las 7:19 am
    Enlace permanente

    Paco es tan bonita Salobreña que alguien viéndola dijo esto:
    “ SI YO FUERA EL MAR Y TU ROCA
    HARÍA SUBIR LA MAREA
    PARA BESAR TU BOCA” .

    Así de bonita así provoca la belleza de Salobreña.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.