El acento argentino de Raúl Alonso y Andrés Neuman impregna de poesía el Centro Artístico

Haciendo caso omiso a las altas temperaturas, un grupo de amigos y amantes de la poesía se daban cita en la tarde del miércoles, 12 de julio, para asistir a la presentación del libro del escritor, músico y cantante, Raúl R. Alonso (Buenos Aires, 1963) que con el título ‘Buenos Aires, el ayer y el Universo‘ ha publicado Aliar Ediciones. Junto a él, en la mesa, su medio compatriota Andrés Neuman va ofreciendo pinceladas de la obra en cuestión y mantiene una amena conversación con Raúl lo que les permite ir desgranando esta pequeña obra en cuanto a número de páginas (100) pero grande en cuanto a significado y contenido.

Por la reseña biográfica de la editorial sabemos que Raúl Alonso nació en 1963 en Mar del Plata (Buenos Aires, Argentina), y que, desde 2019, reside en Granada. También que ha cursado estudios de Economía y de Filosofía y Letras. En 2005 se trasladó a Madrid, donde colaboró en revistas y dio forma a su poemario ‘Estación Uno’. Retornaría a Argentina donde cofundó la revista digital de cultura CIRQUE. Ya en 2017 publica su primer libro de poesías, ‘Urbano’; y en 2018 edita ‘Lo amargo por miel’, ambos en Gogol Ediciones. En 2020 publica el libro de cuentos ‘Alétheia’, para Azul Francia Ediciones.

Así mismo de la obra presentada se indica que «en esta obra la voz del poeta, en pos de la expresión precisa con que nombrar las cosas al más puro estilo juanramoniano, articula un diálogo interior que se nos manifiesta como una suerte de confesión, casi una biografía poética, en donde se entrelazan tres de sus obsesiones: Buenos Aires, primero; la ciudad de la furia, origen y núcleo de una patria tan prodigiosa como inexplicable. Junto a ella, los recuerdos, la nostalgia, la lucha implacable contra la única muerte que, según Borges, es el olvido; en suma, el ayer que permanece en heridas abiertas y al que se vuelve la mirada en un acto de necesaria (re)conciliación. Y, finalmente, el universo propio, el fragmentario, microcosmos de ese otro Universo en mayúsculas que todo lo contiene. Es esta una poesía intelectual, de tintes filosóficos, destilada en versos en que lo cotidiano adquiere dimensiones míticas, rozando a veces una poética de lo indescifrable. Lo vivido se confunde así con lo imaginado. Poesía como expresión, pero también, y sobre todo, como forma de conocimiento. Cuatro cartas necesarias son el colofón al poemario».

Enlace de interés:

Ver vídeo:

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.