Familias del CEIP José Hurtado, único colegio público del Realejo, se concentran en contra de la supresión de una línea

En junio la Delegación de Educación decidió eliminar una de las dos clases de primero de primaria, pero padres y madres aseguran que al recibirse nuevas solicitudes de matrícula para este curso deberían volver a ser dos grupos y garantizar así una educación pública de calidad

El Colegio Público José Hurtado de Granada tendrá desde el próximo lunes, día en el que arranca el curso escolar, solo una clase de primero de primaria con 25 estudiantes. En junio la Delegación de Educación de la Junta de Andalucía optó por suprimir una de las dos líneas que había en el centro. Desde entonces, según han podido saber las familias, se han recibido al menos dos solicitudes de matrícula que en el caso de ser aceptadas aumentarían a un mínimo de 27 alumnos, con lo que se debería volver a las dos líneas.

Este viernes, 8 de septiembre a las 10:30 horas, las familias afectadas se van a concentrar frente a la puerta de la Delegación de Educación para protestar por la supresión de esta línea. “Queremos conseguir que se cumpla la ley y se respete la ratio adecuada de cara al reto tan importante tienen por delante nuestros hijos, iniciar la primaria”, explica Ángel Sánchez, padre de una niña de 6 años. “Parece mentira que a día de hoy se obligue en el barrio a matricular a un/una estudiante en un centro concertado o religioso, existiendo la posibilidad de abrir una línea en el único centro público que tenemos en la zona”, asegura otra de las madres afectadas por la supresión.

Ver vídeo de la concentración:

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.