Juan Franco Crespo: «El Cairo: La Ciudadela (I)»

La gran urbe ¿o es un país?, que alberga al equivalente a la mitad de la población de España puede ser, para el visitante ocasional, una ciudad perturbadora, estresante y ajada, pero sorprendentemente si uno se la patea, siquiera de forma parcial, ya que por su tamaño difícilmente el humano podrá recorrerla en su plenitud, por lo tanto tampoco será ese el objetivo de nuestras impresiones que quedarán recogidas en unos pocos temas o entregas.

La imponente e impresionante ciudadela poco antes de entrar (Egipto, 2022) :: JUAN FRANCO

Cualquiera que viaje a la capital cairota tendrá que seguir el programa de la agencia. Si va por libre, tendrá que seleccionar cuidadosamente no sólo lo que quiere ver, sino las distancias de los puntos de interés que le llevaron a la megalópolis en la que se ha convertido.

Al margen de las guías al uso, puede ser también de inestimable ayuda las emisiones de la radio capitalina, la ERTU tiene emisiones en la madrugada emisiones en español con destino al continente americano, su página web puede proporcionar datos útiles; es el equivalente a nuestra REE-Radio Exterior de España que, contra viento y marea, Mariano Rajoy logró mantener a flote dentro de la UE donde, aunque no es el farolillo rojo, es una de las pocas estaciones de onda corta activas a nivel continental, pero la UE quiere tamizarlo todo y sólo tener en el aire “su idea”, y poco a poco los servicios se fueron cerrando o los dejaron languidecer. Otro rebelde era Grecia, pero en 2023 también dejó de estar en el aire, y la tríada acabaría con Radio Rumania Internacional que mantiene cuatro emisiones en español.

La célebre RADIO EL CAIRO tomada desde el comedor del barco :: J.F.

Uno de los días que el programa tenía en El Cairo, al grupo de 32 españoles nos llevaron a comer a uno de los barcos que hay anclados en el NILO y que antaño fungió como Crucero Fluvial, ahora sobrepasado por la tecnología, permanece permanentemente anclado en el río de la vida. Mientras comíamos me tocó contemplar el edificio de Radio El Cairo desde la otra orilla: ni habiéndolo previsto lo habría tenido mejor. Así que, a pesar de que la web esté en árabe, se puede localizar la página de la sección de lengua española para datos de actualidad.

Nosotros andábamos por la moderna zona de Heliópolis, parte noroeste de la capital, adiós al hotel que teníamos y que desde España nos vendieron que podríamos contemplar las pirámides desde nuestra habitación, incluyendo la imagen de Giza. Nos recogían con bastante puntualidad para realizar el correspondiente programa, si quieres desengancharte del grupo para curiosear por tu cuenta, deberás de calcular todas las posibilidades de salir airoso de la propuesta, a veces una buena opción es el metro y un buen plano si ya tenemos claro el lugar al que dirigir nuestros pasos. Una ayuda de nuestros días es Google Maps si tenemos comprada la tarjeta para datos, el WIFI de los hoteles de categoría nos soluciona el problema pero en los establecimientos más económicos la conexión es desesperadamente lenta.

Las explicaciones pertinentes poco antes de dar tiempo libre en el impresionante recinto :: J.F.

El fantástico paseo por El Cairo resultó especialmente apasionante, sobre todo la parte nocturna en donde el guía, con el autocar, nos metió en medio de la Ciudad de los Muertos, pero no adelantemos acontecimientos; vayamos al objetivo de hoy que es la Ciudadela, uno de los lugares más visitados de El Cairo ya que fue la zona en la que durante 700 años residieron los soberanos.

Otra visión de la impresionante mezquita ::J.F.

El barrio ya es un microcosmos único y hasta fascinante porque, en cierta medida, estaremos en el meollo de la historia y de la milenaria ciudad que fue fundada en el 972 por el fatimí Jawnar Al-Saqli y significa LA TRIUNFANTE. En ella funcionaría la primera Universidad de la historia y se puede contemplar, parcialmente, desde la Ciudadela, aunque la contaminación es tan grande que todo queda difuminado por esa especie de nube que en realidad son los millones de partículas en suspensión.

Patio interior y la torre del reloj ::J.F.

 

Ver más artículos de

Juan Franco Crespo

Maestro de Primaria, licenciado en Geografía

y estudios de doctorado en Historia de América.

Colaborador regular, desde los años 70, con publicaciones especializadas

del mundo de las comunicaciones y diferentes emisoras de radio

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.