Antonio Molina regresa a la Facultad de Ciencias como autor de la novela, ‘La isla invertida’

La cita con Antonio Molina Cuevas (Granada, 1950) tuvo lugar en la Facultad de Ciencias de Granada por un doble motivo: por ser la Facultad donde ha trabajado, casi medio siglo, 45 años para ser más exactos y porque en su Salón de Grados presentará su primer novela titulada ‘La isla invertida’, publicada por Editorial Nazarí, y que presentará primero este espacio, el jueves, 19 de octubre, a las 19 horas, junto a la decana de esta Facultad, María del Carmen Carrión, y su editor, Alejandro Santiago, y posteriormente, el 26 de este mismo mes, en la Biblioteca de Alfacar, localidad en la que reside desde hace más de tres décadas.

Cuando llegamos a la puerta de la Facultad, Antonio ya nos estaba esperando. Tras los saludos de rigor nos cuenta de su trayectoria profesional y literaria que estudió el Bachillerato en el IES Padre Suárez y posteriormente la carrera en la Facultad de Física de Valencia, siendo en el crucial año de 1975 cuando regresa a Granada para incorporarse al Departamento de Física de la facultad granadina donde ha trabajado como profesor durante cuatro décadas y media en el Departamento de Física Aplicada, habiéndose jubilado hace tres años. En su período docente ha llevado a cabo numerosas investigaciones en el Instituto de Astrofísica de Andalucía, perteneciente al CSIC, lo que le ha llevado a publicar en torno a un centenar de trabajos científicos, muchos de los cuales han visto la luz en prestigiosas revistas internacionales. Así mismo, es autor de cinco manuales para la asignatura de la licenciatura de Física. Ahora, pese a sus problemas de salud, ha decidido llevar a cabo su primera incursión en la literatura de ficción.

Antonio Molina, con su novela ‘La isla invertida’ (Ed. Nazarí) ::A. ARENAS

«Esta obra la he dedicado a todas aquellas personas que sufren segregación por cualquier motivo. La novela ‘La isla invertida’ advierte de lo peligroso que puede ser la segregación de cualquier modo. Hay que tener en cuenta que en ‘La isla invertida’ todo lo que es normal allí, es totalmente diferente y opuesto aquí», aclara antes de añadir que «incluso en muchas ocasiones en la en esta isla los heterosexuales están mal vistos, discriminados y carentes de la mayoría de los derechos cívicos que debe tener cualquier persona». Trama que transcurre paralelamente a una dulce historia de amor entre un chico y una chica que se revelan ante esta situación y procuran
revertir la misma. También aclara que su opera prima es «una novela de fácil lectura y con capítulos cortos», en la ha huido de descripciones tediosas, apta para todas las edades.

De su proceso de creación indica que el germen de su narración surgió hace unos siete años debido a sus problemas para conciliar el sueño. «A veces me despertaba a medianoche y entonces empecé a fraguar estas ideas pero me han pasado muchas cosas tanto personales como las que no han pasado todos con el covid, entre otras cosas, el aislamiento», cuenta de los delicados momentos en los que le ha ido dando forma hasta que una vez jubilado decidió darle el empuje final y publicarla con el sello granadino.

La obra está disponible en cualquier librería de España y también se puede adquirir en la web de la Editorial Nazarí o en otras páginas de Internet. Por supuesto, en las dos presentaciones que ya tiene cerradas, tanto la del jueves en el Salón de Grados de la Facultad de Ciencias (Edificio Matemáticas), donde curiosamente defendió su tesis doctoral hace 44 años, como la del siguiente jueves, 26 de octubre en en la Biblioteca Pública Municipal de Alfacar, donde le acompañarán la alcaldesa, Fátima Gómez Abad, y su editor (20 h), donde quienes deseen se la podrán llevar dedicada.

VER VÍDEO:

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.