Jesús Fernández Osorio: «50 años de vida de un colegio»

Educar la mente sin educar el corazón
no es educación en absoluto.

ARISTÓTELES

 

En la era de las tecnologías digitales que nos rodean en todos los ámbitos de nuestra vida, la presentación de un libro sigue siendo un motivo de inmensa alegría. En esta ocasión nos referiremos a una publicación que nos anuncia la intención de dar a conocer el medio siglo de vida de un colegio: el colegio Reina Fabiola de Motril.

El feliz y esperado acontecimiento, para toda la comunidad educativa y cultural de la ciudad de Motril, tendrá lugar el próximo martes, 12 de diciembre a las 18 horas, en el conocido y afamado Teatro Calderón.

Invitación al acto de presentación en el Teatro Calderón

Y es que, este año 2023, que ya se encamina a dar sus últimos estertores –que paradójicamente coinciden con los emotivos días de reencuentros navideños–, se han cumplido los 50 cincuenta años de su inauguración. Unas circunstancias que han conllevado la incesante realización durante el curso de muy diversas actividades conmemorativas: investigaciones en el aula, calendarios escolares, teatros, dibujos, exposiciones, etc. Un Cincuentenario del CEIP Reina Fabiola, en su denominación actual, que hemos querido culminar con la edición de este libro; con la puesta a disposición de una obra colectiva que nos habla y trata de recuperar episodios de nuestro pasado compartido.

En sentido estricto deberíamos precisar que el inicio en sí de la actividad lectiva se producirá en el curso 1972-1973. Si bien, la progresiva llegada de los alumnos y de las alumnas y el comienzo real de las clases se aplazará hasta los dos meses finales del primer año del curso. Su inauguración oficial correrá a cargo de un granadino, –casado con una motrileña–, el ministro de Educación y Ciencia, Julio Rodríguez Martínez que, acompañado de las principales autoridades locales y provinciales, en la mañana del 23 de junio de 1973, efectuará la preceptiva visita institucional y protocolaria al centro.

Se ha considerado, por tanto, que estas fechas podían constituir una oportunidad única y bastante propicia para hacer un obligado balance del camino recorrido, de la senda que, de algún modo, nos ha traído hasta aquí. El momento de volver, en suma, a recuperar los mejores de los afectos y los más valiosos vínculos dejados atrás por todos y cada uno de los que por aquí pasaron un día, en cualquiera de las formas que se pudo presentar: ya fuese como alumnos o alumnas, como padres o madres, de personal no docente y, por supuesto, como maestros o maestras.

Inauguración por el ministro Julio Rodríguez Martínez, 23 de junio de 1973

Un aniversario y una historia compartida en la que, sin pretender en ningún momento renegar de la nostalgia del paso del tiempo, de lo que vivimos y sentimos cuando éramos niños y niñas, a buen seguro, y gracias a la lectura de ciertos pasajes o a la visualización de ciertas imágenes de este libro, se volverán a avivar los ocultos recuerdos, las viejas vivencias, las innovadoras experiencias o los semiapagados rescoldos personales de las miles y miles de personas que una vez tuvieron la inmensa suerte de pasar y de formar parte (para siempre) de nuestra escuela, de nuestro colegio, de la gran “familia del Fabiola”.

50 Años Educando. El Colegio Reina Fabiola: 1973-2023, que así se titula la obra, se ha estructurado en tres capítulos principales. Tres grandes etapas en las que, si se quiere de un modo un tanto artificial, se ha dividido este maravilloso continuo de la sucesión ininterrumpida de los cursos académicos. Esos mágicos –y a veces fugaces intervalos– en los que tan pronto veíamos la irrupción en nuestro espacio de unos pequeños seres, algo llorosos y aún aferrados a las tiernas manos de sus madres, como, muy pocos años después, y nuevamente embargados por la emoción –y muchas veces también por las lágrimas–, pero que, ya cargados de una sorprendente madurez y responsabilidad, nos decían nuevamente adiós. O, mejor, sólo hasta pronto…

Representación de Navidad, año 2019

A la hora de efectuar la laboriosa recopilación se ha tenido en cuenta como núcleo vertebrador a la persona que ostentaba, al menos en una gran parte, la dirección del centro y contando, además, en todos los casos con su colaboración y efusivo saludo de presentación. Así, el primer capítulo, que lógicamente estará dedicado a las primeras andaduras, a los comienzos, se ha englobado bajo el epígrafe de Colegio Nacional de EGB: 1972-1981 y partiendo de las rememoranzas del primero de sus directores: José Luis Paniza García. La siguiente etapa se estructuró en torno a una etapa de transición de las competencias educativas del Estado a la Junta de Andalucía, bajo la figura del director que más ostentó el cargo en dicho periodo, Francisco Fernández Justicia, y a la que hemos denominado Colegio Público de EGB: 1981-1994. Un capítulo este en el que contamos con su desinteresada colaboración y oportuno saludo pero, tras el que, lamentablemente, nos golpeó la triste noticia y el fuerte desgarro de su prematura pérdida. La última de las etapas, y de los capítulos, la hemos reservado al amplio periodo de las tres décadas bajo la dirección de José Tortosa Jiménez, a la que hemos titulado genéricamente como Centro de Educación Infantil y Primaria: 1994-2023.

Cuenta, además, el libro de la efemérides del Reina Fabiola, con unas páginas dedicadas a los testimonios personales de los miembros de su comunidad educativa. Unas colaboraciones que nos han colmado de gozo y que han enriquecido sobre manera el texto. También se ha dedicado un apartado al profesorado que ha ejercido en el centro entre 1973-2023. Distintas generaciones de maestros y de maestras que nunca regatearon su esfuerzo y su vocación innata de servicio y del que solo hemos lamentado no disponer de todo el suficiente material gráfico como nos hubiese gustado.

Entrega de distinciones, V Concurso Araceli Morales, año 2019

Para terminar, se dice que las celebraciones son ocasiones únicas para encontrarse, para romper las distancias (a veces ficticias e invisibles) que nos separan y, si se quiere, para, de verdad, quererse. Esta ocasión que nos brinda el encuentro para presentar un libro que habla de nuestro colegio puede ser un momento ideal para mostrarnos nuestra estima mutua, para reconocernos en lo pasado juntos y, sobre todo, para reafirmarnos en el presente y el futuro colectivo de la educación pública. Un bien único y preciado que no debemos permitir nunca que nos lo arrebaten. Y, como siempre, para confiar juntos, sin desfallecer y sin perder la esperanza, en el poder de la cultura y de la educación.

Gracias por su colaboración y entusiasmo a todos y todas las que de algún modo habéis participado, a los que nos habéis mostrado vuestro apoyo y vuestra confianza. Y, deseando que les aporte a todos un montón de recuerdos imborrables, les damos la enhorabuena a todos y todas. ¡Felicidades!

 

Leer otros artículos de

Jesús Fernández Osorio

Maestro del CEIP Reina Fabiola (Motril).

Autor de los libros ‘Cogollos y la Obra Pía del marqués de Villena.

Desde la Conquista castellana hasta el final del Antiguo Régimen‘,

Entre la Sierra y el Llano. Cogollos a lo largo del siglo XX‘ y coautor del libro

Torvizcón: memoria e historia de una villa alpujarreña‘ (Ed. Dialéctica)

 

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.