‘El tiempo de la crisálida’ de Jesús Montoya y Martínez Cánovas se despide el martes de la Galería Cefe Navarro

Durante casi un mes los interesados en conocer las originales esculturas de Jesús Montoya Herrera (Granada, 1987) y los singulares dibujos de Martínez Cánovas. Quiénes no lo hayan visto todavía pueden aprovechar el lunes y martes para acercarse por la Galería Cefe Navarro de la calle San Matías, en horario de mañana, de 11 a 13 horas y de 18 a 21 horas.

Este espacio nos recibió tanto el escultor granadino como el director de la sala, no así Juanjo Martínez Cánovas (Murcia, 1980) al residir e impartir clase en su ciudad natal. «Por mi parte, trabajo dentro de la escultura con diversos materiales. La parte modelada es cerámica y luego utilizo maderas encontradas en mis paseos por el por el campo, entre las que intento hacer una transición para que no se note esa diferencia de materiales para que lo que destaque sea la idea. Mi compañero de exposición con grafito sobre papel con un virtuosismo excepcional», explica Jesús quien como guía nos va comentando algunas curiosidades de las obras expuestas como por ejemplo que la madera de dos de sus esculturas unidas procede de poda de un naranjo del patio de la Facultad de Bellas Artes de Granada donde trabaja. «Con esa vinculación quería darle un significado especial inspirada con esos versos de Miguel Hernández de árbol talado que retoña, en este caso, dos cabezas».

Jesús Montoya, en Galería Cefe Navarro :: ANTONIO ARENAS

Antes de pasar a una nueva escultura comenta que este proyecto surgió de una colaboración entre ambos pues se conocen desde que era estudiantes cuando Juanjo vino a Granada y coincidieron en una asignatura, «desde entonces nos hicimos amigos y con el paso del tiempo hemos visto que trabajábamos con intenciones artísticas similares, él en dibujo y yo en escultura. Llevamos mucho tiempo queriendo hacer algo juntos y ahora se ha materializado con 13 esculturas y 13 dibujos, 26 obras en total». Igualmente aclara que ‘El tiempo de la crisálida’ alude «no solo a ese tiempo de transformación y que todas las obras comparten esa idea de metamorfosis, tanto animal como vegetal pero también a ese tiempo de barbecho que ha sido necesario para generar este proyecto». Al fondo se la sala se detiene a otra pequeña escultura situada al final de una parra. Respecto a los soportes explica que, además de los diferentes tipos de madera encontrada que no arrancada de la naturaleza, también ha utilizado piedras recogidas en la playa, cantos rodados, e incluso llantas de coche o frenos de discos que ha reutilizado.

Jesús Montoya, con su escultura y uno de los dibujos de Martínez Cánovas ::A. A.

De la técnica de su compañero de sala resalta el hecho de utilizar un portaminas muy afilado, por lo que se trata de «un trabajo muy minucioso de mucho detalle, hasta el punto de que incluso a veces parecen casi litografía, tal es su virtuosismo. Para mí es un placer compartir exposición con él no solo por la amistad sino por el nivel artístico de de de Juanjo». Para explicar la coincidencia de temática entre ambos comenta las dos obras elegidas como tarjeta de la muestra, la escultura de un hombre cuervo en escultura y el dibujo de un cuervo del que sale un niño en las que el paralelismo es más que evidente «en esta exposición bicéfala, como nos gusta llamarla». Otro ejemplo serían las dos piezas del cartel en las Montoya muestra el busto de un hombre que prolonga una raíz, posiblemente de romero, encontrada en sus salidas por la sierra y tiene un valor especial al estar inspirada en los versos lorquianos: “ahora tengo que volver a romper mis “ y habla sobre ese repensar en las raíces de uno y cómo a veces cortar lazos te puede hacer crecer . En cuanto al dibujo de que representa un criatura del Ganges fusionada con un saltamontes y un arabesco que pudiera estar inspirado en la raíz por su forma.

El director de la sala, Ceferino Navarro, informa que ambos artistas ya han mostrando sus creaciones en este espacio, en el caso de Juanjo Martínez Cánovas en 2010 y en el de Jesús en tres ocasiones. También que los dos trabajaron para la galería madrileña Blue Ant. Para terminar invita a los granadinos y visitantes a ver la exposición en estos últimos días al tiempo que destaca que se trata de «una exposición en la que se puede apreciar la interrelación de ambos artistas con técnicas totalmente diferentes». La exposición estará abierta hasta el día 6 de febrero y en el horario habitual de 11 a 13:30 y de 18 a 21 horas, de lunes a viernes.

Ver vídeo:

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.