Juan Franco Crespo: «Compositores taiwaneses»

El 23 de abril de 2023 eran puestos en circulación los cuatro efectos de 12 NT$ dedicados a honrar a otros tantos de los grandes compositores insulares del último siglo. Los sellos se imprimieron en offset y papel fosforescente, hojas de veinte efectos verticales, tirada de 580.000 series y todos los homenajeados aparecen sobre un fondo de una de sus grandes composiciones. Los comentarios que siguen los haremos tal cual aparecen en la hoja informativa ya que no hay información adicional de los personajes, las leyendas de los timbres sólo están en Chino.

CHEN SU-TI (1911-1992), uno de los más prestigiosos compositores taiwaneses, educado a la manera occidental (o norteamericana), sus perfiles cristianos inundaron todo su legado musical y, en el 2022, con motivo del 30 aniversario de su muerte, el Ministerio de Cultura y Reconstrucción Nacional le dedicó un concierto en su honor; actuaron o interpretaron piezas del gran maestro, entre ellos estaba el gran pianista Lu Yi-chih, el violinista Hsueh Chih-chang, el violoncelo Dai Lee-wen y el Coro Formosa Singers que estuvo dirigido por Julian Ching-chun.

El compositor fundó la escuela especial de música «Sun-Tek» para las chicas de la isla; entre su repertorio pianístico destaca un solo titulado Fantasie-Tamsui [el centro emisor de onda corta de Radio Taiwán Internacional está ubicado aquí y, cuando redactaba estas impresiones, estaba escuchando precisamente el programa francés que transmiten de viernes a domingo a las 1700 UTC por 11995 y a las 18 por 9545, por si alguien quiere disfrutar de la Onda Corta; los programas en español se emiten a través de la WRMI-FLORIDA a la medianoche europea]. Otra pieza sumamente popular es la suite para piano Taiwan Sketches o la cantanta The lamb of God y para los coros Taiwan Repatriation Day Anthem [Himno taiwanés del día de la repatriación].

Finalmente añadiremos que tras superar los estudios de la Escuela Superior, marchó a estudiar a Japón. En esa época la isla estaba bajo administración colonial nipona y así fue hasta prácticamente el final de la II Guerra Mundial [si pueden no dejen de ver la película dedicada a Openheimmer que acaba de llegar a España], excelente músico, durante su prolífica carrera se hizo acreedor de numerosas distinciones [recibió el Diploma del Yuan Ejecutivo, equivalente al Parlamento] aunque eso no evitó que en la época de la dictadura fuera uno de los muchos perseguidos.

LU CHUAN-SHIEN (01.07.1916 Taichung-17.03.2008), otro gran compositor, director coral, profesor de música y pionero en la recopilación de la música folclórica o tradicional que la acabó elevando a la categoría de arte. Entre sus grandes aportaciones está la conducción del Grupo Coral de Niños Rong-Shing que cosechó grandes éxitos tanto en la isla como en ultramar.

A lo largo de su carrera recibió numerosas condecoraciones y múltiples reconocimientos de amplios sectores de la sociedad insular, destaca el Diploma Nacional de Cultura que le entregó el Yuan Ejecutivo.

En Tokio trabajó en el Toho Theatre y acabó integrándose en el plantel del coro de la NHK [Radio Japón]. En 1943 regresaba a Taiwan y comenzaba su larga etapa como profesional de la Oficina de Radiodifusión de Taipei; era el responsable de la música clásica en la radio pública de la isla, aún hoy goza de una gran popularidad en las ondas y son frecuentes las recopilaciones de su legado musical. Después de todo no hay que olvidar que dejó más de 200 piezas.

Varias de sus composiciones son muy populares y sobrepasaron el estricto marco geográfico de su época, entre ellas nos encontramos Carnations in May, The cradle song, Rocking the Baby (1945), Don’t raise goldfish at the bottom of your glass-Bottoms up! (1949) [época en que la isla estaba bajo la ley marcial y la pieza tuvo un largo litigio ya que el verdadero autor era Chen Deyu como fue reconocido en 2022 y la familia Lu le transfirió todas las regalías que había obtenido esa pieza a lo largo de siete décadas, Chen era un autor prohibido], If we open the windows of our heart (1958) o Happy Reunion que tantas veces se representó o interpretó en los Estados Unidos. En todas quedaba reflejada parte de su vida y de su drama, parte del cual nunca olvidó: su familia fue evacuada durante los bombardeos de la contienda y la soledad fue la fiel compañera en su trabajo en las oficinas de la radio.

KUO CHI-YUAN (5.12.1921 Miaoli-12.04.2013), compositor que realizó grandes progresos y abrió nuevas sendas para el folclore tradicional taiwanés, el reconocimiento le llegó con la condecoración que le concediera el presidente de Taiwán: la Orden de la Estrella Brillante con Gran Cordón, uno de los más altos honores que concede la isla.

Entre sus producciones hay una gran variedad de composiciones y temáticas, destacan, entre otras, la canción Rosa Roja, el concertino para piano y cuerda o la música orquestal consagrada en la Suite tianrenshi-Shijia Chuan, Sasta Devamanysyanam. Recordemos su pasión por lo autóctono, ahí nos legó más de 50 piezas en dialecto hokkien y en ellas encontraremos ese amor por lo propio, algo que la sociedad actual nos está arrinconando con tanta globalización y desprogramación; popularmente se le conocía como «El padre la música de Miaoli».

En 1934 ingresaba en la Escuela Superior Presbiteriana de Tainan y desde ella saltaría al Conservatorio de Música de Tokio donde sería ampliamente influenciado por Jian Wenye que, en cierta medida, le impulsaría al mundo de la música tradicional taiwanesa.

En 1946 regresaba a su tierra y se integraba en el Colegio de Profesores de Hsinchu donde sobresalió no sólo por su dominio del mandarín, sino por ser uno de los pocos que hablaba hokkien y japonés. Tras los años oscuros de la postguerra se retiraba a su tierra donde se concentró en su trabajo creativo musical hasta que en 1967 regresa a Tokio para estudiar composición en la Universidad de las Artes, un lustro después de nuevo estaba integrado en la Taiwan Provincial Symphony Orchestra en donde se especializó en los arreglos y composiciones durante casi tres lustros.

MA SHUI-LONG (17.07.1939 Keelung-02.05.2015) famoso compositor y maestro, supo transformar algunos de los instrumentos tradicionales chinos para adaptarlos a los cánones musicales occidentales creando, sin esperarlo, un nuevo y exitoso estilo musical que arrasó en su época. Para expandir el trabajo de los músicos japoneses y sus representaciones creó una plataforma a la que bautizó como «Música de Primavera y Otoño», fue otro de los grandes músicos galardonado con la Orden de la Estrella Brillante.

Entre sus composiciones sobresalen el Concerto for Bamboo Flute and Orchestra; la pieza para piano A sketch of the rainy harbor o El templo invisible especialmente compuesta para coro y orquesta; otra de sus grandes obras es Peacock flies southeast (1977) que sería reconocida con el Diploma del Centro Cultural Sun Yat-sen.

No tuvo una vida fácil entraría, con 17 años, en el Colegio Nacional Superior de las Artes (1959) y se graduaría en 1964. Podríamos decir que fue un músico que se hizo a sí mismo y creó escuela como profesor, su prestigio le le llevaría hasta la Academia Musical de Regensburg (Alemania) donde trabajó con Oscar Sigmund.

En 1986 recibía una beca Fulbright que lo llevaría a los Estados Unidos y allí sería el primer compositor taiwanés que trabajó en el Lincoln Center de Nueva York. Su trabajo se inspiraba en la ópera tradicional taiwanesa con retazos de la herencia beiguan y nanguan. Bernard Holland diría de Ma: «Sus instrumentos hablan a los europeos con tonalidades asiáticas».

Ver más artículos de

Juan Franco Crespo

Maestro de Primaria, licenciado en Geografía

y estudios de doctorado en Historia de América.

Colaborador regular, desde los años 70, con publicaciones especializadas

del mundo de las comunicaciones y diferentes emisoras de radio

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.