Paloma Ruiz de Almodóvar consigue la placa de plata de Youtube al superar los 100.000 suscriptores

En estos días, el estado de ánimo de Paloma Ruiz de Almodóvar está por las nubes. No en vano, ha recibido la placa de plata con la que Youtube reconoce a aquellos productores y creadores de contenido que han superado los 100.000 suscriptores. En apenas tres años, ‘El canal de Paloma’, con 230 vídeos, suma casi 10,5 millones de visualizaciones lo cual tiene mucho mérito pues se trata de vídeos muy diferentes a los que se pueden ver en otras redes sociales. Los suyos se parecen más a pequeños documentales con una duración que oscila entre los 10 y los 20 minutos, algunos incluso más. El último vídeo que ha publicado, ‘Ruta morisca a la Alpujarra. Viajo con los musulmanes de Granada’ de 24 minutos, publicado el 1 de marzo, ya ha alcanzado las 21.000 visualizaciones y los 439 comentarios.

Esta youtuber granadina que se define como artista multidisciplinar y «nueva musulmana de origen andalusí», apuntaba maneras desde pequeña pues era bastante creativa a lo que contribuyó, según cuenta, el haber crecido entre los cuadros costumbristas de su bisabuelo, el pintor José Ruiz de Almodóvar Burgos lo que le inclinó por los estudios de Bellas Artes que finalmente realizaría en la Facultad ‘Alonso Cano’ de Granada. «A partir de entonces mi profesión fue la de pintora-retratista. Hice numerosas exposiciones, perfomances, incluso me introduje en el mundo de la moda… », época en la que la conocimos pues contaba en la Calle Puentezuelas con un espacio donde desarrollaba ambas actividades: en la planta superior vendía ropa , alguna diseñada por ella misma y en la inferior organizaba exposiciones propias o de otros artistas. «A día de hoy me dedico activamente al mundo de Youtube y redes sociales. Pienso que el arte puede manifestarse en cualquier modalidad y cuando alguien tiene la necesidad de crear puede hacerlo desde distintas perspectivas», añade.

Paloma Ruiz de Almodóvar contempla orgullosa la placa de Youtube :: A. ARENAS

También se declara gran amante de la cocina internacional, viajar y conocer nuevas culturas, especialmente la árabe ya que ha estado siempre muy presente en su vida lo cual entiende que «se debe, sin duda, a sus raíces moriscas». Precisamente, estas son las temáticas que aborda en su canal y que tanta notoriedad le han proporcionado. Canal que define como «un puente entre culturas, una ventana de la Granada Nazarí hacia el mundo». De los inicios del mismo cuenta que todo comenzó en plena pandemia como una propuesta gastronómica donde presentaba recetas de origen árabe sin audio, solamente con títulos. Así en su primer vídeo publicado el 25 de abril de 2020 se daba a conocer los ingredientes y proceso de elaboración de la ‘harira’, un tipo de sopa marroquí. «En su momento tuvo bastante éxito pero tras el confinamiento empecé a mezclar recetas con lugares emblemáticos de Granada y ahí fue cuando empecé a darle forma a lo que es hoy el Canal de Paloma». Explica de cómo de las recetas pasó a dar a conocer otras recomendaciones gastronómicas que presentaba en emblemáticos de Granada. Más adelante incluiría entrevistas empezando por la que realizó a su padre el historiador Miguel Ruiz de Almodóvar Sel, donde hablaba de sus raíces moriscas especialmente de los Granada Venegas o de Sidi Yahía An-Nayar, nieto de Yusuf IV. «Este vídeo tuvo un gran éxito, hasta el punto de que el canal Al-Jazeera se puso en contacto con nosotros para hacer un reportaje», explica del que sería el gran impulso de su trayectoria como youtuber.

Portada del Canal de Paloma (Pulsar sobre la imagen para acceder)

«Me llena de orgullo este reconocimiento ya que he trabajado muy duro para conseguirlo. Produzco mis vídeos yo sola con mi teléfono. Además traduzco los subtítulos a 15 lenguas para que mis trabajos lleguen a todo el mundo. Actualmente me siguen personas desde Rusia, Turquía, Indonesia, China, Ermiratos Árabes, Marruecos,… que tienen en común que todos son amantes de Al Andalus», explica antes de añadir «la clave del éxito, sin duda, está en la constancia, en amar lo que haces y en ofrecer un producto original». Su deseo: unir fronteras, ofrecer un contenido de calidad y convertirse en un referente como youtuber. Su sueño, alcanzar la placa de oro, al llegar al millón de suscriptores y, ¿por qué no?, la de diamante que se otorga cuando se alcanzan los 10 millones.

Ver vídeo grabado en el Carmen de los Mártires:

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.