José A. Delgado: «La orientación del alumnado universitario es más necesaria que nunca»

Los estudios universitarios en Granada tienen su antecedente en la fundación de la Madrasa Yusufiyya en 1349 bajo el gobierno del emir Yúsuf I; de ahí que sea una de las más antiguas del mundo. El emperador Carlos I de España toma la decisión de dotar a nuestra ciudad de una universidad el 19 de mayo de 1531 mediante una bula del Papa Clemente. El 19 de mayo de 1532, la institución celebraba en el palacio arzobispal su primer acto público presidido por el arzobispo-administrador Gaspar de Ávalos. En la actualidad estudian en sus centros 60.000 estudiantes y es la que más alumnado de los programas internacionales de movilidad recibe de todas las universidades españolas.

Dando un salto en el tiempo, hace casi un año, el 16 de mayo de 2023 la comunidad universitaria tenía una cita importante para elegir a su rector. Doña Pilar Aranda se convirtió en 2015 en la primera mujer rectora de la institución y dejaba el cargo tras cumplir su mandato. Durante la campaña electoral, que duró del 28 de abril al 14 de mayo, los candidatos expusieon sus programas e invitaron a participar aportando ideas. Desde mi actual posición de profesor universitario jubilado administrativamente pero activo vitalmente, me apunté a esta llamada para hacer una propuesta, que ahora recupero, respecto a algo de vital importancia como es la orientación del alumnado universitario con la finalidad de contribuir a su institucionalización.

La orientación de este alumnado cuenta con el respaldo de la actual Ley Orgánica 2/2023, de 22 de marzo, del Sistema Universitario, cuando en su artículo 33 establece que “el estudiantado tendrá derecho a las tutorías y al asesoramiento, a la orientación psicopedagógica y a la orientación e información sobre las actividades que le afecten y, en especial, a un servicio de orientación que facilite su itinerario formativo y su inserción social y laboral”. De igual manera, el Real Decreto 1791/2010, de 30 de diciembre, que aprueba el Estatuto del Estudiante Universitario, establece las bases para diseñar un Sistema de Orientación Integral para las universidades y reconoce la orientación como un derecho y un servicio de éstas. A la vez describe las líneas maestras desde donde organizar dicho sistema en el que las “Unidades de Atención al Estudiante” tendrían un papel relevante.

La orientación es una disciplina científica conformada por un conjunto de conocimientos y una práctica que contribuye a que los estudiantes alcancen su máxima autonomía. Los cambios producidos en el entorno educativo-laboral como la complejidad de los currículos, la globalización, el impacto de las tecnologías de la información y la comunicación o los derivados de la sociedad del conocimiento, están repercutiendo en la formación de los estudiantes universitarios. La práctica de esta disciplina se concreta en acciones de información, asesoramiento y formación respecto a las dimensiones personal, académica y profesional.

El Espacio Europeo de Educación Superior hace referencia a la orientación como un ámbito sensible para las universidades y sus aspectos s relevantes son recogidos mediante Declaraciones y Comunicados como los de Londres (2007), Lovaina (2009) o Bucarest (2012). Igualmente existe un respaldo desde las políticas europeas de educación superior como el Proyecto de Resolución del Consejo de la Unión Europea (2004); el Informe del Proyecto Europeo (2007); los estudios y recomendaciones del Foro Europeo de Orientación Universitaria (FEDORA, 2007) o el Informe de la Comisión Europea (2011). Centrándonos en nuestro sistema educativo, el Ministerio de Educación estableció las líneas sicas para la modernización de la universidad española en el documento Estrategia Universidad 2015”. En él se especifica que la misión final de la orientación universitaria es dotar a los estudiantes de las competencias necesarias para identificar y elegir alternativas formativas o profesionales acordes con su proyecto vital.

Hoy, y por las razones arriba apuntadas, la orientación universitaria es más necesaria que nunca. Su finalidad última es ayudar a los estudiantes a buscar una ocupación acorde con sus intereses. Tradicionalmente las universidades tienen encomendadas dos misiones: la docente y la investigadora; considero que éstas deberían completarse con la orientadora. La Universidad de Granada se organiza en siete campus: cinco ubicados en la ciudad, uno en Ceuta y otro en Melilla. Bajo el “Modelo de Orientación” que propongo, las competencias orientadoras deberían centralizarse en un Vicerrectorado, y desde aquí se irían decantando hacia las facultades y escuelas técnicas superiores. En cada uno de estos siete espacios se crearía la UOC,Unidad de Orientación de Campus”, que se ubicaría en un centro educativo concreto, dirigida por un profesor encargado de dinamizar las acciones orientadoras de los estudios impartidos en dicho campus.

Desde los estudios de Grado, sería relevante, entre otras cuestiones, la orientación en el primer curso de carrera para favorecer la adaptación del estudiante al entorno universitario y a la ciudad; las técnicas de estudio; la planificación y distribución de horarios; cómo afrontar los exámenes o el trabajo fin de grado. Al finalizar su titulación devendría esencial la ayuda para transitar al mundo laboral mostrándole las ocupaciones más acordes con el Grado cursado o las orientaciones para seguir estudios de postgrado tanto en nuestro país como en el extranjero. Desde los estudios de Máster, se haría hincapié en la preparación para la actividad profesional dotándole de competencias para la empleabilidad, el emprendimiento y la iniciación a la investigación. Y desde el Doctorado se ofrecería al alumnado orientación para afrontar una tesis; asesoramiento sobre la carrera investigadora y las salidas profesionales que el mercado laboral le ofrece con el Título de Doctor o bien para incorporarse a la docencia universitaria.

Ver otros artículos de

José A. Delgado

 Maestro,

doctor en pedagogía

y profesor titular de universidad

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.