Resonancia del 27

Rosario Taboada, coordinadora del proyecto, recuerda como, a principios del curso pasado, sintió que «tenía que hacer algo por y para el centro». Un día vio una convocatoria para profesorado no universitario de proyectos de innovación educativa e investigación.

La hipótesis era tal que así: «Los valores se transmiten y las actitudes se educan. Así empezamos a diseñar estrategias y actividades diferentes a la vida académica; no era suficiente el espacio del aula», explica Taboada. Poco después, los organizadores del programa convocaron el primer casting del IES Zaidín Vergeles. «Los alumnos hacían lo que querían –sigue la profesora–: cantar, bailar, pintar… Te quedabas maravillada. Alumnos que por la mañana no tienen interés y que se motivaron de tal manera. Fue muy gratificante».

Con sesiones semanales en donde se trabajó las posibilidades del arte, crearon un montaje final inspirado por los valores que pusieron de manifiesto la Generación del 27. «Una generación comprometida con la libertad, el compromiso, y el ansia de conocimiento. Por eso les llevamos a exposiciones de Luis Cernuda, en el centro Lorca, la casa Manuel de Falla…» El resultado fue ‘Resonancia del 27’. «Queríamos poner lo humanitario frente a lo científico-técnico. Siempre defendiendo el arte. Es una manera de crear un vínculo de pertenencia a la comunidad educativa. Algo que no se puede conseguir sólo en el aula», termina Taboada.
Con la esperanza en un nuevo casting para este año, aún resuena aquella palabra pintada con grafiti: ‘Libertad’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *