Antonio Luis Gallardo: «Se nos olvidó Benedetti»

Quizás haya sido por las lluvias, tal vez por el tema sangrante de los políticos corruptos e incluso por la pantomima diaria del gobierno y oposición, pero a casi todos se nos olvida un día 14 de septiembre en que hubiese cumplido 108 años.

El 14 de septiembre de 1920 nació en la ciudad uruguaya de Paso de los Toros, Mario Orlando Hardy Hamlet Brenno Benedetti Farrugia, o simplemente Mario Benedetti, referente de la literatura latinoamericana.

“Decir Benedetti, es decir ternura y al mismo tiempo lucha, compromiso, entrega, dedicación y sobre todo amor.”

Decir Benedetti, es decir ternura y al mismo tiempo lucha, compromiso, entrega, dedicación y sobre todo amor. He seleccionado algunas de sus frases más conocidas, pero lo mejor es leer cada día una hoja de su extensa producción.

En los últimos años la salud del escritor se resiente y es hospitalizado a menudo hasta que el 17 de mayo de 2009 muere en su casa de Montevideo, a los 88 años de edad.

A los pies del ataúd se acumulan decenas de flores y bolígrafos que la gente deposita como último tributo al escritor.

Frases inolvidables:
1. “Qué buen insomnio si me desvelo sobre tu cuerpo”
2. “Si el corazón se aburre de querer para qué sirve”
3. “No sé tu nombre, sólo sé la mirada con que me lo dices”
4. “Cinco minutos bastan para soñar toda una vida, así de relativo es el tiempo”
5. “Yo no sé si Dios existe, pero si existe, sé que no le va a molestar mi duda”
6. “Mi estrategia es que un día cualquiera no sé cómo ni sé con qué pretexto por fin me necesites”
7. “¿Cómo compaginar la aniquiladora idea de la muerte con este incontenible afán de vida?”
8. “Cuando la poesía abre sus puertas es como si cambiáramos de mundo”
9. “El amor no es repetición. Cada acto de amor es un ciclo en sí mismo, una órbita cerrada en su propio ritual. Es, cómo podría explicarte, un puño de vida”
10. “Defender la alegría como una trinchera, defenderla del escándalo y la rutina, de la miseria y los miserables, de las ausencias transitorias y las definitivas”

(P. D. Relato dedicado a mi buen amigo el Dr. Luis López-Canti Morales)

Ver ARTÍCULOS ANTERIORES DE

ANTONIO LUIS GALLARDO MEDINA

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *