Juan Chirveches: «En apoyo de Miguel Carrascosa»

El domingo 7 de julio del corriente, publicaba en IDEAL don Miguel Carrascosa Salas, ex director del Centro Unesco Andalucía, un artículo titulado «A los nuevos regidores de nuestro ayuntamiento». En sus últimos párrafos lamentaba el autor la deplorable situación en que se encuentra buena parte del Albaicín, que presenta en muchas zonas un aspecto de descuido y dejadez, con abundantes pintadas, manchones y grafitis, fachadas ennegrecidas, acumulación de basuras por los rincones, etc.

 

Suele contar el señor Carrascosa, autor de cuatro monografías sobre diversos temas albaicineros, que, hace equis tiempo, puesto al habla con cierto concejal para solicitarle una mayor atención y cuidado, como era su obligación, hacia un barrio declarado patrimonio universal de la Humanidad , recibió como respuesta del edil que «el Albaicín era un barrio más de Granada»…

Miguel Carrascosa, en la plaza de San Miguel Bajo :: A ARENAS

Con el natural respeto y cariño hacia todos y cada uno de los barrios granadinos, el Albaicín, señor exconcejal despistado, no es un barrio más de Granada o de cualquier ciudad donde se hallare. Es, junto a la Alhambra, la imagen más universal de nuestra ciudad, la que sale en todas las postales y reportajes del mundo, y lo que atrae y trae hasta nosotros a la mayor parte de los miles de visitantes que cada día llegan, lo que se traduce en constante entrada de dinero, deriqueza en suma, hacia ella.

«La declaración de lugar patrimonio universal obliga y compromete a las administraciones públicas, por ley, a destinar unas partidas para su cuidado, embellecimiento y mejora constante, que no siempre parecen llegar a su destino, a tenor del aspecto que presenta».

Además de que la declaración de lugar patrimonio universal obliga y compromete a las administraciones públicas, por ley, a destinar unas partidas para su cuidado, embellecimiento y mejora constante, que no siempre parecen llegar a su destino, a tenor del aspecto que presenta.

Y no sólo en los que en el citado artículo señala don Miguel, sino en la atención a otras medidas como seguridad o sanitarias: precisamente leemos estos días en IDEAL cómo ha aumentado la inseguridad en sus calles, donde los turistas son asaltados por los indeseables que campan por allí con más frecuencia que la deseable, o el baile de personal sanitario en el centro de salud,que ha levantado finalmente las protestas públicas de los vecinos, también denunciado estos días por sus moradores y recogido por nuestro periódico, etc.

El Albaicín es una delicadísima joya que necesita de la vigilancia, ayuda y atención permanente de unas administraciones obligadas a ello, pero que lamentablemente no siempre parecen querer o saber cumplir con su cometido y obligación hacia uno de los barrios más carismáticos y hermosos, no ya de España, pero del mundo.

JUAN CHIRVECHES. GRANADA

(Nota: Este artículo de Juan Chirveches se ha publicado en la edición impresa de IDEAL correspondiente al martes, 16/07/2019, pág. 25).

 

 

A continuación reproducimos el artículo referenciado:

A los nuevos regidores de nuestro Ayuntamiento…
MIGUEL J. CARRASCOSA SALAS

Enhorabuena por el esfuerzo, imaginación y trabajo que habéis desplegado durante los quince días de campaña electoral… ! Hemos leído y reeleído cómo no- vuestros programas, tan repletos de atractivas propuestas de mejora y renovación de nuestra histórica ciudad, que estáis dispuestos a hacer efectivas bajo un riguroso control y transparencia de vuestra gestión política y administrativa.

Nos consta -porque lo hemos comprobado una y mil veces- que Granada y su barrios necesitan de gestores dispuestos a realizar su tarea con honradez, dedicación y sintonía con los ciudadanos, en abierta cooperación con el resto de los grupos políticos que se van a integrar -por decisión de sus votantes- en la nueva Corporación Municipal granadina. Esperamos de unos y de otros -por el bien de la ciudad- que cuantos proyectos de mejora y renovación de nuestros barrios se pongan sobre la mesa del Concejo, sean apoyados, sin reserva, por todos los grupos políticos, evitando las estériles confrontaciones que suelen producirse en estos intentos…

Os escribo desde el Albayzín -bien lo sabéis- el barrio granadino y del mundo tan admirado, cantado y visitado por pueblos, culturas y gentes de todo el mundo, pero muy necesitado de reparar, mejorar, promocionar y proteger, con urgencia, su valioso y amenazado patrimonio: histórico, monumental, urbano, paisajístico, cultural y humano. No debéis olvidar que al Ayuntamiento de nuestra ciudad compete asumir estas obligadas atenciones para con el Albayzín, a tenor de lo dispuesto en el artículo 5º, apartado d), de la Convención sobre Protección del Patrimonio Mundial, Cultural y Natural, aprobada por la Unesco en 1972.

¡ Ay, si malagueños y gaditanos hubieran tenido un barrio de las características y singularidades de nuestro Albayzín, cuántas lecciones de buen hacer político, cultural, artístico y humano hubieran dado a las sucesivas corporaciones granadinas que, a lo largo de los últimos cincuenta años, se han desentendido olímpicamente de este rincón de hermosura que es el histórico ‘barrio de los alconeros’ ! El Albayzín de nuestros días presenta un aspecto de evidente descuido y desolación: pintadas por doquier, que afean, una y otra vez, paramentos, edificios, monumentos, miradores y espacios; rincones de basura acumulada, restos de murallas desprotegidas, fachadas descuidadas y ennegrecidas por el paso el tiempo… ¡ Una pena… ! Y así hemos de mostrarlo -con auténtica vergüenza y airado sonrojo- a los españoles y extranjeros que suben a nuestro barrio para conocer su historia, sus paisajes, sus gentes y su inigualable belleza y atractivo…

De vosotros, que sois los nuevos regidores del municipio, esperamos una respuesta seria, unánime, consensuada, responsable y eficaz. No permitáis -bajo ningún concepto- dilatar más años la atención que merece un conjunto urbano de la categoría y excelencia de nuestro barrio. ¡ No lo permitáis… ! No olvidéis, finalmente, que el Albayzín, además de ser el origen indubitable de la ciudad de Granada -de ascendencia turdetana, ibérica, romana, hispanorromana, visigoda, árabe y castellano-cristiana-, es un conjunto excepcional del mundo. Corresponde, por tanto, al Estado español, a la Junta de Andalucía y al Ayuntamiento de nuestra ciudad «adoptar medidas jurídicas, científicas, técnicas, administrativas y financieras para identificar, proteger, conservar y rehabilitar» el valioso, multiforme y excepcional patrimonio del Albayzín. (Artículo 5º, apartado d), de la mencionada Convención de la Unesco. París, 1972).

No queremos pensar -porque confiamos en vuestra seriedad y en vuestras reiteradas promesas- que se haga realidad, una vez más, la dolorosa queja que, sobre el Albayzín de nuestros pesares, mantiene viva en su memoria uno de los cronistas, poetas y escritores más comprometidos defensores de su patrimonio: ¡ Ay barrio del Albayzín, / entre el dolor y el quebranto, / están llorando las fuentes, / con el arrayán y el nardo, /porque morirán sus rosas / si no sabemos salvarlo…” Pues, a salvarlo, queridos regidores del nuevo Ayuntamiento de Granada, que «mañana siempre es tarde· y el tiempo apremia…» ! . Si así lo hacéis, pasaréis a la historia de Granada con los máximos honores y el general reconocimiento de nuestra ciudad, de Andalucía, España y el mundo entero… ¡ De veras, queridos/as regidores/as… !

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *