Dori Hernández Montalbán: «La poesía es patrimonio del alma»

La accitana Dori Hernández Montalbán regresa a la actualidad literaria con su segundo poemario, tras ‘Cuaderno de Iceberg’ (2009). Otras incursiones de esta actriz y profesora de teatro en la literatura ha sido junto a su hermana Carmen con quien publicó los libros de relatos ‘Cuentos del viejo Wädis’ (2004) y ‘Leyendas de Sulayr?. Igualmente colaboró con Jorge Pastor en el proyecto ‘Art mariage o los estados del alma’. Ahora publica ‘Los sueños del náufrago’ (Ed. Nazarí) que presenta en el Cuarto Real de Santo Domingo, el miércoles, 29 de marzo, junto la narradora Josefina Martos Peregrín; la escritora, Ana Morilla y el editor Alejandro Santiago (18:30 h). Posteriormente, el 1 de abril lo presentará en su localidad natal en el patio central del Ayuntamiento de Guadix (19,30 h) donde tendrá como compañero de mesa al escritor Francisco Javier Franco.

– ¿Con qué sueñan los náufragos que no sea un barco o avión que les vea y les lleve a tierra habitada?
Los náufragos además de soñar, como bien dices, con barcos o aviones, que les rescaten, y les lleven a tierra, no tanto habitada como habitable; también sueñan con ser escuchados, con tener voz, y acaso con el regreso a esa cada día más mítica “tierra prometida”. Sueñan con recuperar todo aquello que han perdido al naufragar, pero sobre todo se enfrentan a la difícil tarea de sobrevivir. Son por tanto unos luchadores natos y extraordinarios navegantes en su particular mar existencial. Soñadores empedernidos claro. En cualquier caso, como dice Calderón en ‘La vida es sueño’. En el mundo en conclusión todos sueñan lo que son aunque ninguno lo entiende.

– ¿Cuándo arranca y cómo ha ido tomando forma este poemario?
-El poemario arranca en 2014,ha ido madurando poco a poco. Nace de una acuciante necesidad de reconciliación con uno mismo y después con el mundo circundante. Del firme convencimiento de que aunque no se pueda renacer, se pueden, sin embargo, abrir nuevos caminos. Se centra en esta reflexión acerca de la existencia y pervivencia del ser humano. tres partes o zonas claramente diferenciadas pero perfectamente cohesionadas: Búsqueda del yo e identificación con el todo, el exterior o el nosotros y el secreto revelado.

– ¿Cuáles son las principales fuentes de inspiración poética para Dori Hernández Montalbán?
– Las fuentes de inspiración son múltiples y de variada índole. Fundamentalmente esta poesía parte de mis pulsiones, es muy orgánica; sentimientos, emociones etc. Y todo aquello que nos rodea, la poesía camina con nosotros, nos acompaña.

– ¿Qué le empuja a plasmar sus reflexiones y pensamientos en el papel?
– Todo lo que implica sentirse vivo, tanto en estado de plenitud y felicidad como en estado de infelicidad, es una necesidad placentera, una necesidad de expresar, escribir de alguna manera, es aferrarse a la vida, interrogar, descubrir, conocerse y conocer, resolver la incógnita de esa ecuación que aun hoy es el ser humano.

– Afirma su editor que ese poemario contiene fuerza, desgarro y belleza ¿Cómo se consiguen estas tres cosas?
– Sí, bueno, la verdad es que este poemario está teniendo muy buenas críticas. La valoración por parte de mi editor y los que saben de esto ha sido muy buena, lo agradezco infinitamente porque esto anima a seguir trabajando. La fuerza del poemario creo que tiene mucho que ver con la elección de las palabras precisas dotadas de sentido. El desgarro se produce a través de la contención de las emociones, el ir soltando brida poco a poco, y si la emoción es verdadera, se produce de una manera natural. La belleza es un compendio de todas estas cosas: corazón, verdad, fuerza, desgarro es igual a belleza.

– ¿Son buenos tiempos para la poesía social?
– Si no son buenos estos para la poesía social o de otro tipo ¿cuándo lo van a ser. Corren malos tiempos para todo, menos para la poesía, y esto es porque la poesía no depende de ningún organismo, ni institución o sistema económico. La poesía es patrimonio del alma.

– ¿Desea añadir algo más para despertar la curiosidad por su libro o por el acto de presentación?
– Agradeceros el interés que mostráis por mi poemario y que os espero a todos el 29 de marzo en el Cuarto Real de Santo Domingo a las 6,30 h. No os voy a vender la moto. Me gustaría que lo leyerais y después opinaréis. Como dice Vicente Huidobro: “En todas las cosas hay una palabra interna, una palabra latente y que está debajo de la palabra que las designa. Esa es la palabra que debe descubrir el poeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *