Antonio Luis Gallardo: «Aquellos años inolvidables»

ninos-jugando-1La calle Cristo, donde me crié o cualquier otra calle de mi pueblo, Salobreña eran remansos de jolgorio y juego, mucho juego. La vida transcurría entre el devenir del campo, las fábricas de azúcar y la playa. Sus gentes, laboriosas y trabajadoras, sabían cuándo había que parar y sentarse en la puerta de la casa junto a la familia, los amigos y por qué no los conocidos, pues todos éramos conocidos en el pueblo.

Los niños jugábamos en plena calle, sin miedo a nada o casi nada, no había coches, ruidos, televisión, teléfonos, solo había murmullo; espléndido murmullo de palabras calurosas y con mucho sentido hacia el próximo. Tertulias, miradas, abrazos, besos, en definitiva amor mucho amor.

Tal era el ambiente que se respiraba, que en plena tarde-noche de primavera o verano, mi tío Modesto daba un silbido desde la puerta de la casa y mi primo Pepe Luis y yo, que estábamos en lo alto del Postigo, sabíamos que era la hora de regresar.

El ambiente siempre estaba impregnado de olores, el olor a caña recién molida, el olor a jazmín, buganvillas, geranios y a coles, sí a coles; pues cada vez que María la Estanquera guisaba puchero de coles, venía ese olor inconfundible a puchero con su oreja, rabo, tocino y morcilla de Manuela o Elvira.

ninos-jugando-3Muchas veces me pregunto si cualquier tiempo pasado fue mejor y la respuesta siempre es la misma, por supuesto que fue mejor en ese instante vivido. Ya que a las vivencias hay que añadir las querencias y son muchos los que me faltan, mis abuelos, mi querida abuela Laura, mi padre, mi madre, mi hermana Amparo y tantos amigos que se fueron quedando en el camino.

La vida es eso, pequeños retazos de nuestra historia que nos ayudan a seguir cada día adelante, sin apenas reparar en el pasado, pues si así fuera, aún seguiría sentado en el borde de la acera en mi querida Calle Cristo y viendo pasar el tiempo y sus gentes.

Pasan los años, pasa la gente, el pueblo cambia, pero mi sentimiento sigue inalterable y mi recuerdo por aquellos tiempos sigue diciendo….Siiiiiiiii me gustaría poder volver a vivir así.

 

 

 

OTROS ARTÍCULOS DE OPINIÓN DE ANTONIO LUIS GALLARDO EN IDEAL EN CLASE:

«Pensión San José» (26/06/2016)

«Un día de pesca» (19/06/2016)

«De buenas maneras» (12/6/2016)

«Un día de choto» (5/6/2016)

«Churretes» (29/05/2016)

«Recuerdos de mi callejón» (22/05/2016)

«Olor a pan recién hecho» (15/05/2016)

«Los antiguos pilares» (08/05/2016)

«Mi Primera Comunión» (01/05/2016)

Más artículos de ANTONIO LUIS GALLARDO

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *