‘Bóreas Ventus’ o la reivindicación de los instrumentos de viento

Pablo Rojas (Granada, 1989) es un joven director de amplio curriculum al cual conocimos en su faceta de director de la Banda de Música de Maracena. Desde hace un tiempo está inmerso en un proyecto de gran calibre denominado Bóreas Ventus, música para instrumentos de viento, puesto en marcha en 2013 en colaboración con Germán Tejerizo Linares y el jienense de Quesada, Àlvaro Rodríguez Rus. Su primer trabajo se presentó a finales de 2015 en el Centro de Documentación Musical de Andalucía y en estos días ha finalizado la grabación del segundo CD con el aval del Centro Unesco de Andalucía y de la Asociación Mundial de Bandas Sinfónicas y Ensembles, más conocida por sus siglas en inglés como WASBE.

«Bóreas Ventus es un proyecto que tiene como objetivo el fomento, composición e interpretación de música de cualquier estilo escrita para instrumentos de viento-madera y de viento-metal», responde cuando le pedimos nos concrete los objetivos. Pablo que en la actualidad ejerce como profesor de la Cátedra de Dirección de Orquesta en el Conservatorio Superior de Música de Málaga, ha finalizado su tesis doctoral sobre ‘Fundamentos de la dirección musical: figuras de compás y ejecucionismo’ en el que ha investigado los fundamentos de la dirección de conjutos musicales sean orquesta, banda o coro.

Reconoce que el aval del Centro Unesco Andalucía al segundo trabajo es muy importante dada su búsqueda de la excelencia artística en general y de los instrumentos de viento, en particular, al igual que el de la WASBE y el del Centro de Documentación de Andalucía que desde el primer momento les ha cedido el espacio y una financiación para la compra de los cedés. Proyecto para el cual ha sido fundamental la colaboración de «su amigo y gran compositor», Germán Tejerizo Linares que le ha apoyado desde los inicios de la idea y que está aportando composiciones originales, además de gestionar la grabación desde su sello Arcomúsica, en Nigüelas. Hace poco más de un mes que finalizaba la grabación del segundo y ahora esperan la confirmación de la financiación por parte del Centro de Documentación de Andalucía para la edición de los cedés. En este sentido aclara que «todo esta destinado al fomento de música de instrumentos de viento, y por eso se comparte en redes como Spotify y Youtube». En el mismo han colaborado compositores con temas originales e inéditos como Rafael Peralta, Geoffrey Álvarez, Óscar Musso, Guillermo Schiavi, José López-Montes, Juan Bautista Meseguer, Juan Manuel Cisneros, Hamza Castro, Juan Antonio Moreno, o del propio Tejerizo.

«Se caracteriza porque confluyen distintos estilos musicales. Los protagonistas son los instrumentos de viento independientemente del estilo. La idea principal es crear música de calidad sin poner restricciones al compositor y buscando la variedad estilística por lo que se ha incidido mucho en la búsqueda de una perspectiva multicultural indica al tiempo que reivindica que se pueda escuchar y valorar este tipo de formaciones pues «es muy complicado escuchar la sonoridad de los instrumentos de viento, siempre va a prevalecer, el violín y el piano, como el inglés en los idiomas». Por eso termina con el deseo de que estas formaciones formen parten en la programación de un Festival de Música y Danza o de conciertos regulares sinfónicos, y dejen de estar en un segundo plano. Bóreas Ventus lo que pretende es poner su granito de arena en este panorama cultural creando un patrimonio valioso para los instrumentos de viento».

Otros compañeros y amigos de Pablo que forman parte de este proyecto profesional son Francisco José Casado Gómez y Julián Godina, continuando con un excelente saxofonista y especialista en flamenco como Daniel Sánchez Madrid, y así hasta 70 personas que han participado de forma altruista y a los que agradece su colaboración. Por eso le gustaría que se pudiera escuchar en festivales internacionales con completa normalidad, detrás de un cuarteto de cuerda y antes de un trío con violonchelo y piano, «también que pudiéramos interpretar música en intermedios de conciertos de grandes festivales de bandas como el de Kerkrade o en el Certamen Internacional de Banda de Música de Valencia. «La música buena no se mide por la dificultad que entrañe componerla o interpretarla sino que lo importante es disfrutar de la música, y los instrumentos de viento son un medio idóneo para aprender música, disfrutarla y enriquecer la vida», concluye.

AUDIO DE LA ENTREVISTA:

Ir a descargar

VER VÍDEOS DE BÓREAS VENTUS:

 

 

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *