Cecilia López Ballesteros: «Mis personajes me han servido para evadirme de la realidad»

Esta tarde la joven escritor de Peligros presenta su segunda novela El secreto del castillo maldito en la Biblioteca de Andalucía

Cecilia López Ballesteros es una joven de Peligros de 18 años recién cumplidos que acaba de publicar su segunda novela de fantasía con la Editorial Nazarí. Se titula El secreto del castillo maldito y con ella da por concluida la historia iniciada en Lo que ocultan sus miradas (2018) que obtuvo el reconocimiento del público además de poder participar en la Escuela de Jóvenes Escritores celebrada en Mollina (Málaga) además de la concesión del premio Hebe, en la categoría de Literatura. Tras presentarlo en el pasado mes de abril en la Feria del Libro de su pueblo natal, esta tarde lo volverá a hacer en la Biblioteca de Andalucía donde le acompañarán su profesora de Lengua y Literaria en su etapa de estudiante en el IES Clara Campoamor, Juana García Jordán  y su editor, Alejando Santiago (18 h.)

Cecilia, junto a sus padres y a su hermana Marta, (Laura está en estudiando en Sheffield) ::A. ARENAS

Cecilia que en la actualidad ha iniciado los estudios de Farmacia en la UGR, pues quiere ser investigadora, reconoce que de siempre le ha gustado mucho leer, incluso que no tenía preferencia por un género literario concreto. También que el paso a la escritura «más que una necesidad fue un reto, pues llegó un momento en el que me dije que por qué no iba a ser yo capaz de escribir mi propia aventura». Dicho y hecho. Y además con buen resultado. Por eso ahora ha publicado la segunda parte «para redondear y cerrar la primera parte» que se puede leer sin necesidad se haber leído la primera aunque ella lo recomienda pues de esa manera el lector ya está familiarizado con la historia y los personajes. A la trama de personajes con poderes fantásticos se une su dominio de las descripciones y de los diálogos que convierten su segundo libro en una obra muy visual y amena.

VER VÍDEO:

 

La obra, dedicada a su familia, especialmente a sus hermanas, Marta y Laura, que le enseñaron a leer con el cuento de la Cenicienta y le han apoyado en todo, se desarrolla en las Montañas Rocosas de Canadá pues le atraía «ese ambiente profundo y oscuro» en el que se desenvuelven sus personajes que le han servido «para evadirme de la realidad pues si el realismo te abre una puerta con la fantasía tienes muchísimas más posibilidades», hasta el punto de que su joven dios Apolo, viste de forma estrafalaria y repite palabras tan granadinas como ‘chavea’ «para dar un toque de humor, y esa palabra me hizo gracia y ahí está».

Una obra con la que pretende resaltar la importancia de llevar la sinceridad por delante y aunque se tenga miedo de decir la verdad, hay que decirla pues tal vez las consecuencias de no hacerlo podrían ser peores. Es lo que se ve en mi historia de cómo algo que se podría haber entendido se convierte en una batalla por la vida».

OÍR AUDIO:

Ir a descargar

 

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.