Maureen Lucía Booth y Juan Vida exponen juntos en Pinos Genil

El 13 de julio, el pintor Javier González Alcantud me adelantaba la información sobre la exposición de su amiga, la artista Maureen Lucía Both indicando que «el próximo día 28 inaugura el Pinos Genil durante sus fiestas una exposición junto al retrato que le hizo al poeta Rafael Alberti cuando visitó su estudio. Te enviaré invitación».

Ambiente en el momento de la inauguración

El caso es que esa invitación no llegó o si la recibí no la controlé y los quehaceres diarios han hecho que se me haya pasado. Por eso cuando el pasado jueves recibí una mensaje de audio de esta artista afincada en Pinillos invitándome a la exposición por un lado me alegré de recibir noticias suyas. La conocí con motivo de otra exposición en este caso con la pinera, Inma LópezLa pintura como filosofía y dadora de vida o la doble exposición ‘Pintura y grabados’ de Maureen L. Booth e Inma López en el ayuntamiento de Pinos Genil ). Por otro me dio un poco de pena, pues son muy pocos días los que quedan para su clausura. A pesar de ello contacté con ella, gracias al alcalde de Pinos Genil, Gabriel Gómez Mesa, y al día siguiente quedé con ellos en la propia exposición. Me hubiera encantado también que hubiera estado presenta Juan Vida, pero temas relacionados con su trabajo se lo impidieron.

Daniel, bisnieto de Maureen. «Los niños son los mejores críticos», afirma Maureen

Cuando llegué a Pinillos, ambos estaban esperándome. Tras los saludos de rigor el alcalde nos adelantó que Maureen Lucía Booth y Juan Vida, autores de la exposición ‘Made in Pinos‘ son «dos autores de aquí de nuestra tierra a los que les doy las gracias porque es una exposición de mucha categoría y verla aquí para mí ha sido un orgullo. Se inauguró el 28 de julio y va a estar hasta el 28 de agosto y la verdad que es muy interesante y está teniendo muchos visitantes. Tiene un horario de por la mañana, de 12 a 2 y por la tarde, de 8 de 8 a 10 de la noche». A continuación pasa a invitar «a toda la gente que no haya podido venir todavía que venga».

Crítica de Juan (7 años)

Por su parte, la artista británica afincada en Pinos Genil desde hace más de 50 años nos hace una visita guiada por la exposición, comentando algunos detalles de las obras expuestas, comenzando por las de Juan Vida, y más concretamente por el óleo sobre lienzo ‘Los santitos de Colliure‘, (114×146 cm) pintado sobre lienzo en 2023, del que destaca «el mucho encanto de los colores que transmiten paz y ese niño es protegiendo los animales». A continuación hace otro tanto con ‘Caronte niño‘, realizado este mismo año y del que afirma es uno de los favoritos de Juan- En el se aprecia un niño de apariencia inocente que va en una piragua pero que al fijar más la atención se puede observar la expresión que tiene en la cara, casi diabólica, y cómo la pala del remo es en realidad una guadaña. Reglón seguido nos cuenta como uno de los niños de 7 años que ha visitado esta exposición y que ha inmortalizado tumbado en el suelo escribiendo sus impresiones. En su opinión los niños son los mejores críticos: «El primero muy bonito. Un niño con una cabra. El paisaje muy bonito. 2º Aunque parece bonito no lo es, si te fijas en el remo tiene un garfio», explica con su peculiar caligrafía.

‘Caronte niño’, Juan Vida. Óleo sobre lienzo, 2023 (114x146cm)

A continuación Maureem continua explicando el resto de las obras de la exposición, en concreto el pandemonio en el que se ve a la hija del primer matrimonio del poeta Luis García Montero, en el que aparecen unas figuras que se asemejan a dragones pero que representan a los padres cuando se separan y la niña está en medio dando a entender lo duro que es para los niños la separaciones de los padres. Le sigue un cuadro en el que Juan Vida ha representado a su hija Julia bailando sobre un balón, -quizás el favorito de Maureen- y que representa el equilibrio que realizan los adolescentes y la fuerza que tiene el movimiento semejante al ballet. El último, titulado ‘El equilibrio‘ se ve a una joven que va en una bicicleta que se mueve sobre una cuerda. En una esquina aparece un mono que era el juguete favorito de Julio. Muchas de las personas que visitan la muestra lo consideran «muy
divertido».

Jugando entre pitas de Maureen Lucia Booth. (100x150cm) Óleo y carbón sobre lino, 2023

El resto de las obras expuestas son Maureen. De la primera, ‘Jugando entre pitas‘ un óleo y carbón sobre lino (2023) en la que aparecen tres gatos nos cuenta que el mismo niño lo considera su favorito por estar dibujados los tres gatos de su abuela: Guimpi, Mister Blanco y Abbie, de los que la artista nos cuenta su historia. Junto al mismo su obra ‘Granado‘ en el que se ve uno de estos árboles en octubre-noviembre cuando los frutos están maduros. De él comenta que es de los más recientes hasta el punto de que la pintura todavía está húmeda. Al lado otra obra dedicada a un avellano con las flores y sin hojas, lo que ocurre en el mes de enero, que se encuentra al lado de su estudio junto a un caqui aún con su fruta que también ha incluido en el cuadro. Le sigue un dibujo sobre lienzo con el retrato de Juan Vida en 1984 que aparece junto a Rafael Alberti a su regreso del exilio y otro en el que el protagonista también es el autor de ‘La arboleda perdida’ y ‘Marinero en tierra’, junto a su perro ‘Niebla, basado en una serie de fotografías en blanco y negro.

Aspecto de la sala municipal

De nuevo dos robles, en este caso de Sierra Nevada, son los protagonistas de la siguiente obra, encargo que le hizo un amigo y que como está vendido está realizando otro pero con más luz. De la penúltima obra expuesta explica que se trata de María, una niña que le visitaba en su casa y cuyos padres han tenido una triste existencia. «Se quedó conmigo unos meses y yo terminé haciendo tres o cuatro retratos de ella. Esta fue la última, en la he puesto junto a mi mastín y ella me estaba mirando como pidiendo ayuda o algo. Yo puse a sus pies un texto escrito por un escritor francés en el siglo XIX que dice «La guerra solo es posible por el hecho de no reflexionar. Hay que mantener, pues, una masa de tontos» (Renard). «Y yo estoy de acuerdo», añade. Para finalizar el recorrido nos explica, uno de sus cuadros favoritos realizado en 1982 a María Luisa, su vecina junto a su hija preparando las habichuelas.

‘María… La guerra es solo posible…’ de Maureen Lucía Booth (150×114 cm) Óleo sobre lino (1990)

Para terminar nos recuerda el horario de apertura de la exposición y en caso de que ella esté pintando ha dejado su número de teléfono por si alguien desea visitarla con ella como guía. También el alcalde se ha ofrecido a abrir la sala a los grupos interesados. Por todo ello, Maureen se muestra muy agradecida con el arreglo de la sala pues «parece que estás en Nueva York» al ser tan grande y tan luminosa en lo que cree que ha tenido algo que ver Juan Vida. También por la limpieza y ventilación. «Me encantaría que vinieseis a esta exposición. El pueblo es bonito os podéis tomar un vino y contemplar esta exposición de dos pintores que vivimos de la pintura lo cual es muy importante y complicado», concluye.

Ver vídeo:

  • Más fotos del momento de la inauguración incluidas en el blog SOMOS PINEROS
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.