Hacía falta que alguien recordara el caso de Alhambra Nievas González. El mejor arbitraje del mundo

 Alhambra Nievas es granadina.
Lleva veinte años ligada a la pelota oval.
Ha alcanzado la gloria como árbitro de rugby.
Ha sido galardonada por su prestigio como mujer y deportista.
Desde hace cinco años es directiva en la federación Internacional de rugby, la World Rugby.

Y si alguien les dice que hay una técnica granadina en la organización de las próximas olimpiadas de París… es ella. Esta semana la reunión preparatoria no ha podido ser telemática. Ha sido necesario un viaje relámpago a París a comprobar las instalaciones destinadas a los árbitros en los próximos juegos.

 Pero mírenla. Joven. Inteligente. Respetuosa. Aparentemente frágil. Segura de sí misma.  Su trayectoria, la profesional, la estética, la ideológica está ligada a un deporte de contacto, a priori rudo, el rugby.

 Al rugby llegó por casualidad a los 19 años. Y sintió el flechazo… 

Enfrentarse a un lienzo en blanco para retratar a Alhambra nos obliga a preguntarnos por el rugby en general, es una industria que mueve millones – de presupuesto, de espectadores, de jugadores, de publicidad- siendo el tercer espectáculo más visto a nivel mundial, y al rugby femenino en particular. La participación femenina está en los niveles más altos de participación de la historia, con 2.7 millones de jugadoras en todo el mundo. 

 Este crecimiento también ha sido visible en nuestro país. Cada vez es mayor el número de niñas, de adolescentes que se acercan a este deporte. Se está haciendo un esfuerzo en la preparación de cuerpos técnicos y de mujeres líderes.

Y, probablemente, este momento dulce para el rugby femenino tenga algo que agradecer a Alhambra porque ha prestado su imagen, su experiencia, su discurso, para visibilizar el deporte femenino.

Alhambra Olímpica en Río

Y ella sabe que queda mucho por hacer. En España, el rugby sigue sin ser popular. Todavía queda mucho por hacer. Necesita de infraestructuras, de inversiones, de apoyo social.

Y este retrato necesita de profundidad. Por eso le hemos pedido a Alhambra que nos recuerde a los deportistas con los que comparte generación. No puede olvidar a las componentes del equipo de la Universidad de Málaga en el que militó durante once temporadas y a las que le une especiales lazos de cariño. Hay otras mujeres referentes con las que ha podido compartir camino. Como Mariola Rus, capitana de la Selección Española y Andaluza de la que aprendió en su etapa de jugadora o Patricia García con la que ha coincidido en torneos internacionales. Quiere recordar a otro granadino, José Manuel Ruiz Reyes, olímpico en tenis de mesa adaptado, campeón olímpico cinco ocasiones por ser un ejemplo de superación. 

Calle 13 cantó Nadie como tú y quizás estaban pensando en ella porque no hay nadie con su trayectoria vital. Algunos de sus versos también podrían, perfectamente, estar inspirados en ella:

En el mundo hay decisiones divididas
Entradas, salidas, debut, despedidas…

Alhambra de bebé, con su padre

Ha pasado parte del verano en Beas de Granada, el lugar en el que nació y en el que su abuelo Manuel dejó de sentir miedo por el trabajo que había elegido la niña cuando la vió arbitrar. Se dió cuenta que no le rechistaba nadie en el terreno de juego y… se sintió orgulloso.

Celebrando el cumpleaños con su madre

Nos dice que no tiene oído musical, que tuvo que dejar de estudiar violín y entre risas cuenta que eso es lo que la llevó primero al deporte y luego al silbato. Pero antes de eso… soñó con ser astronauta y estudió  ingeniería de Telecomunicaciones en la Universidad de Málaga.

Por favor, busquen su palmarés como jugadora y como árbitra. Veinte años de carrera exitosa. Nosotros vamos a detenernos en su papel como coach emocional defendiendo la filosofía oval ¿Qué puede aportar el rugby al patrimonio humano granadino? 

Valores.

Una infancia y una adolescencia que se acerque al rugby conocerá los valores de solidaridad. La práctica de este deporte crea grupos inclusivos en los que todos tienen su sitio y todos tienen su función. Es fundamental el trabajo en equipo. No cabe la violencia verbal. Sólo cabe el respeto.

Defiende los valores del rugby. Repesca masculina Río 2016 – Mónaco (clasificó España)

Dígannos si no es como para apostar por este deporte.

Alhambra ha sido cocinera antes que fraile. Conoce los estadios de casi todo el mundo. Ha cumplido y ha hecho cumplir el complejo reglamento de este deporte. Ha jugado o ha vigilado el juego de los mejores en todo el mundo. Es sabedora de la fuerza de las grandes federaciones. Su preparación le ha servido para ocupar un puesto de responsabilidad en la World Rugby, una federación internacional que agrupa a 500 millones de seguidores y a ocho millones de jugadores en 132 federaciones nacionales agrupadas en seis asociaciones regionales.

Dígannos si no es como para apostar por esta granadina

Déjennos que recordemos el caso de Alhambra Nievas porque puede resultar beneficiosa para nuestra salud social. Ha convertido el slogan, Esta sociedad necesita más rugby porque está firmemente convencida que la práctica de este deporte enseña que no todo vale para ganar; que todos, hombres y mujeres somos iguales y encajamos.

Nosotros estamos convencidos que nuestra sociedad necesita más alhambrasnievas.

Más mujeres que recorran paisajes acotados a los hombres. Sin miedos, con naturalidad, con una sonrisa.

Más mujeres que tomen decisiones sobre ellas mismas que no son las esperadas… oíd  lo que dice y cómo lo dice: – Somos las dueñas de nuestro destino y solo somos nosotras  las que tenemos que tomar nuestras  decisiones– 

Y lo dice ella, Alhambra Nievas, la mujer que arbitró la final femenina de rugby en los Juegos Olímpicos de Río, la primera mujer en arbitrar un partido oficial de selecciones  masculinas, la primera mujer en llegar a 100 caps – partidos internacionales- en Series Mundiales  como colegiada, la mejor árbitra del mundo en 2016.

Despedida del arbitraje en julio de 2018

Alhambra, hija de Rafael Nievas, de Quéntar y de María Gracia González, de Beas de Granada, está convencida de que los valores de este deporte contribuirán a transformar la sociedad.

Y es por eso que nos comprometemos a que el caso de Alhambra Nievas González no caiga en el olvido.

Serie ‘La Historia sirve’ :

Próximas entregas:

    • José Antonio González Alcantud, el padre de la Antropología en Granada
    • Alejandro Corral Sánchez. Titiritero

 

 

Carmen Gómez Letrán

Profesora de Geografía e Historia

IES Padre Suárez

Compartir:

Carmen Gómez Letrán

Profesora de Geografía e Historia del IES Padre Suárez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.