Antonio Alaminos: «Las preguntas permanentes del ser humano»

La humanidad siempre se ha preguntado, de una manera o de otra, “¿quiénes somos?, ¿de dónde venimos?, ¿a dónde vamos?”. Son las preguntas humanas de siempre, que ni el humanismo, ni las ciencias, ni la tecnología, son por ahora capaces de contestar. En cada época, los pensadores nos las vuelven a poner delante y suenan siempre igual. Hasta donde los filósofos han podido llegar, con diversos acentos, nos suelen proponer que seamos humanos, que nos encontremos con nosotros mismos. Y, en el fondo, esas respuestas, que en sí son buenas, siguen dejando vacíos que llenar. Porque son preguntas que inquietan en lo profundo a la humanidad y hay veces como si se quisieran esquivar las posibles soluciones.

En nuestra época es la superficialidad, el querer inutilizar el espíritu crítico, lleva a quedarse como sin fuerza de voluntad para afrontar esas preguntas. Parece que triunfa el nihilismo, el no querer escuchar a la conciencia, o a la dimensión espiritual de la humanidad.

Es como si toda una civilización estuviera fundamentada, no en lo que es, sino en lo que se posee. En el éxito y el prestigio social, que suelen dejar al final como un vacío existencial. La humanidad, como tal, suele mirar en todas las épocas, sobre todo en las de crisis, al interior de las personas para intentar llenar ese vacío. No sólo mira las ideologías, en apariencia dominantes, y que muchas veces, en el fondo, lo que vuelven a plantear son mayores retos. Que la humanidad busque la verdad, con humildad, aunque las mentiras o “medias verdades” sean muchas, es una de las mejores maneras de intentar dar respuestas a las preguntas permanentes del ser humano.

Un cordial saludo a los lectores y lectoras de IDEAL en Clase.

 

 

Ver artículos anteriores de

Antonio Alaminos López,

maestro retirado

 

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.