Juan José Gallego Tribaldos: «España, tierra de castillos»

Viejos castillos de España,
nacidos en la Edad Media,
velan mudos y nostálgicos
sus sueños de amor y guerra.

Viejos castillos roqueros,
reliquias de nuestra esencia,
embriagados por aromas
de juncia y de madreselva
y de lirios compungidos
en las tardes cenicientas.

Viejos castillos de España
de arrogancia quijotesca,
de batallas y torneos,
de Tizonas y Babiecas,
de perdones y destierros,
de heroísmos y de afrentas,
de dulzainas y clarines,
de timbales y trompetas,
de la ley de las espadas,
de cautivos y cadenas
en los versos luminosos
de los Cantares de Gesta.

Viejos castillos roqueros
de laúdes y vihuelas,
de obispos y barraganas,
de romances y leyendas,
de hijosdalgo y caballeros,
de horca, látigo y espuelas,
de donceles embaucados
por pícaras alcahuetas,
de rogativas y rezos,
de frailes y de abadesas,
de lujuriosas señoras
y virginales doncellas.

Viejos castillos de España
anclados en nuestra tierra,
hoy, ancianos venerables,
ayer, sedientos de guerras,
siempre, refugio de vientos
que por sus torres y almenas
truecan las picas en silbos
y en quietud las turbulencias.

 

Próxima domingo: Antequera

Leer más romances de

Juan José Gallego Tribaldos

Profesor jubilado y escritor,  autor de

Ortografía práctica del español, Ronda para niños’,

edición en español, inglés y japonés,

Federico en su centenarioLas acacias del Macabe,

Cervantes y Don QuijoteLa boca del infierno, En la noche de San Juan

Mencía de Mendoza. La nieta del cardenal

y La historia de España en verso.

Compartir:

12 comentarios en «Juan José Gallego Tribaldos: «España, tierra de castillos»»

  • el 14 enero, 2024 a las 8:50 am
    Enlace permanente

    Gracias, Benito. La silueta de los castillos en los caminos de de España es inolvidable.

    Respuesta
    • el 14 enero, 2024 a las 11:23 am
      Enlace permanente

      Castillos diseminados por nuestra geografía, recuerdos imborrables de la edad media. Bella descripción en romance de los mismos.

      Respuesta
      • el 14 enero, 2024 a las 5:55 pm
        Enlace permanente

        Es muy grato divisar un castillo cuando vas por carreteras desconocidas y los ves desafiando el paso del tiempo aupados en la colina de algún pueblo. Me encanta ese momento. Normalmente, si las circunstancias lo permite, me acerco a verlos.

        Respuesta
    • el 21 enero, 2024 a las 7:22 pm
      Enlace permanente

      Tan atinado como siempre… Los venerables castillos…

      Respuesta
      • el 21 enero, 2024 a las 7:30 pm
        Enlace permanente

        Los castillos en el paisaje de España son un rasgo distintivo. Un abrazo.

        Respuesta
  • el 14 enero, 2024 a las 1:19 pm
    Enlace permanente

    Una lección de historia con la belleza de una rima espléndida. Gracias, Maestro.

    Respuesta
    • el 14 enero, 2024 a las 5:57 pm
      Enlace permanente

      Gracias, amigo Juan. Me encantan los castillos, no sólo los que se conservan en buen estado sino también aquéllos vapuleados por el paso del tiempo. Un abrazo.

      Respuesta
  • el 14 enero, 2024 a las 3:24 pm
    Enlace permanente

    Cuánto nos tienen que contar nuestros castillos de España, no siempre bien restaurados y atendidos, como el de La Calahorra
    . Tu romance es un homenaje merecido a estos hitos históricos mudos pero locuaces.

    Respuesta
    • el 14 enero, 2024 a las 5:59 pm
      Enlace permanente

      Nosotros hemos disfrutado, por dentro y por fuera, de uno de los castillos más emblemáticos de la geografía española. Un abrazo.

      Respuesta
  • el 17 enero, 2024 a las 4:51 am
    Enlace permanente

    Tierra de castillos de la España mística y guerrera. Tiempos para olvidar que los románticos traen a la memoria.
    Gracias Juan José.

    Respuesta
    • el 17 enero, 2024 a las 10:11 am
      Enlace permanente

      Sí, los castillos son imágenes románticas. Amor, guerra y libertad, Sueños rotos. Pero ahí siguen desafiando el devenir de los tiempos. Los combates por defender la honra. «Por la libertad, Sancho, así como por la honra,,,». Un abrazo.

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.