Ruth San Pedro Loza. Cuando lo que está en juego es la reputación del guía turístico y de Granada

Ella es una de las “estudiantas” – los granaínos se anticiparon al lenguaje inclusivo- que llegaron atraídas por la reputación de la Universidad de Granada.

Escogió el grado de Historia del Arte porque es una de esas personas con especial sensibilidad, no solo hacia los aspectos técnicos – que también- sino a explicar la creación artística como producto de la sociedad que las genera.

Forma parte de la primera generación del Plan Bolonia. Ese plan de estudios que debía equiparar los estudios universitarios en toda la unión, europea. ¡Claro!.

Se modificaron los años de estudios. Se renovaron las metodologías. Se impulsó el estudio de idiomas. Gracias a esta nueva concepción universitaria toda una generación de “Erasmus” aprendieron, y siguen aprendiendo, otras culturas, otros lenguajes.

Ese primer grado de historia de arte “a lo boloñés” tuvo un profesor estrella. José Manuel Gómez-Moreno Calera. El fue el que más materias dirigió, aceptando el envite de lo novedoso. Lo hizo, según los que lo presenciaron, con gran entusiasmo y dedicación. Ruth aprendió de él. Se siente su heredera.

Y se reconoce deudora del profesor José Miguel Puerta Vílchez porque sigue acudiendo a él cuando se siente perdida, y se encuentra leyendo su obra “Leer la Alhambra”.

De eso estamos seguros, Ruth San Pedro Loza pone tanto entusiasmo y dedicación

Ruth San Pedro Loza decidió ser guía turística autónoma en Granada y crear su propia marca, Desgranada

¡Cuánta responsabilidad asumen los guías! Las personas que se dedican a explicar Granada se convierten en los intermediarios entre los foráneos que desconocen nuestra cultura y la ciudad. Son nuestra carta de presentación en el mundo.

No somos conscientes de los equilibrios que deben realizar estos profesionales.

Profesional del turismo conoce a grupo heterogéneo en “campo abierto”. La persona responsable debe evaluar, rápidamente, el nivel cultural, diferencias religiosas y culturales, apetencias y grado de absorción de información de cada uno de ellos. Ruth ¿cómo lográis salvar estas más que probables diferencias?… intentando convencer a la gente de que lo que tú puedes ofrecerles es lo que ellos quieren.

Esta generación está bien preparada para representarnos

Ruth es muy desenvuelta. Valiente. Independiente, que algo de eso tienen que tener las personas que escogen ser freelancer ¿Con qué otras cualidades debe contar un guía turístico? Hemos recurrido a la historia de esta profesión, ya centenaria. En el estudio realizado por Juan Antonio Vilar Sánchez, Nacimiento y desarrollo de la actividad turística en la Alhambra. Los guías de Granada y su agrupación. 111 Aniversario de los guías de Granada. 1870-1940, hemos encontrado la ficha de Dolores A.F. de Haam y Cuartero. En el carnet, pulcramente mecanografiado, aparecen los atributos que la definen. Competente, extensa cultura general, aspecto simpático, correcta e indumentaria decorosa. Este permiso fue concedido en 1948. Tomamos nota. Sospechamos que en 2024 ya no bastan con esas aptitudes.

Ruth es una equilibrista en una profesión que hoy se mueve entre lo tradicional, Washington Irving ya nos presentó en los Cuentos de la Alhambra, a Mª Antonia Sabonea, la Tia Coquina, y a Mateo Jiménez – cuyo principal mérito era ser Hijo de la Alhambra en 1832, y las nuevas tecnologías. Estamos inmersos en una época de cambios profundos. A los guías ya no les basta un discurso más o menos aprendido y repetitivo sobre el patrimonio de una ciudad. Cada cual juega sus cartas. Estamos en la era digital.

Por eso nos atrae la presencia de Ruth en esta galería de personajes.

Los guías son equilibristas entre lo tradicional y las nuevas tecnologías

La Alhambra es el monumento más visitado de España. La postpandemia nos dejó algunos tics. Una vez recuperada la movilidad, el turismo nacional vivió una “explosión” ¿controlada? Más de dos millones y medio de personas recorrieron sus estancias durante el año pasado. Aunque haya gente que prefiera deambular a su aire, perderse, imaginar, soñar la Alhambra en solitario, o visitantes que prefieran “alquilar” una de esas audioguías, cada vez es más frecuente encontrar grupos reducidos liderados por un guía.

Es frecuente encontrarnos de forma simultánea, con un grupo en la Fuente de Carlos V, otro, en la fuente de Plaza nueva. Este a los pies de Santa Ana.

Si un tanto por ciento, aunque sea reducido de esos que contratan servicios de acompañamiento, es usuario de alguna aplicación o plataforma, serán miles y miles el número de comentarios, valoraciones, me gusta…que se propagaran de forma inmediata a través de las redes, sobre lo que han sentido durante la visita. Si la crítica es negativa será lapidaria contra el guía, pero también hacia la Alhambra y hacia la ciudad de Granada.

Es lo que tiene el turismo de masas en la era digital. Es la época de los rankings. Es el triunfo de la democracia del evaluador anónimo.

Todo el buen trabajo realizado se puede venir abajo en un segundo.

Pero es que ya no vale con enseñar la Alhambra. Al igual que su predecesora Dolores A.F., Ruth es competente, tiene una extensa cultura general, su aspecto es simpático, es correcta y su indumentaria es decorosa. Además es joven, atrevida, curiosa, entusiasta y eso le ha llevado a la divulgación cultural. Es tiktokera e instagramer ¿Tienes muchos seguidores?… es que lo importante no solo es el número de seguidores sino que la tasa de egagement – enganche, respuesta de los seguidores– sea alta. Y el egagement de Desgranada es muy grande.

La captura de pantalla sirve de tarjeta de presentación

Ser instagramer cultural requiere un tremendo esfuerzo. Hay que investigar, grabar, editar y tiene que gustarte el resultado. Si no es satisfactorio, tienes que comenzar de nuevo… así se consigue el enganche con tus seguidores. Le proponen temas, le aplauden…

Y ella quiere esa conexión para potenciar un modelo didáctico de apreciación del patrimonio. Vamos a hacer que estén bien puntuados otras visitas – el valor de Granada es incalculable- ¿Que tal una visita al Carmen de los Mártires, deambular por el Realejo y descansar en el Lavadero de la reina? ¿Qué les parecería bautizar a Granada como la ciudad de los monasterios? ¿Exagerado? ¿Provocador? pues ahí tienen la ruta de los monasterios urbanos. San Jerónimo, San Juan de Dios, Cartuja – por cierto, recomendable a todos los granadinos y granadinas que todavía no la conocen.

Ruth San Pedro en el Generalife

No hace falta que sigas, Ruth.

Ya nos hacemos una idea.

Y te damos las gracias.

Os damos las gracias a todos y a todas aquellas que realizáis tan buen servicio a la ciudad de Granada, dar a conocer el patrimonio granadino.

Ruth San Pedro es guía turística y divulgadora cultural. Es hija de Prudencio San Pedro y Piedad Loza, que se establecieron en Vitoria. Y ella eligió ser guía en la ciudad de Granada. Su tag diferenciador, que habla mucho y divertido. Su reto, enseñar otras Granadas ¡Le queda tanto por proponernos!

Más artículos de

Carmen Gómez Letrán

Profesora de Geografía e Historia

IES Padre Suárez

Compartir:

Carmen Gómez Letrán

Profesora de Geografía e Historia del IES Padre Suárez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.