Virtudes Montoro López: «Mindfullness en clase, I: ¿cuáles son sus beneficios?»

El Mindfulness, una técnica basada en la respiración y en la focalización en el presente. Es una de las herramientas más eficaces para reducir la ansiedad, así como para activarnos a la hora de realizar las tareas de una manera más focalizada y con mayor concentración.

El Mindfulness, que nació hace ya más de 30 años en Estados Unidos, en forma del conocido programa de reducción de estrés (MBSR) de Jon Kabat-Zinn del Centro Médico de la Universidad de Massachusetts, está hoy presente en prácticamente todos los ámbitos de la sociedad incluyendo las escuelas.

García Campayo lo define como “meditación concentrativa”, una técnica simplificada basada en la meditación, desprovista de toda connotación religiosa, budista o hinduista fácil de aprender y de practicar, para vivir con más felicidad el presente. El Mindfulness, o atención plena, es un estado de conciencia, no reactivo y no prejuicioso, de aceptación y observación de la experiencia tal y como es en el momento presente y que ayuda a la persona a calmar la mente y serenarse.

Se presenta como una herramienta eficaz para conseguir un estado de concentración plena en las tareas académicas y de la vida diaria. Se define como un estado mental ideal para combatir distracciones y concentrarse en los objetivos.

“Está demostrado que, en el ámbito escolar, su práctica aumenta la creatividad, la empatía, la claridad en la toma de decisiones, una mayor perspectiva y permite disfrutar de aquello que se hace.”

Está demostrado que, en el ámbito escolar, su práctica aumenta la creatividad, la empatía, la claridad en la toma de decisiones, una mayor perspectiva y permite disfrutar de aquello que se hace. Con esta disciplina se desarrolla y entrena la capacidad de estar plenamente presente, para poder resolver los retos a los que nos enfrentamos en el ámbito escolar. Esto mejora la capacidad de análisis y comprensión para afrontar la dificultad y la rapidez que exige éste.

Los beneficios del Mindfulness en las aulas, son:

1. Conseguir más calma y estabilidad mental.
2. Reducir los niveles de estrés en el ámbito escolar
3. Aumenta la capacidad de concentrarse y permanecer enfocados.
4. Ser más capaces de mantener ese foco mental en momentos de estrés.
5. Más claridad en la toma de decisiones.
6. Más creatividad para encontrar soluciones a los conflictos.
7. Mejor manejo de las emociones.
8. Aumenta la capacidad de empatizar con los demás y por lo tanto mejora el clima escolar.
9. Saber escucharnos mejor y escuchar mejor a los demás.
10. Ser más feliz en la vida.

Por tanto, a nivel académico, podemos resumir los beneficios del Mindfulness en estos:

  • Aumenta la satisfacción de nuestro alumnado.
  • Minimiza el absentismo escolar.
  • Mejora la comunicación y el clima en el aula.
  • Aumenta el rendimiento escolar.

Como se puede ver los beneficios son muchos y repercuten tanto en la vida educativa como en la personal. Y la aplicación de un programa de Mindfulness no requiere de casi ninguna estructura especial por lo que puede practicarse e incorporarse a la vida diaria escolar fácilmente.
Mindfulness es una disciplina innovadora, rigurosa y efectiva para las la escuela del futuro.

Las próximas semanas detallaré cómo puede aplicarse la Conciencia Plena en el aula, tanto con el alumnado, como con el profesorado, ya que por sus beneficios y fácil aplicación, es una de las herramientas más innovadas para lograr alcanzar un estado de bienestar, reducir la ansiedad, desarrollar una mayor concentración y atención, y sobre todo desarrollar la compresión y empatía que tanto necesita la escuela.

 

Ver más artículos de

Virtudes Montoro López

Psicóloga especializada en Mindfulness y
Terapia de Aceptación y Compromiso

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *