Jaime Molina presenta en la Facultad de Derecho su libro de relatos, ‘Refutación del efecto Doppler’

Aunque nacido en Linares en 1969, Jaime Molina, autor del libro de relatos ‘Refutación del efecto Doppler’ (Ed. Nazarí) también se considera granadino pues reside en la capital desde hace más de tres décadas donde llegó para cursar la carrera de Informática. En la actualidad trabaja en los Servicios de Informática de la UGR y da rienda suelta a sus inquietudes literarias que arrancan hacia los 14 años probablemente debido a la pasión por los libros que le inculcó su padre. «El hecho de leer mucho es lo que me ha inducido a escribir, buscar mis propias historias e intentar crear mi propia obra», señala este autor que en esa época sentía preferencia por las novelas policíacas de Agatha Christie, o de misterio de Edgar Allan Poe, precedida de una fase en la que leyó muchos cómics de los que afirma haber aprendido mucho, especialmente de Astérix y Obélix, Mortadelo y Filemón, Tintín, que han formado parte de su infancia y juventud. Hoy, a las 19:00 horas, presenta su sexto libro que recoge diez relatos y una novela corta. Será en la Sala de Vistas de la Facultad de Derecho de Granada, donde le acompañarán el catedrático de la UGR, Óscar Cordón y Juan Peregrina, responsable editorial.

 

Los relatos de esta publicación tienen en común, además de la autoría, «el mundo de sus personajes que de una forma u otra tratan de buscar algo y luchar contra las cosas injustas que le rodean». Han sido escritos en un período amplio de tiempo pues entre el primero y el último puede haber transcurrido una década. Nos cuenta su autor que el origen del relato que da título al libro está en un curioso artículo periodístico sobre un sitio en el que se producían unos sonidos extraños lo que le dio la idea de imaginar ese lugar en el que pudiera pasar algo así. Le sigue, su relato preferido, ‘La línea del horizonte’ que considera «el más redondo» y que trata sobre la maldad. «Los niños se les asume que son niños buenos, pero en este caso hay un punto oscuro en las dos niñas protagonistas», indica. Uno de los grandes atractivos de sus relatos son los finales imprevisibles. En su opinión un buen relatista tine que ser «muy observador y buscar detalles donde nadie se fija y atender las historias que pasan por la calle, a lo que uno lee, ve y escucha». Eso se puede observar en sus textos inspirados todos en la época actual como es el caso de ‘Llamadas telefónicas’, único «relato anecdótico» basado en una historia que le contó un compañero de trabajo o ‘Los colonos’ muy influido por Cortázar e inspirado en lo que vio en el pueblo pequeño de su mujer donde con el boom inmobiliario se comenzaron a vender casas y las compraban siempre extranjeros que no se integraban pues hacían sus propios ghettos.

Jaime Molina, en la Facultad de Derecho de Granada donde presentará su libro de relatos ::A. ARENAS

También en ‘Convalecencia’ donde habla sobre el maltrato a una mujer por parte de su marido, o en ‘Objetos perdidos’ basado en su curiosidad cuando viaja pues en los hoteles le gustaba abrir los cajones. Parecido argumento tiene ‘Manuscrito en un cajón’ sobre una persona que dice haber encontrado un manuscrito perdido de Kafka. Igualmente en ‘Excavación’ otro relato fantástico de corte cortazariano, quizás el más imaginativo de todos e inspirado en la visita a la excavación de Los Millares. En el caso de ‘El genio’ tiene su origen en un documental sobre niños prodigios mientras que en ‘El hombre que se parecía a Borges’, está basado en un pasaje de la vida del escritor argentino donde se cuenta que estuvo a punto de suicidarse por un desplante amoroso.

Por último, la novela corta ‘El pianista acompañante’ se inspira en la experiencia de su hermana que durante muchos años ha trabajado en el Conservatorio como profesora de piano. Fue premiada en el Certamen Rei en Jaume de Narrativa en 2009. En todos sus relatos intenta atrapar al lector desde el primer párrafo. Jaime recuerda que uno de sus primeros relatos que escribió en su época juvenil y que conserva es la historia de un jugador de ajedrez. También que después escribiría un par de novelas que no llegaron a publicarse pero que le servirían como modo de aprendizaje. Nunca le ha dado por escribir poesía, aunque le gusta leerla, ni tampoco ensayo, aunque sí ha publicado en un blog reseñas de libros y crítica de cine. En la actualidad trabaja en una novela negra y un guión de cine sobre una de sus textos.

OÍR AUDIO DE LA ENTREVISTA:

Ir a descargar

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *