Paco Olvera: «Cuando es la escuela la que elige a las familias»

El artículo 27 de la Constitución fue el resultado de largos debates en los que se confrontaron una postura conservadora en defensa del concepto de libertad de enseñanza y otra progresista que defendía por encima de todo garantizar el derecho a la educación para todos y todas. La redacción final fue intencionadamente ambigua o ambivalente en algunos de sus apartados.

Artículo 27 Constitución Española :

1. Todos tienen el derecho a la educación. Se reconoce la libertad de enseñanza.

3. Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones.

6. Se reconoce a las personas físicas y jurídicas la libertad de creación de centros docentes, dentro del respeto a los principios constitucionales.

9. Los poderes públicos ayudarán a los centros docentes que reúnan los requisitos que la ley establezca.

Tal fue así que tanto la LOECE (1980) como la LODE (1985) recibieron recursos ante el Tribunal Constitucional exigiendo interpretaciones sobre los temas más polémicos.

La sentencia del T.C. de febrero de 1981 por ejemplo, validaría el derecho de los centros privados a disponer de un ideario dentro de los márgenes constitucionales. Mientras que la sentencia del T.C. de julio de 1985 avaló el artículo 47 de la LODE que reconocía el régimen de conciertos educativos en las condiciones que dictaminaran las leyes.

Las concreciones legislativas de este artículo se han sucedido desde entonces, sobre todo con aquellos temas con más contenido ideológico, tales como los conciertos educativos y la presencia de la religión en las aulas. Con cada ley orgánica se ha polarizado el debate en esas cuestiones haciendo imposible el consenso.

A la vista de ello sería pertinente la siguiente pregunta : ¿ Qué derecho debería prevaler, el de las familias a elegir centro y recibir formación religiosa y moral según sus creencias, o el derecho a una educación de calidad y en equidad para todos y todas ?

En diciembre de 1977 el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, decía “ … que el propósito del pluralismo educativo, debe realizarse sobre todo por medio de la enseñanza pública.

La misma sentencia del T.C. que hemos citado antes validando el régimen de conciertos dice, “ … no se desprende el deber (a recibirlos) a todo tipo de centros por el solo hecho que lo sean “, sino que dependerá de la distinta valoración que hagan los respectivos poderes públicos y de los recursos disponibles.

Lo que dice literalmente el artículo 27.9 es que los poderes públicos ayudarán a los centros que reunan los requisitos que las leyes establezcan. La redacción no concreta en como hacerlo, ni en cuanta sería esa ayuda o a quien se le asignaría. Es decir hay un amplio margen para desarrollar el modelo educativo de diferentes maneras. De hecho en la mayoría de los países de Europa el peso de educación pública es mayor que en España.

La ambivalencia de este artículo permitió en su momento, diferentes interpretaciones sobre los temas más polémicos. Con la LOECE el gobierno de la UCD pudo introducir los idearios para los centros privados y con la LODE los sectores más liberales del PSOE abrieron la puerta a los conciertos educativos. Unos conciertos que en aquel momento se vendieron como temporales y subsidiarios de la enseñanza pública y que como se ha ido comprobando son una de las mayores causas de la segregación educativa.

España uno de los países de la OCDE que más segrega.

Hablamos de segregación escolar cuando hay una distribución desigual del alumnado en los centros a causa de los desequilibrios socioeconómicos.

Según el informe PISA de 2015 dos de cada tres alumnos y alumnas de las rentas bajas y medias bajas iban a la educación pública. Este desequilibrio no ha hecho mas que aumentar.

En los últimos años la Comisión Europea y la ONU han urgido a España para que frene una segregación que afectaría a casi la mitad de los centros educativos. Esta segregación no es homogénea por comunidades autónomas. Madrid marcha a la cabeza con un índice del 0´41 mientras que la media del estado es del 0´29. Esa diferencia es confirmada por el índice de segregación de Gorard que le asigna a esa comunidad el 35´7 % triplicando de largo por ejemplo a Andalucía que tiene el 11 %.

El reciente estudio presentado por Save The Children y ESADE titulado, “ Diversidad y libertad : reducir la segregación escolar, respetando la libertad de elección de centro “ , sitúa a España como el tercer país que más segrega, estando solo detrás de Turquía y Lituania.

Dice el estudio que el alumnado de rentas altas, nivel socio-cultural elevado, o de origen nacional tienden a acudir de forma desproporcionada a centros concertados y privados. Estas diferencias están fuertemente determinadas por preferencias de las familias, la planificación de oferta escolar, pero también por barreras económicas en forma de cuotas o donaciones que la mayor parte de centros concertados cobran.

El aumento de la segregación escolar viene de años atrás, pero sería con la aprobación de la LOMCE ( 2013 ) que introdujo el concepto de demanda social de los centros educativos cuando se acelera. La recientemente aprobada LOMLOE (2020) ha derogado ese término e incorpora algunas medidas tendentes a reducir la segregación.

Segregación escolar por países en Primaria

La equidad

Podemos definir la equidad educativa como la capacidad del sistema para ofrecer igualdad de oportunidades, evitando que las características socioeconómicas, culturales, de género u origen condicionen el éxito educativo.

Según Save The Children, dos de cada diez centros que concentran alumnado vulnerable en Madrid son guetos, mientras que en la media estatal son cuatro de cada diez. En su mayoría son centros públicos, en concreto ocho de cada diez que reciben el 75% del alumnado de perfil socioeconómico más bajo.

Estos centros tienen carencias importantes de recursos escolares, sus actividades extraescolares son escasas, el profesorado recibe menos formación continua y los problemas de convivencia son más frecuentes.

El alumnado escolarizado en estos centros, dispone de menos recursos en el hogar para el estudio, sus padres tienen escasa formación académica, obtienen peores resultados académicos, disponen en general de menor apoyo emocional de sus familias, repiten cuatro veces más que el alumnado con más recursos y tienen pocas expectativas de cursar estudios universitarios.

El informe propone una serie de propuestas que sin ser nuevas, siguen siendo adecuadas y necesarias, pero que hasta ahora no han conseguido reducir la brecha de la segregación, sino que muy al contrario ha seguido aumentando. Las más relevantes son :

– Generalizar la escolarización del alumnado de 0-3 años en los niveles socioeconómicos bajos y migrantes.

– Reducir la concentración del alumnado desfavorecido en determinados centros.

– Asegurar la gratuidad de los materiales escolares, el comedor y el transporte en su caso mediante becas.

– Dotar de recursos extras y reducir las ratios.

– Desarrollar programas de apoyo y refuerzo en el horario extraescolar.

Distribución de los centros según rentas

La cuadratura del círculo

Considero que las propuestas del informe de Save The Children y Esade son insuficientes. Es bastante discutible aceptar que se puedan resolver los problemas estructurales de la segregación escolar, respetando la libre elección de centro, a pesar de que el informe solo le imputa a la enseñanza concertada entre un 20% y un 25% como causa de la segregación. Porcentaje que en cualquier caso me parece bastante alto.

La patronal de las Escuelas Católicas va mucho más lejos al denunciar que la enseñanza concertada está siendo discriminada por la recién aprobada LOMLOE. Consideran que la nueva ley no tiene en cuenta la educación integral que incluye la dimensión espiritual de la persona y manifiestan que es un ataque a la educación especial y a lo que ellos llaman educación diferenciada. Suponemos que esa educación diferenciada a la que refieren es la que segrega por sexos y que llevan a cabo algunos centros privados y concertados.

Soy de los que piensan que mientras exista la enseñanza concertada, no será posible una reducción drástica de la segregación. Hay ejemplos para aseverar esta idea. Finlandia es el país del mundo con menor índice de segregación escolar y su sistema educativo es únicamente público. Existen centros privados no concertados para quienes puedan pagarlos, pero el derecho a la educación de la inmensa mayoría de la población, está garantizado con una educación pública de calidad y equitativa.

España uno de los países europeos con menos escuela pública

Respetando el derecho a la existencia de centros privados que se recoge en el texto constitucional, soy partidario de la existencia de una sola red educativa pública. A los actuales centros concertados se les ofertaría durante un periodo transitorio la opción de integrarse en esa única red. El estado integraría a todo su profesorado como trabajadores públicos que no funcionarios. Si hubiera que realizar algún tipo de indemnizaciones se realizarían. Aquellos centros que no quisieran incluirse en la red, se les retirarían los conciertos y pasarían a ser centros privados.

Mientras tanto y como medidas correctoras estructurales se deberían ir construyendo más centros públicos con ofertas educativas de calidad, en vez de regalar terrenos públicos para la construcción de centros privados y concertados, de ofrecer desgravaciones fiscales por tener hijos e hijas en la concertada y privada o de reducir unidades públicas ante la bajada de la natalidad.

La educación pública tiene que tener una oferta suficiente y de calidad

Mi experiencia durante casi tres décadas como inspector de educación me ha mostrado de manera sutil, como son las escuelas concertadas las que eligen a las familias, ofreciendo un producto al que no todo el mundo puede acceder.

La ubicación privilegiada de la mayoría de estos centros en los núcleos urbanos son el resultado de donaciones de terrenos e instalaciones a lo largo del tiempo, junto a la ausencia de una voluntad política para realizar una oferta pública suficiente y de calidad, limitan la posibilidad de elegir centro en igualdad de oportunidades. Si existiera una oferta pública de calidad, distribuida de manera conveniente en todas las zonas educativas, no sería necesario utilizar transporte escolar para ir a un centro alejado. Salvo que hubiera otros motivos para tal elección.

Otros elementos que limitan la elección de centro son motivos socioeconómicos, como el gasto de transporte escolar, la existencia de uniformes, el cobro de cuotas aparentemente voluntarias para distintos talleres y actividades, la compra de material común, la mejora del menú de comedor, ofertas de actividades extraescolares …

Luego está el elemento clasista y confesional de quienes a pesar de que el centro les suponga un coste económico y les complique la conciliación familiar por estar alejado de su residencia, van a exigir e intentar elegir un centro concertado financiado con el dinero de todos y todas.

Sé que temas como este que nos ocupan son complejos. Sobre todo porque tienen que ver con las creencias, valores e ideologías. Considero que una sociedad será más equitativa y por tanto más justa, si existe una igualdad de oportunidades real. Si no es así la libertad de elegir es una quimera. ¿ Libertad de elegir, para quien ?. Son los centros los que realmente seleccionan a aquellas familias que tienen la posibilidad de elegir su oferta.

 

Ver más artículos de

Paco Olvera,

licenciado en Historia, ha sido maestro  e Inspector de Educación.
Escribe artículos, realiza vídeos y es autor de libros sobre temas de Educación,
entre los que destacaría “La Investigación del Medio en la Escuela”.

 

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.