Wilma Puentes Linares. Dancer granadina

Disciplina. Trabajo. Esfuerzo. Puntualidad. Disciplina. Soledad. Silencio. Sonido. Soledad. Investigación. Dolor. Compañerismo. Incertidumbre. Esfuerzo. Conocimiento. Trabajo. Disciplina. Competitividad. Silencio. Disciplina. Compañía. Investigación. Soledad .Sonido. Silencio. Ovación

 

Conocemos el currículo académico de Wilma Puentes Linares. Está formada en Danza clásica en el Conservatorio de Danza Reina Sofía de Granada y graduada en Danza Contemporánea en el Conservatorio Superior de Valencia. Queremos hacerle un retrato. Pero ¿cómo vamos a poder hacerlo? o está en pleno proceso de creación y toda su energía se focaliza en eso, en crear o, está bailando. Y entonces no para quieta. 

En el  primero de los casos. Cuando ella es la coreógrafa, el proceso es complejísimo. No solo tiene que hilvanar pasos y sacar rendimiento a las técnicas casi inherentes en esta disciplina – ¡comienzan tan pequeñas!- sino que forma parte de un imaginario complejísimo. Se vale de la danza contemporánea para interpretar el mundo.

Trabajo, disciplina, creación,…

¿No me creen? Oigan esto…

..en un momento de confusión… dentro de un orden codificado tratar de encontrar una receta, un mix que te permita sobrevivir. Pastitsio.2019 en el Conservatorio Superior de Valencia.

O… ¿cuál es la relación íntima entre el movimiento del cuerpo y su propia sonoridad? ¿Es posible crear un ambiente sonoro a través de la danza y la tecnología ¿Cómo hay que moverse para que el cuerpo danzante resuene?… Resonancia y textura. 2021. Proyecto fin de carrera.

Y nosotros dejados llevar por el espíritu del tribunal que examinó a Billy Elliot y siempre, siempre – lo prometemos- con el ingenuo interés por conocer su cosmogonía, le hacemos la gran pregunta ¿Qué sientes cuando bailas? Y ella, disciplinada, no se echa a reír, ni nada de eso, sino que contesta…

Siento que me sumerjo en otra dimensión, es como si se agudizara un sexto sentido que me permite sacar al cuerpo de sus propios límites tanto físicos como sensoriales. Bailando me siento libre y transgresora”

Transgrede la norma de la insoportable peso del ser.

Wilma Puentes Linares was born in Granada (Spain). Así reza en su currículum internacional.

Empezó con 5 años en la Academia 4×4 en el Realejo. Danza clásica.

Foto perteneciente al álbum familiar

Y aquí, permítenos Wilma, que hagamos extensiva y pública nuestra admiración, a todos y cada uno de los estudiantes del Conservatorio profesional de Danza. El de Granada fue creado en 1989 y se instaló, primero en el antiguo palacio del Marqués de Móndejar. Más tarde, tuvo, edificio propio en el Zaidín y desde allí, desde el conservatorio Profesional de Danza Reina Sofía, lanza al mundo a increíbles bailarines y bailarinas (si no han tenido la oportunidad de verlos en acción, por lo menos, consuele se   viendo imágenes en reposo en  la web http://www.granadacultural.info/01-info2.php?cia=956

Cuando conoces el trabajo y el esfuerzo de estas criaturas, que compaginan sus estudios artísticos con los académicos, es cuando cobran sentido, créanme, las palabras, aparentemente deslavazadas que preceden este retrato.

Disciplina…trabajo… ovación

Me han estremecido un montón de mujeres.- canta Silvio Rodríguez-

mujeres de fuego, mujeres de nieve.

Pero lo que más nos ha estremecido –añadimos- es vuestra capacidad de trabajo y de sacrificio

Wilma encontró en este espacio formativo a profesoras que, y aquí no hay metáfora que valga, le cambiaron la vida.  Anna Novas, fue su profesora de danza clásica a lo largo de todo el grado profesional en el Conservatorio de Granada. Desde el principio ella le transmitió tanto la técnica como su pasión y dedicación por la danza.

In 2010 she was admitted to the Rudra Bejart School of Lausanne

continúa su currículum.

Lacónico.

Lo que no cuentan es que para que fuera aceptada tuvo que realizar una audición junto a ciento cuarenta y nueve chicas más de todo el mundo. Solo catorce fueron admitidas ese año. Las aptitudes físicas y psicológicas, de altísima competencia.

Desde ese momento, desde el momento en el que abandonan el conservatorio de danza, jovencísimas y jovencísimos, se lanzan a un durísimo mercado laboral internacional.

Wilma obtuvo su primer contrato con 19 años en el Ballet Preljocaj, una de las mejores compañías de danza contemporánea. En ese momento supo que lo de ser bailarina pasaba de ser un sueño a convenirse en una realidad. Allí estuvo durante 3 años. Aprendiendo, aprendiendo, aprendiendo. Giraban por todo el mundo bailando. 

En 2015 entró en la compañía Balletto Teatro di Torino. Allí interpreta las coreografías de Itzi Galili, Ella Rothshild, Andrea Costanzo Martini, Renata Shepard, Jye Hwei Lin, Yin Yue.

Ya estaba preparada para volver a España.

Pero Wilma, si sabes que el mundo de la danza en España es precario, incierto e inestable. Si ya te han contado que la danza no está suficientemente valorada en nuestro país y que la mayoría de bailarines son más reconocidos en el extranjero. Que no importa en cuántos teatros alrededor del mundo hayas bailado, cuántas piezas hayas interpretado ni en cuántas compañías hayas estado.

A ¿hacer qué? -…a crear compañía llamada Colectivo Sin Par, junto con mi compañera y amiga de toda la vida Lara Misó, también granadina…

A formar compañía con Lara Misó, Colectivo Sin Par

y a compaginar proyectos como freelance ,Maduixa Teatre,Taiat Dansa, Palau de les Arts, MouDansa, Ring de Teatro, Fundación Ogna, Cie Ultramar.

Wilma siempre está creando o danzando. Y ahora es además profesora y emprendedora emergente dirigiendo su pequeña compañía Colectivo Sin Par junto a Lara Misó.

Siempre danzando

Qué ¿que es lo que va a hacer en un futuro?

Lo mismo. Crear y Danzar.

Debut -septiembre 23- con la Compañía Ultramar en Biarritz

Seguir de gira con Colectivo Sin Par con el espectáculo Efecto Siam dentro de la Red Acieloabierto, presentación de una pieza de Jacob Gomez en el Festival Bucles de Valencia (octubre 23), creación de una nueva pieza que se estrenará en la Sala Carme Teatre de Valencia (Junio 24)

Estreno como actriz con la compañía feminista Unaovarias en su pieza Tribu (octubre 23)

Formando parte del elenco de ballet de la Ópera María Stuarda en el Palau de les Arts (Dic.23)

Hemos visto el vídeo de Efecto Siam con alguna de las actuales alumnas del conservatorio. Les hemos pedido que nos ayuden a descifrar esta danza. Orgullosas de sus predecesoras, del trabajo que realizan como coreógrafas, nos cuentan que una de las técnicas que usan en la coreografía es el Contact.

Lara y Wilma están contando la historia de los hermanos siameses Chang y Eng Bunker. Una novela de Darín Strauss que alguien muy querido por Wilma encontró, por casualidad, en una librería de viejo.

Y ellas, llevadas por el espíritu de investigación, disciplina, trabajo, esfuerzo, sonido, silencio bailan una coreografía de movimientos delicados. Resulta difícil encontrar los límites de lo físico acompañadas por la música creada por Marco Colocci para esta extraña historia de los Bunker.

Ellas danzan para contar una historia, para sentirse libres.

Ovación

Wilma, hija de Antonio Puentes y Wilma Linares, nacida en Granada. Internacional, artista. Coreógrafa. Por favor, sigue creando y haciéndonos soñar.

Serie ‘La Historia sirve’ :

Próximas entregas:

    • Ángel Asenjo Fenoy. Imaginero, continuador y último discípulo de la Escuela Granadina
    • Gabriel Rubio Prats. Abogado granadino.

 

 

Carmen Gómez Letrán

Profesora de Geografía e Historia

IES Padre Suárez

Compartir:
Compartir:

Carmen Gómez Letrán

Profesora de Geografía e Historia del IES Padre Suárez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.